"Las personas de la historia. Sobre la persuasión y el arte del liderazgo", de Margaret MacMillan

La historia, si se analiza desde cierto ángulo, está poblada de lecciones acerca de casi todo. A la manera de fábulas o mitos, esas lecciones se encarnan en determinadas figuras cuya biografía plantea modelos, metáforas, advertencias en el camino y detalles ejemplificantes.

A la hora de publicar sus obras académicas o divulgativas, la canadiense Margaret MacMillan, profesora de historia en la Universidad de Oxford y autoridad internacional en el estudio de la Primera Guerra Mundial, entiende que cualquier conflicto historico es multifactorial, y que a la hora de explicarlo, conviene mirar a los ojos de quienes lo protagonizaron, sobre todo si estos fueron líderes con una agenda determinante.

En Las personas de la historia, MacMillan elige una serie de rasgos ‒la capacidad persuasiva, el liderazgo, la arrogancia, la habilidad para brindar testimonio, la osadía y la curiosidad‒ y los identifica ‒por así decirlo‒ con una serie de figuras muy significativas.

Con ello viene a demostrar que esas virtudes y defectos, sobre todo si entendemos la historia en términos narrativos y filosóficos además de científicos, muestran con trasparencia un devenir que parte de lo individual para llegar a lo colectivo.

Como su gran especialidad son las relaciones internacionales, MacMillan sitúa bajo el microscopio a cada líder, definiendo su personalidad y analizando el impacto de ésta en el curso de los hechos. Ni que decir tiene que esa operación se inscribe en un viejo debate entre historiadores, y que divide dos bandos: quienes creen que son ciertas figuras las que propician los cambios ‒recordemos Los héroes, de Thomas Carlyle‒ y  quienes están convencidos de que las decisiones individuales son un simple movimiento, sólo uno más, en esa partida de ajedrez que juegan las fuerzas económicas, sociales y tecnológicas.

La lectura del libro resulta, pues, fascinante en muchos sentidos. Por un lado, a fuerza de hallarlo en ciertos personajes, vamos descubriendo una definición satisfactoria de lo que es el carisma, y a su vez, intuimos las claves que explican eso que llamamos liderazgo, o su contrafigura negativa, y que a veces parece más un rasgo de nacimiento que una habilidad aprendida por medio de la experiencia.

A la hora de trazar líneas de conexión entre las biografías y la historia ‒lo macro y lo micro, como diría un economista‒, Margaret MacMillan consigue convencernos de que la crónica de nuestros tiempos puede resumirse gracias al perfil de sus personalidades más notables.

El dramatis personae es acá de lo más variado, aunque incide en los intereses del lector anglosajón. Así, se pasean por esta obra figuras que van desde Hitler y Roosevelt hasta Bismarck, Victor Klemperer y Thatcher, pasando por Stalin, Nixon, Edith Durham y Samuel de Champlain.

Sinopsis

La gran historiadora canadiense Margaret MacMillan, autora del bestseller internacional 1914. De la paz a la guerra, nos presenta aquí su propia selección personal de las figuras del pasado, hombres y mujeres, algunos famosos y otros menos conocidos, que en su opinión destacan como «personas que hicieron historia».
MacMillan examina el concepto de liderazgo a través de Bismarck y su papel en la unificación de Alemania, Willam Lyon Mackenzie King en la defensa de la unidad canadiense, y Franklin D. Roosevelt en la política estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial, y señala los grandes errores o decisiones destructivas de dirigentes totalitarios Hitler, o democráticos como Nixon o Thatcher.
También hay espacio para soñadores y aventureros y personalidades únicas menos conocidas pero cruciales en su época. Este libro trata de la relación importante y compleja que establecen la biografía y la historia, los individuos y su tiempo.

Margaret MacMillan es la rectora del St. Antony’s College de la universidad británica de Oxford y catedrática de Historia Internacional en la misma institución, tras haber dirigido el Trinity College en la universidad de Toronto. En el año 2002 ganó el premio Samuel Johnson por su libro París 1919: seis meses que cambiaron el mundo (publicado en español en 2005), y es también la autora de Juegos peligrosos. Usos y abusos de la Historia (2010). Es miembro de la Real Sociedad de Literatura y Senior Fellow del Massey College de la Universidad de Toronto, miembro honorario del St Hilda de la universidad de Oxford, y se sienta en los consejos de administración del Mosaic Institut y del Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo y los consejos de redacción de la Historia Internacional y Primeros estudios sobre la guerra mundial. En 2006 fue investida como Oficial de la Orden de Canadá.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Turner. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2007, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (TheCult.es), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las artes.

logonegrolibros

  • El libro de los condenados
    Escrito por
    El libro de los condenados Cuando llegue el Día el Juicio Final, todos los seres humanos se presentaran ante el trono de Dios. Los muertos saldrán de sus tumbas y se unirán a los vivos para ser escrutados por los…
  • Andrés Bello y su Gramática
    Escrito por
    Andrés Bello y su Gramática En abril de 1847 y en Santiago de Chile apareció la primera edición de Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos de Andrés Bello. No faltan especialistas que la consideran, a…
  • ¿Qué es estar vivo?
    ¿Qué es estar vivo? Se supone que los vampiros, como el conde Drácula, no están vivos, pero no están muertos. Tampoco son como los zombis, “muertos vivos”. Los vampiros son “no-muertos”. Al menos eso es lo que…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Una biblioteca detenida en el tiempo
    Escrito por
    Una biblioteca detenida en el tiempo No me resulta difícil situarme en este lugar. Al escribir Fantasmagoría frecuenté algunos de los 182 libros de los siglos XVIII y XIX que pueblan sus anaqueles. Buena parte de los personajes, de los acontecimientos…

Cartelera

Cine clásico

  • A su manera, que es la mía
    Escrito por
    A su manera, que es la mía "La vida debe ser una locura. Si no, se reduciría todo a un puñado enorme de lunes." (Ted Griffin en Dicen por ahí, 2005) Acabo de terminar de leer A su manera, una biografía (no…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Elogio del monstruo gigante
    Escrito por
    Elogio del monstruo gigante Monster movie, monster film, creature feature o kaiju eiga... Es verdad que son muchas las etiquetas con las que nos referimos al cine de monstruos gigantes y de humanos minúsculos. Desde que en 1925 Willis…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "Oxygène" (1976), de Jean-Michel Jarre
    Escrito por
    "Oxygène" (1976), de Jean-Michel Jarre Fue el toque francés en el tiempo de los Correos Cósmicos [Die Kosmischen Kuriere: así se denominó a artistas como Schulze, Sergius Golowin, Wallenstein, Mythos, Popol Vuh y Walter Wegmüller]. Fue también el contacto entre…
  • Glinka ante el piano
    Escrito por
    Glinka ante el piano Se dice, y con ameritada razón, que Glinka abre el espacio del nacionalismo musical ruso. Bien, pero: ¿estamos, con él, ante el tópico del alma rusa? Me atrevo a decir que sí, en tanto por…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • La estirpe del gran tiburón blanco
    Escrito por
    La estirpe del gran tiburón blanco Después de décadas de controversia, fueron los investigadores de la Universidad de Florida quienes confirmaron que los tiburones blancos actuales (Carcharodon carcharias) evolucionaron del tiburón mako de dientes anchos (Isurus hastalis), ya extinto, y no…