Crítica: "El cuaderno de Sara" (Norberto López Amado, 2018)

Aunque el periodo colonial ya quedó atrás, los europeos seguimos mirando a África con la misma fascinación, temor y codicia que en tiempos decimonónicos, aunque a eso ahora hay que sumarle cierto sentimiento de culpa.

Cuando la civilización occidental llegó al continente negro, mostró allí su peor cara, de modo que sus habitantes ‒identificados como “salvajes”‒ no aprendieron nada especialmente valioso: algo que hiciera evolucionar unas culturas que no habían cambiado en miles de años. Si el clásico explorador blanco temía a caníbales semidesnudos de misteriosas costumbres, ahora se espanta ante esas bandas criminales ‒paramilitares‒ cuyos integrantes visten uniformes occidentales y van armados con machetes y AK-47.

En El cuaderno de Sara se nos explica que la violencia más espantosa no sólo se produce por causa de los diamantes o el oro, sino por el coltán, un preciado material usado en la fabricación de los endemoniados smartphones y que forma parte de los denominados “minerales de sangre”.

elcuaderno2

Esta película de Norberto López Amado se plantea, entre otras cosas, como denuncia de los horrores de aquellas tierras, esos que no parecen interesar tanto ‒ni a los medios ni al público‒ como los problemas de otros lugares, como pueden ser la Franja de Gaza o Venezuela.

La acomodada protagonista, Laura (Belén Rueda), se embarca en la peligrosa y “conradiana” búsqueda de su hermana Sara (Marian Álvarez), desaparecida en las evocadoras espesuras de Virunga, donde no todo son volcanes y gorilas, sino que también hay lugar para los niños soldado y la explotación del coltán. Una imagen de Sara en compañía de unos señores de la guerra, captada por unos reporteros, es suficiente para que Laura inicie la búsqueda, con lo que tenemos una película de aventuras clásica con enfoque realista, a lo que hay que sumar una subtrama familiar más dramática e intimista.

Las localizaciones reales son lo más espectacular de la película, que tarda demasiado tiempo en alcanzar un buen pulso narrativo a causa de un aspecto demasiado televisivo y, sorprendentemente, por un guión con sobredosis de exposiciones habladas y poco naturales, más literarias que cinematográficas. Decimos “sorprendentemente” porque quien escribe El cuaderno de Sara es Jorge Guerricaechevarría, uno de los mejores (si no el mejor) guionista del cine español actual.

Hay que esperar a que Laura esté metida de lleno en “el corazón de las tinieblas” para que el relato adquiera intensidad y emoción. Algún momento impactante es capaz de sobrecoger al espectador, si bien la película se hace mucho más digerible que otras producciones sobre la problemática africana, como puede ser la traumática Beasts of No Nation (Cary Joji Fukunaga, 2015).

Sinopsis

Desde hace años Laura busca a su hermana Sara, desaparecida en medio de la selva del Congo. Ni la ONG para la que trabaja, ni la embajada tienen noticias de su paradero hasta que aparece una foto de Sara en un poblado minero del este del Congo. Laura decide viajar a Kampala para desde allí iniciar un peligroso viaje al corazón del África, un territorio dominado los señores de la guerra. Una aventura que la llevará hasta la más sucia, violenta y oculta trastienda de los poderes occidentales.

El cuaderno de Sara ha supuesto un viaje emocional para todos los involucrados en este proyecto. Y no solo porque los personajes de nuestra historia nos trasladen hacia el corazón de una África tan dura y tan violenta como bella a la vez, sino porque esta travesía nos permite tomar consciencia de una realidad que a menudo ignoramos interesadamente desde el primer mundo. Eso es precisamente lo que le ocurre a Laura, el personaje que interpreta Belén Rueda. Lo que en principio comienza como una búsqueda desesperada de su hermana Sara (Marian Álvarez), poco a poco se transforma en un viaje interior en busca de su propia existencia. Por el camino encontrará todo tipo de aventuras y de dificultades y descubrirá las dos caras de un continente tan hermoso como brutal.

elcuadernode3

Nota de Ikiru Films, Edmon Roch, Javier Ugarte

El cine es un viaje que empieza cuando se apagan las luces. En el caso de El cuaderno de Sara supone también un viaje a una de las zonas más hermosas, pobres y peligrosas del mundo, la zona de Virunga de la RD Congo, donde Todavía hoy se cometen auténticas atrocidades bajo la indiferencia del mundo occidental. Pero también allí se viven historias extraordinarias: hay grupos de cooperantes que entregan su vida en busca de una mayor justicia, para construir puentes en un mundo que debería estar cada vez mejor conectado.

El cuaderno de Sara es un viaje al corazón del África profunda, de una mujer en busca de su hermana que la llevará a vivir emociones que jamás habría imaginado descubrir. Para hacer esta película, el reto era contarla desde la verdad, no reproducir las situaciones sino encontrarlas allí donde verdaderamente ocurrente, y por esto no podíamos privar al espectador de esta proximidad y realidad. Por ello, desde los primeros viajes de documentación con Jorge Guerricaechevarría, África se convirtió en un protagonista central de nuestra aventura.

Después de recorrer la RD Congo, Ruanda, Tanzania y de explorar Guinea, Senegal y todo el corazón del África Central, decidimos rodar la película en la República de Uganda, donde no existe una verdadera tradición cinematográrica a pesar de que John Huston hubiera filmado allí gran parte de La Reina de África. Fue un desafío que, al final, nos colma de satisfacciones y hallazgos.

Con un equipo español capitaneado por Belén Rueda y Norberto López-Amado, tuvimos el auténtico lujo de poder realizar este viaje en el que una mujer fuerte nos ofrece un poco de luz sobre quiénes somos, y en qué mundo vivimos. Y así, cuando el espectador se sumerja en esta aventura que va directa al corazón, esperamos que pueda vivir, literalmente, un viaje tan inolvidable como el que tuvimos la suerte de hacer al realizar esta película.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Mediaset España, Telecinco Cinema, Ikiru Films, The Walt Disney Company Spain. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

Es coautor del libro 2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario (Notorius Ediciones, 2018).

logomamut

logonegrolibros

  • La fiabilidad de los historiadores antiguos
    Escrito por
    La fiabilidad de los historiadores antiguos Se suele decir que la originalidad de Tucídides como historiador reside en que es un autor ‘serio’, ‘riguroso’ o ‘científico’, pero habría que deshacer este malentendido. Dice Strassburger: “La aportación de Tucídides a la historiografía…
  • Los lectores de Proust
    Escrito por
    Los lectores de Proust Toda lectura es, al menos como proyecto, infinita. En el caso de Proust, si se permite la licencia, aún más infinita. La producción crítica generada por Proust es incesante y cada año aporta sus títulos.…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El Lyceum Club Femenino (1926-1936)
    Escrito por
    El Lyceum Club Femenino (1926-1936) "Este caso ‒escriben José Antonio Marina y María Teresa Rodríguez de Castro en La conspiración de las lectoras‒ comenzó con un comentario que me hizo Carmen Martín Gaite una tarde que conversábamos en mi jardín.…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El verismo agresivo de Giordano
    Escrito por
    El verismo agresivo de Giordano Como no hay tenor que deje pasar por alto (si sus medios se lo permiten y, a veces, sin esta posibilidad) el cantar Andrea Chénier, ni ninguna soprano-actriz, auténtica o pretendida, pierde por su parte…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC