Crítica: "Mazinger Z: Infinity" (Junji Shimizu, 2018)

Antes de que ningún occidental supiese lo que significa otaku, los chavales españoles de la década de los 70 se volvieron locos con la serie animada Mazinger Z. Es más, en España todavía mucha gente se refiere a los mecha (robots gigantes tripulados) como Mazingers. Se cumplen 40 años desde que el personaje se asomara por primera vez a los televisores patrios, y para celebrarlo llega a los cines la película Mazinger Z: Infinity, a su vez producida para conmemorar los 45 años de existencia de la franquicia en Japón.

Hay que aclarar que no nos encontramos ante un remake o un reinicio, sino que Mazinger Z: Infinity es una secuela de la serie destinada a los fans. Todo aquel que no haya visto las series previas o no las recuerde bien tendrá dificultades para entender qué demonios está pasando, a lo que hay que sumar una historia repleta de conceptos de ciencia-ficción más o menos sofisticados.

Mazinger Z Infinity2

La historia se sitúa en un futuro aparentemente utópico y pacífico donde la fuente de energía fotónica ha acabado con los problemas medioambientales. Hace diez años de una batalla épica en la que Mazinger y sus amigos derrotaron finalmente a las fuerzas del mal, y Koji Kabuto ya no pilota al mecha, sino que desarrolla un importante cargo científico.

Todo parece ir bien, aunque su relación con Sayaka Yumi peligra por el miedo de Koji al compromiso. Estando así las cosas, el inesperado hallazgo dentro de la ladera del monte Fuji de un Mazinger de tamaño colosal será el inicio de un inminente Apocalipsis cuántico, relacionado con la resurrección del Doctor Infierno, el Barón Ashura, el Conde Brocken y todas sus hordas de bestias mecánicas.

mazinger3

Mazinger Z: Infinity mantiene un equilibro entre la tradición de la saga y el anime actual, tanto en forma como en fondo. A las espectaculares y algo mareantes secuencias de acción (que combinan animación tradicional con 3D) se suman momentos ciberpunk, melodrama y humor disparatado de mano del vehemente Boss (ahora dueño de un establecimiento de ramen) y las Mazin-Girls.

La película no es un prodigio técnico y puede resultar algo caótica en ocasiones, pero es un simpático homenaje que apenas incide la nostalgia o la melancolía. Un respetable entretenimiento de aspecto más videográfico que cinematográfico, imprescindible para fans, aunque sea por el uso generoso del tema musical de Mazinger Z, uno de los más potentes jamás escritos para un personaje televisivo.

Sinopsis

La humanidad se encuentra una vez más en peligro de caer en las garras del Imperio Subterráneo, que en el pasado fue liderado por el científico malvado Dr. Infierno. Entonces, Koji Kabuto pilotó al súper robot Mazinger Z y, con la ayuda de sus amigos del Instituto de Investigaciones Fotónicas, frustró las malvadas ambiciones del Dr. Infierno y devolvió la paz al mundo.

Han transcurrido 10 años desde entonces... Ahora que ya no es piloto, Koji Kabuto ha seguido el camino de su padre y su abuelo iniciando su carrera como científico. Y ahora encuentra una gigantesca estructura enterrada en las profundidades del Monte Fuji, junto con una misteriosa indicación de la vida... Nuevos encuentros, nuevas amenazas y un nuevo destino aguardan a la humanidad. El antiguo héroe Koji Kabuto debe tomar una decisión sobre el futuro: ser un dios o un demonio...

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Toei Animation. Cortesía de Selecta Visión. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

logonegrolibros

  • El destino y el camino
    Escrito por
    El destino y el camino En la recomendación de que lo que importa es el camino y no el destino, que tan bien se expresa en el mitema del viaje a Ítaca, Goethe ofrece una variación que creo que es muy interesante: “No bastará…
  • Barthesiana
    Escrito por
    Barthesiana Hace algo más de cien años nació Roland Barthes, ese Gran Cocinero de la sopa de letras que a muchos nos sigue nutriendo. Le quiero rendir un fugacísimo homenaje como lector y como oyente que…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La ciencia racionalizadora
    La ciencia racionalizadora Racional es aquello que está conforme a la razón, según el diccionario. En este sentido, puede decirse que la ciencia es racional: usa la razón para obtener conocimiento confiable, o lo más confiable que sea…
  • Royals or servants?
    Royals or servants? Situada en el corazón de York, Fairfax House es una de las mejores casas georgianas inglesas del siglo XVIII, una cápsula del tiempo que revela los gustos, las modas, las costumbres y los hábitos de…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • A soplar se ha dicho
    Escrito por
    A soplar se ha dicho Antonio Rosetti se llamaba, en verdad, Anton Rössler. No sabemos bien cuándo nació en Bohemia, aunque se supone que fue por 1750. Tampoco, por qué se hacía pasar por italiano. Le tocó morir en 1792.…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC