Tras las péndolas que Ulloa trajo de Londres

Tras las péndolas que Ulloa trajo de Londres Imagen superior: Cuadro del Conde de Floridablanca (Goya) y reloj de Salvador López realizado en 1786 y perteneciente al MNCN. Foto: Jesús Muñoz/ Servicio Fotografía Del MNCN (CSIC).

Las expediciones científicas tuvieron como objetivo, entre otros, la determinación de los límites y extensión de los continentes. Antonio de Ulloa y Jorge Juan, guardiamarinas españoles, reciben la misión de acompañar la Expedición de La Condamine. Ulloa, de regreso a España, propone al rey Fernando VI la creación de un Gabinete de Historia Natural, formado por minerales, animales e instrumentos que trajo de su viaje.

El avance de la Mecánica permite fabricar relojes más precisos que ayudan a acortar las rutas marítimas. Esta es una pequeña historia de los relojes del Real Gabinete. 

A modo de obertura

Hace años, la Dirección del Museo pensó en organizar una exposición sobre Antonio de Ulloa. Recibí el encargo de buscar bibliografía y documentos que aportasen más conocimientos sobre las colecciones del Gabinete de Historia Natural fundado por él y ubicado en la calle de la Magdalena. Sin embargo, en el Archivo del Museo existen pocos datos acerca de este Gabinete.

Largo

Del reparto del “viejo” Gabinete –como lo nombra Dávila‒ se sabe del informe que éste se hizo elaborar por Francisco Reygosa, que la mayoría de los objetos se los llevó el P. Flórez para formar el Gabinete de su Alteza, el Príncipe (futuro Carlos IV), otros fueron repartidos entre varias instituciones, algunos objetos fueron a parar a Barcelona, otros a Cádiz, muchos a la recién fundada Academia de Artillería de Segovia, a cuyo cargo se puso al Conde de Gazzola. El director del Museo escribió dos cartas al Archivo de esta Academia para saber si había algún rastro de los objetos del Gabinete. A dichas cartas nunca se obtuvo respuesta. Siguiendo la pista de Ulloa, encontré, entre los documentos que figuran en el Archivo del Museo, uno que habla de las péndolas traídas por Ulloa de Londres.

Andante

Por las dos péndolas de Ulloa se llegó a Salvador López, relojero del Real Gabinete; su nombre aparece en la nómina del 1786 y sobre este sujeto he publicado recientemente en la revista Madrid Histórico un artículo. Hay, además, un documento, firmado por el Conde de Floridablanca, dirigido a Nicolás de Vargas y fechado el 11 de enero de ese año, que dice: “De orden del Ministerio de Marina se ván à gravar varios Mapas Nauticos, y siendo aproposito para batir y bruñir alguna de sus laminas el Reloxero que habita en el Gabinete de Historia Nral, y está encargado por mi en hacer un Relox, le prevendrá V.S. que suspenda este, y se dedique a trabajar en dichas laminas”.

Este documento me llevó a pensar que tal vez existiría en el “Copiador de cartas” de Dávila alguna pista que me indicase de dónde venía el tal Salvador López.

Allegro

Según las facturas de José Mercado, de 1786, que obran entre los documentos del Archivo del MNCN, fueron tres las cajas que se construyeron. Pero son dos los relojes se quedaron en el Gabinete. Un año más tarde, de orden de Floridablanca uno de ellos se vendió para sufragar gastos. El comprador fue Don Francisco Moñino, hermano del Conde, casado con la Marquesa de Pontejos, inmortalizada por Goya (National Gallery de Washington).

Al consultar otros archivos y bibliografía sobre relojes y relojeros encontré que, diez años después de construir los relojes del Real Gabinete (en 1796), Salvador López construye el de la Real Botica, pieza mucho más elegante y elaborada que la que se encuentra hoy en el Museo, con un sol bruñido en medio del péndulo. Salvador López aparece en varios documentos, no sólo en los del Real Gabinete, sino también en uno de la Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País. Y en el Archivo del Museo Municipal de Madrid existe un reloj de mesa de su autoría. Este relojero desecha las “péndolas” de Ulloa para la fabricación de los nuevos relojes.

Finale con fuoco

Que, según el copiador de cartas de Dávila al Marqués de Grimaldi en noviembre de 1776: “en el Gabinete viejo hay dos [relojes] que estan descompuestos à lo que me dijo Dn Franco“ [Reygosa]… “y que convendria tenerlos aquí para el arreglo de los q. entran y salen y puede V.e. si fuese servido mandarlos componer”. Que en enero de 1777, según el Libro de cuentas: “Por cuatro escarpias para colgar los dos reloxes”. (Se paga 1 real y 14 mv.) Luego eran relojes de pared. Que en mayo del mismo año: “Pagué à Dn Diego Rostriaga, relojero, por componer los dos reloxes de pendola del Gabte”. Se pagan 240 reales. Que Don Diego Rostriaga fue un gran matemático, relojero de Fernando VI, primer maquinista de Física del Real Seminario de Nobles de Madrid y trabajó con Jorge Juan. Que en 1803, el secretario de Estado de Carlos IV, Pedro Ceballos, escribe al bibliotecario del Gabinete, Manuel Castor González, que: “El Rey ha tenido a bien que de las Pendolas sencillas que trajo de Inglaterra Dn Antonio Ulloa y existen en el Rl Gabinete de Historia natural, se entregue una al Profesor dn Luis Proust para uso del Rl Laboratorio de Quimica“. Que hay un rifirrafe entre los dos porque las péndolas no aparecen, que al final el que tiene las “péndolas” en su casa es Salvador López y que Eugenio Izquierdo escribe a Ceballos que arreglará toda esta picardía cuando llegue a Madrid. Que según el copiador de cartas de Dávila las “péndolas” eran de Julian Le Roy. Que en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando existe en la actualidad en el despacho de la bibliotecaria un reloj de pared ovalado, con esfera de porcelana, los números en azul cobalto y la firma de Le Roy y que no pueden dar razón de cómo entró ese reloj en la Academia.

Para saber más:

Museo Nacional de Ciencias Naturales (Madrid). Archivo Catálogo de los documentos del Real Gabinete de Historia Natural. (1752-1786): fondos del Archivo del MNCN. Mª de los Ángeles Calatayud Arinero.- Madrid: CSIC, 1987.

Copyright del artículo © M. Carmen Velasco. Publicado originalmente en el periódico del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC). Se publica en www.TheCult.es con licencia CC, no comercial, por cortesía del MNCN.

M. Carmen Velasco

Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN–CSIC). Los artículos de M. Carmen Velasco se publican en www.TheCult.es por cortesía del MNCN con licencia CC no comercial.

Sitio Web: www.mncn.csic.es

logonegrolibros

  • La presencia en mentes ajenas
    Escrito por
    La presencia en mentes ajenas Me sorprende que alguien a quien apenas conozco me salude por mi nombre. Ya sé que es absurdo que algo tan sencillo me llame la atención, pero me parece insólito que una persona casi desconocida…
  • Toulouse-Lautrec y la bailarina
    Escrito por
    Toulouse-Lautrec y la bailarina Toulouse-Lautrec, aunque evoque, con cierta puntualidad, unos ambientes lejanos en el tiempo, parece, como dice el entusiasmo del espectador capaz de entusiasmarse, «recién pintado». No es casual esta reacción. Tal vez porque, precisamente, en ese…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Para mostrar al mundo cómo era mi casa
    Escrito por
    Para mostrar al mundo cómo era mi casa Cuando me confiscaron la palabra y me quitaron hasta el horizonte... Cuando salí silbando despacio y hasta hice bromas con el funcionario... Yo tenía estudiada una teoría pero el cursillo no sirvió de nada... Desarmados…

Cartelera

  • Crítica: "Tully" (Jason Reitman, 2018)
    Escrito por
    Crítica: "Tully" (Jason Reitman, 2018) Pocos guionistas de cine se convierten en celebridades, y la fama de esta minoría resulta especialmente efímera. Le sucedió a Joe Eszterhas a raíz del tremendo éxito de taquilla que fue Instinto básico (Paul Verhoeven,…
  • Crítica: "Hereditary" (Ari Aster, 2018)
    Escrito por
    Crítica: "Hereditary" (Ari Aster, 2018) Hubo un tiempo en el que los espectadores nos aventurábamos en los cines en busca de horrores primordiales. Me refiero a historias que nos dejaban perdidos en laberintos infernales, oyendo las pisadas de alguna aberración…

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "Une petite cantate", de Barbara
    Escrito por
    "Une petite cantate", de Barbara El primer disco que grabó Barbara se llamaba Barbara à L'Écluse (Pathé Marconi / La voix de son maître, 1959). L'Écluse era el pequeño club donde cantaba desde 1958. En 1961 empezó  a acompañarla al…
  • La magia de Beniamino Gigli
    Escrito por
    La magia de Beniamino Gigli El de Recanati cantó Canio de Pagliacci por vez primera en 1934 para el disco; en escena lo debutó años después, en 1942 en Roma. Iniciada la sesentena es aún capaz su Canio de arrasar…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC