Miedos

Mi vecina la Isidra, castiza si las hay, quedó muy desconcertada cuando se discutió la atribución de «El coloso» a Goya. Ella considera a Don Francisco (así lo llama) como madrileño, aunque aragonés de nacimiento.

Más allá de este intríngulis de autonomías —como si no hubiera bastantes— lo que más me interesó de su goyismo es el recuerdo de un miedo infantil. El coloso le daba pesadillas, se le metía debajo de la cama esperando que se durmiera, le provocaba insomnios y lo veía, a contraluz lunar, en las limas de los tejados, dispuesto a secuestrar niños, despedazarlos y comérselos. Casi lo mismo que experimenta cada vez que ve su imagen.

Goya la puso confidencial y me contagió el talante. Le conté que yo tenía también mi miedo infantil privilegiado: la estatua de Colón en Barcelona, que conocí en mi infancia por una foto de la Enciclopedia Espasa.

Cada vez que voy a la Ciudad Condal la visito y me vuelvo a atemorizar ante ese gigante de bronce, descomunal respecto a la escala de los humanos. Lo imagino andando por la calle y aplastando a mis congéneres, hasta que me llega el momento de obedecer a su amenaza.

Como dice Nietzsche, el gusano echa alas y se vuelve mariposa, pero sigue siendo un gusano. Un animalito blanducho que se arrastra por la tierra y que sucumbe al más desatento pisotón. Nosotros crecemos y acumulamos experiencia pero a la hora de temer lo hacemos como niños. El coloso nos va a comer, Colón nos va a aplastar.

¿No estarás pensando en la crisis, lector/a? ¿Nos ha hecho volver ella, quizás, a los miedos de la infancia? ¿No has tenido, en estos tiempos, la fantasía de largarte a volar como una mariposa hasta que puedas aterrizar como un gusanito, al cobijo de una piedra oportuna, cuando haya pasado de largo?

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Este artículo fue publicado previamente en ABC y se reproduce en TheCult.es (Thesauro Cultural) con permiso del autor. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador admirado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint-Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015) y Alejo Carpentier y la música (2018).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. En 2018 fue galardonado con el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras a la Mejor Obra de Ensayo del trienio 2015-2017, por Con ritmo de tango. Un diccionario personal de la Argentina.

DECLINACION

Más en esta categoría: « Clint Barcelona »

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Periodismo "low cost"
    Escrito por
    Periodismo "low cost" Aprendí a leer leyendo el periódico. No porque fuera una inmigrante, como esa señora Smith de El cuarto poder, sino por la sencilla repetición de un rito: todos los días mi padre llegaba a casa…
  • Saber hacer
    Escrito por
    Saber hacer Hubo un tiempo, digamos a mitad del siglo pasado, en que los espectadores infantiles íbamos a los cines de barrio con un código estricto de géneros. Las películas eran de tiros, de época, de aventuras,…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Ciencia y no ciencia
    Ciencia y no ciencia Aunque palabras como “imperialismo” ya no estén de moda, no cabe duda de que la cultura estadounidense ha hecho múltiples imposiciones al resto de los países de América. Una de las más criticadas…

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • El tenor Alfred Piccaver
    Escrito por
    El tenor Alfred Piccaver Abundantes y, en ocasiones, brillantes, fueron los tenores que intentaron continuar la obra de Enrico Caruso. Sin duda, para toda una época Caruso fue sinónimo de tenor y no parecerse al Commendatore podía pensarse como…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Tiburones
    Escrito por
    Tiburones Los primeros tiburones aparecieron en el planeta hace 300 millones de años. Su gran capacidad de adaptación les ha permitido llegar sin problemas hasta nuestros días. Actualmente se les encuentra en todos los océanos y…

etimologia