El juego de la venganza

La historia tuvo lugar en Kuala Lumpur en 1911. Luego se convirtió en un relato, publicado en 1924, junto a otros que formaban el libro The Casuarina Tree. Más tarde, en una obra de teatro escrita en 1927. Por fin, en una película, de 1929. Y el fin de todo ello, de esta suerte de atracción mantenida en el tiempo, es esta película La carta, de 1940.

Así, Somerset Maugham, el dramaturgo; Howard Koch, el guionista; William Wyler, el director, y Bette Davis, la actriz, forman el cuarteto sobre el que se asienta esta extraña, apasionante, dura y compleja producción.

Nunca la fotografía ha sido un aliado tan fiel de las emociones. Nunca los movimientos de cámara han tenido mayor protagonismo. Nunca, las diferencias sociales, la lucha de clases, han tenido un espejo mejor en que mirarse. Nunca la pasión amorosa se ha escrito con tanta conmiseración y tanto odio. Nunca la rivalidad femenina ha tenido un ropaje tan caro y unos rostros tan herméticos. Nunca hemos entrado en una historia a través de una escena inicial tan llena de matices, líricos, poderosos, inmarchitables.

lacartamuerte

Era una noche de luna llena, una gran luna, la que alumbra por igual, en los territorios coloniales, la casa de los ricos administradores y las miserables literas bajo el suelo de los pobres trabajadores. En la entrada de una de estas mansiones está una mujer. Sale de la casa detrás de un hombre y lo observa mientras cae al pie de la escalera. Ella lleva una pistola en la mano y vacía el cargador sobre el cuerpo del hombre, que no puede, o no quiso, defenderse.

La luna se mueve sobre la plantación. El ruido de los disparos levanta el vuelo de los pájaros y el débil sueño de los esclavos que dormitan apenas en el suelo. La luz de la luna bosqueja sombras en los rostros y por eso no sabremos nunca qué siente esa mujer que dispara.

Leslie Crosbie (Bette Davis) estaba sola esa noche en casa, mientras su marido, Robert (Herbert Marshall) viajaba por negocios. El muerto es un hombre mujeriego y bebedor que ha intentado propasarse con Leslie. Es el señor Hammond y parece lógica la reacción de ella. Defenderse ante la agresión sexual. Nadie podría culparla por eso.

De esta forma se enhebra lo que pasa a ser un drama judicial en el que, además de ellos, están el abogado amigo de la familia (James Stephenson) y el detective encargado del caso (Bruce Lester).

lacarta5

A estos hombres Leslie los conducirá por la senda de sus propios intereses y todo se hubiera resuelto con la mayor comodidad si no existiera alguien que no está dispuesta a darle facilidades. La viuda del muerto (Gale Sondergaard), una nativa de rostro cerúleo y mirada ofensiva. Alguien que trata a Leslie como a una igual y que no va a arrodillarse ante ella. Ese matrimonio secreto le da la fuerza necesaria para luchar contra una mujer poderosa pero que encierra una enorme debilidad en su corazón. Esa debilidad ha sido a la vez motivo y desazón.

El enfrentamiento entre esas dos mujeres va a generar en todo momento un cruce de sentimientos y de inteligencias de muy difícil desenlace.

lacarta4

Las escenas finales de la película hablan de venganza. La venganza es el resultado de una carta inapropiada, de una carta que nunca debió haberse escrito y que puede significar la sentencia de muerte para alguien. Pero ese trozo de papel se usará para la humillación antes que para la justicia.

En las manos de una de las mujeres estará la vida de la otra, y en ocasiones como estas es peor sobrevivir cuando una siente que, al final, el corazón acabó roto al tiempo que el hombre muerto caía por las escaleras acribillado.

Hay elementos sobrados en la película para acongojar al espectador: el calor tórrido del trópico, la plantación basada en la desigualdad y la explotación, las diferencias sociales evidentes, las mentiras y ocultaciones. A nivel estético, las luces y las sombras, el juego de los ropajes, las expresiones faciales y corporales de los personajes, el cruce de miradas, tan definitivo. La fotografía, enhebrando un recital de belleza y opresión al mismo tiempo. La técnica al servicio del melodrama.

lacarta2

Sinopsis

En una plantación de Malasia cuyo dueño y administrador es Robert Crosbie, su esposa Leslie dispara hasta dejarlo muerto a un amigo de la casa, el señor Hammond. El abogado de la familia y su ayudante, un joven nativo, tendrán que demostrar que la coartada ofrecida por la mujer es cierta, aunque el hallazgo de una comprometedora carta pondrá en evidencia su versión y desatará un juego de venganzas y engaños.

Algunos detalles de interés

La primera versión cinematográfica de La carta fue dirigida en 1929 por Jean de Limur para la Paramount, protagonizada por Jeanne Eagles y O. P. Heggie. Existe una tercera adaptación al cine, titulada The Unfaithful y protagonizada por Ann Sheridan en 1947, además de una cuarta para la televisión, del año 1982, con Lee Remick en el papel principal.

Bette Davis trabajó para William Wyler en otras dos memorables películas, de las mejores de su filmografía, La loba y Jezabel.

El trasfondo histórico del argumento está en el dominio británico de Malasia, que originó ingente literatura, denominada “colonial” y que implica siempre una contradicción entre estratos sociales y laborales muy diferentes.

Técnicamente sobresale la inmensa fotografía de Tony Gaudio, en un impecable blanco y negro que arropa la acción, además del uso del travelling por el director, tanto en la primera escena (de izquierda a derecha, para mostrar a los trabajadores malayos y a continuación el crimen), como en la última (de derecha a izquierda, siguiendo el camino de Leslie desde su casa hasta la puerta de la calle).

Ficha técnica

Título original: The Letter

Año:1940

Duración: 91 min.

País: Estados Unidos

Dirección: William Wyler

Guión: Howard Koch (a partir de la obra teatral de W. Somerset Maughan)

Música: Max Steiner

Fotografía: Tony Gaudio

Reparto: Bette Davis, Herbert Marshall, James Stephenson, Frieda Inescort, Gale Sondergaard, Bruce Lester, Elizabeth Earl, Cecil Kellaway, Victor Sen Yung, Doris Lloyd, Willie Fung, Tetsu Komai

Productora: Warner Bros. Pictures.

Productor: Hal B. Wallis

Premios y nominaciones: 1940: 7 nominaciones al Oscar, incluyendo actriz (Bette Davis), actor sec. (Stephenson) 1940: Círculo de críticos de Nueva York: Nominada a Mejor Director

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 3, 4) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Pensar consiste en digitalizar
    Escrito por
    Pensar consiste en digitalizar Cuando convertimos una señal analógica en una señal digital, perdemos en el proceso los umbrales más bajos o más altos, o si se prefiere los redondeamos en ceros (0) y unos (1). El conversor digital convierte lo…
  • Thomas Mann, mago enfermo
    Escrito por
    Thomas Mann, mago enfermo Con 23 años, en 1898, terminó Thomas Mann (1875-1955) Los Buddenbrook. Decadencia de una familia, destinada a ser la última gran novela familiar de Europa. No porque no hubiera otras en barbecho, sino porque, con…
  • La charca del diablo
    Escrito por
    La charca del diablo Viví intrigada durante muchos años por una predilección que no comprendía: la de mi madre por La charca del diablo, novela breve de George Sand. La incomprensión se debía a varios factores, no…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Acariciar al fantasma
    Acariciar al fantasma El escritor de ciencia ficción Larry Niven creó un personaje llamado Gil Hamilton, un detective del siglo 21 que, tras perder un brazo, descubre que posee un “brazo fantasma” con el que puede mover cosas,…

Cartelera

Cine clásico

  • Plegaria por un asesino a sueldo
    Escrito por
    Plegaria por un asesino a sueldo Imagen superior: Lee Marvin en "Código del hampa" ("The Killers", 1964) Fue en 1927 cuando Scribner's Magazine publicó Los asesinos (The Killers), el legendario relato de Ernest Hemingway en el que dos criminales a sueldo entran…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Un retrato de Piotr Moss
    Escrito por
    Un retrato de Piotr Moss El polaco Piotr Moss (Bydgoszcz, 1949) se incorpora de pleno derecho a la fuerte presencia actual de Polonia en la música, a la vez que resuelve de manera muy personal la exigencia ecléctica que el…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC