La leyenda del justiciero y el psicópata: “Harry el sucio” (Don Siegel, 1971)

Harry Callahan es el rey de la ambigüedad. Por eso no resulta extraño que protagonice una película de buenos y malos. La línea divisoria entre ambos conceptos es resbaladiza en ocasiones, y por eso Don Siegel nos propone que no nos fijemos en los métodos sino en los fines.

Así, Scorpio es el malvado francotirador al que hay que hacer frente y Harry Callahan el héroe, en algunos momentos el antihéroe y, para la posteridad, siempre, Harry el Sucio.

Todos los engranajes de la película funcionan a la perfección y el resultado no es solamente un film de género policíaco, con un agente duro que a veces se salta la ley para lograr un objetivo mejor, sino, sobre todo, el nacimiento de un icono del cine que no se llama, en realidad, Harry, sino Clint. Clint Eastwood.

Su carrera hasta 1971 había sido heterogénea. Adquirió notoriedad con la llamada Trilogía del dólar (Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo) que configuró para siempre el spaguetti western, otro género anunciado y confirmado por él, con la dirección imprescindible de Sergio Leone y la música de Morricone. Dejó luego el desierto de Tabernas ‒donde se filmaron esas tres películas‒ y regresó a Estados Unidos, donde participó en aventuras bélicas ‒El desafío de las águilas (1968), Los violentos de Kelly (1970)‒, en un musical ‒La leyenda de la ciudad sin nombre (1969)‒ y en un thriller que él mismo dirigió, Escalofrío en la noche (1971).

Antes de encarnar a Harry Callahan, ya había consolidado una exitosa relación con Siegel a través de films tan diversos como La jungla humana (1968), Dos mulas y una mujer (1970) y El seductor (1971).

Dirty harryfrase

Imagen superior: "Sé lo que estás pensando, cerdo ‒dice Harry‒. Si disparé seis balas o solo cinco. Te aseguro que yo también he perdido la cuenta. Pero siendo éste un Magnun 44, el mejor revólver del mundo, capaz de volarte los sesos, ¿no crees que debieras pensar que eres afortunado? Contesta, hijo de perra”.

Harry el sucio inaugura lo que hoy llamaríamos una saga: Harry el sucio (1971), Harry el fuerte (1973), Harry el ejecutor (1976), Impacto súbito (1983) y La lista negra (1988).

La cuarta de ellas, Impacto súbito, fue dirigida por Eastwood, dando buena cuenta de su polifacetismo, que tantos triunfos le reportaría en el futuro. Incluso ya había puesto en marcha su propia productora, Malpaso.

dirtyharry2

Además, con Harry el sucio se inaugura un modelo, una forma de interpretar al policía desengañado, harto de luchar contra los gigantes de la corrupción, la burocracia o el desinterés. Un hombre duro con un brazo de cristal y un corazón dispuesto a partirse en mil pedazos. Una mirada oblicua, una sonrisa oscura, un temperamento corrosivo, escéptico, fuera de control.

El final de la saga llegó con los años. Eastwood se negó a pasearse por las pantallas haciendo piruetas y con una edad ya respetable. Pero el modelo se siguió en muchas películas posteriores, que encontraron en esta forma de impartir justicia o de poner en práctica los designios de la ley una especie de filón por explotar.

Resulta ahora inseparable el actor del personaje, porque esa misma forma de pasearse por los decorados y de manejarse con la violencia la habíamos visto en sus anteriores películas, aunque fueran de otro género. Y, en cierto modo, la marca Eastwood le sigue acompañando en sus interpretaciones, incluso en las más sentimentales, como Los puentes de Madison. Un hombre casi derrotado que saca de su escepticismo y su falta de esperanza el mayor empuje para cumplir con lo que considera que es su deber.

dirtyharry3

Sinopsis

Clint Eastwood es Harry Callahan, un policía con fama de duro a quien sus compañeros apodan El Sucio, precisamente porque no rehúsa tareas que otros consideran demasiado desagradables incluso para el curtido pellejo de los patrulleros de las calles. Harry, el inspector Callahan, debe enfrentarse aquí a un sofisticado asesino, un francotirador que se autodenomina Scorpio, y que, tras asesinar a una mujer desde una azotea asegura que seguirá matando gente hasta que la ciudad, San Francisco, no le pague 100.000 dólares. Ambos personajes, representantes del bien y el mal, no dudarán en emplear los métodos más impactantes para conseguir vencer en esta lucha singular.

Algunos detalles de interés

Don Siegel (1912-1991), director de Harry el sucio, fue montador, director y productor de cine. Estuvo casado con la actriz sueca Viveca Lindfords. Colaboró con Eastwood en algunas películas y su estilo seco, cortante, a la hora de rodar las escenas de violencia le dan a sus obras una estética inconfundible. Siegel era uno de esos profesionales que había desarrollado parte de su carrera en el ámbito del cine negro ‒suyas son Código del hampa (1964) o Brigada homicida (1968)‒ y ese aprendizaje se nota en esta película.

dirtyharrysiegel

La música de Harry el sucio, extraordinaria, de corte jazzístico, emblema del film, es del gran Lalo Schifrin (1932), pianista, compositor, arreglista y director de orquesta argentino. Schifrin es conocido por haber compuesto múltiples bandas sonoras de películas y series de televisión, especialmente el tema principal de Misión imposible. A lo largo de su carrera, recibió cuatro Premios Grammy, un Premio Emmy, un Premio Cable ACE y seis nominaciones del Premio de la Academia. Posee una estrella en el Paseo de la fama de Hollywood.

El guionista Harry Julian Fink, un veterano de la televisión, escritor de series como El pistolero de San Francisco (1957–1963) y T.H.E. Cat (1966–1967), había dado el salto al cine en 1965, con Mayor Dundee. También firmaba el guión de Harry el sucio Rita M. Fink. Ambos habían colaborado en proyectos como La soga de la horca (1973), con John Wayne, y El gran Jack (1971), otro western crepuscular de Wayne que fue el testamento cinematográfico de su director, George Sherman.

Aunque los Fink fueron los artífices de Harry el Sucio, el guión definitivo contó con aportes de John Milius, responsable de matices muy evidentes en el protagonista. Otro cineasta involucrado fue Terrence Malick, autor de uno de los cuatro borradores que Eastwood ofreció a Siegel antes de comenzar el rodaje.

dirtyharry6

Los productores querían que el film fuera protagonizado por un actor popular. Tantearon en primer lugar a Frank Sinatra y a John Wayne, y posteriormente, a Burt Lancaster, a George C. Scott, a Steve McQueen y a Robert Mitchum. Los rechazos fueron sucesivos. Sinatra sufría problemas de muñeca desde su accidente en El mensajero del miedo (1962), y pasaba por una época infeliz, así que descartó el proyecto por razones físicas (no podía empuñar aquella icónica pistola Smith & Wesson modelo 29, con munición Magnum 44) y también por su deseo de rodar material más ligero.

Tiempo después, Wayne dejó claro su desinterés en una entrevista que le hizo Michael Munn: "No me gusta que me ofrezcan los papeles que desecha Sinatra. Es una cuestión de orgullo. La segunda razón es que pensé que Harry era un policía que delinquía". En otras palabras: le pareció que aquel papel era demasiado similar a los sheriffs que ya había encarnado en la pantalla, dispuestos a saltarse la ley para alcanzar su objetivo. Lo curioso es que el Duque no tuvo inconveniente en rodar McQ (1974), una evidente derivación de la película de Siegel.

Las declaraciones de Wayne esconden otra realidad que afloró posteriormente, y es que los productores decicieron que ya no tenía la edad idónea para dar vida a Harry. El propio Siegel, que dirigió la despedida del actor (El último pistolero, 1976), se lo comentó a Munn: "Wayne no hubiera podido interpretar a Harry. Era demasiado viejo. Y hubiera sido criticado por muchas de las cosas que hizo Clint, porque Clint no se sentía molesto por cuestiones de imagen que a Wayne sí le importaban. También estaba demasiado viejo para interpretar a McQ, que era una copia pobre de Harry el sucio".

Otro de los candidatos que se barajaron para encarnar a Harry Callahan fue Paul Newman, quien descartó el proyecto por razones políticas, no sin antes recomendar para el papel a Eastwood. Una conocida serie de fotografías, realizada en 1972 por Terry O'Neill, muestra la buena relación que existía entre ambos.

Aunque años más tarde matizaron sus opiniones, críticos tan conocidos como Pauline Kael y Roger Ebert rechazaron de forma durísima la producción de Siegel, y acusaron de fascista al personaje. En 1971 lo consideraban una apología del "vigilante", una figura popular de justiciero que había resurgido por aquellas fechas, sobre todo en ciudades como Nueva York, donde la criminalidad era abrumadora y las bandas callejeras dominaban barrios como el Bronx.

Aunque la película obtuvo críticas de quienes consideraban que tomarse la justicia por su mano no era políticamente correcto, fue un gran éxito de público y catapultó definitivamente a la fama a Eastwood.

dirtyharrymalo

Merece atención especial el villano interpretado por Andrew Robinson, hijo de un soldado que había muerto en la Segunda Guerra Mundial cuando el actor tenía tres años de edad. Las secuelas de esa pérdida le llevaron a convertirse en un delincuente juvenil: una deriva que fue abandonando gracias a su interés por los estudios académicos. Culto y políglota, acabó siendo profesor de dramaturgia en la Universidad de California del Sur. Robinson, que ya era prestigioso en el teatro, fue una de las grandes bazas de la película. Scorpio es un criminal porque así es su naturaleza y como tal se comporta. Su interpretación es de las que hacen época, y en pocas ocasiones se ha visto en el cine un asesino tan real como repulsivo.

Scorpio está basado en el llamado Asesino del Zodiaco, un serial killer real, que aterrorizó San Francisco sin que nunca fuera capturado.

Estaba previsto que el papel lo interpretara Audie Murphy, pero este actor, que además fue el soldado americano más condecorado de la II Guerra Mundial, falleció junto a otras cinco personas en un accidente aéreo en las montañas de Virginia. La investigación posterior culpó de esta tragedia al piloto Herman Butler, que se empeñó en volar pese a las pésimas condiciones meteorológicas. Los herederos de Murphy ganaron el juicio que emprendieron contra la compañía aérea.

Acerca de Clint Eastwood

Pocas carreras más completas, llenas de matices, talentosas y eficaces como la de este actor que nació en 1930 y que continúa plenamente en activo. Director, actor, músico, productor, todas las facetas de la cinematografía las ha probado y en todas ha dejado su impronta. Multitud de títulos notables dan fe de su trayectoria y, probablemente, es el artista actual de mayor categoría y mayor talento. Su físico lo podía haber convertido en un sex-symbol pero su fuerza y su personalidad lograron sacarlo de ese posible encasillamiento para hacerlo caminar por senderos muy diversos. Su vida podría ser convertida en argumento. De padres acomodados, nunca logró aprobar los estudios y ejerció muchos humildes oficios, fue soldado y, una vez dentro de la industria cinematográfica, tocó todos sus resortes y todos los dominó.

Ficha técnica

Título original: Dirty Harry

Año: 1971

Duración: 102 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Don Siegel

Guión: Harry Julian Fink, R.M. Fink, Dean Reisner

Música: Lalo Schifrin

Fotografía: Bruce Surtees

Reparto: Clint Eastwood, Harry Guardino, Reni Santoni, John Vernon, Andrew Robinson, John Larch, Mae Mercer, John Mitchum, Woodrow Parfrey, Josef Sommer

Productoras: Malpaso Company / Warner Bros. Pictures

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 34) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Homero en casa de Simónides
    Escrito por
    Homero en casa de Simónides En los tres primeros artículos de esta serie (La cicatriz de Ulises y el flashback homérico, La narración en primer plano continuo de Homero y Homero en televisión y el mecanismo acausal) he analizado la manera…
  • España, 1914
    Escrito por
    España, 1914 Fue famoso el tópico de que España eludió ambas guerras mundiales. En parte, se lo derogó al considerar que la guerra civil fue una suerte de primer episodio de la segunda. Pero queda en el…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El club literario de los simios
    Escrito por
    El club literario de los simios 31 de enero de 1961. A bordo de la cápsula aeroespacial Mercury, el chimpancé Ham repite paso a paso los ejercicios para los cuales ha sido entrenado durante meses. A duras penas resiste el mareante…
  • El caleidoscopio de Alan Aldridge
    Escrito por
    El caleidoscopio de Alan Aldridge "Su Alteza Real de las Imágenes de Sus Majestades Los Beatles". Así definió John Lennon en 1968 al artista Alan Aldridge, una de las personalidades más influyentes del siglo XX en el campo del diseño…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El piano de Franz Xavier Dusek
    Escrito por
    El piano de Franz Xavier Dusek Certidumbre, austeridad y transparencia parecen consejos de un gobierno a la banca en tiempos de crisis. Y, sin embargo, son atributos del arte clásico, frente a los excesos bajamente románticos de la desmesura, el caos…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC