La música emocional

La música emocional Imagen superior: "Lettre de Sibérie" (1958), de Chris Marker.

En El sonido antes del sonido nos preguntábamos si el cine fue realmente mudo alguna vez. Tras el período primitivo del cine silente, se consideró que la música podía jugar un papel semejante en el manejo de la emoción del espectador como el que jugaba el montaje. Por ejemplo, al modificar sensaciones mediante el orden en el que eran presentadas las imágenes (relaciones de causa-efecto). Gracias a mecanismos como el efecto Kuleshov, la escuela soviética se dio pronto cuenta de la capacidad de manipulación ideológica e idealógica del montaje

Mientras que en la Unión Soviética la manipulación del espectador se hacía en gran parte a través el montaje explícito y mediante el uso de la asociación de ideas, en Estados Unidos desde muy pronto también se consideró que el montaje podía manipular o crear emociones, pero sin que se notara, de una manera más sutil, dando origen al montaje trasparente de Hollywood, cuyo objetivo era que el espectador no percibiera el trabajo de directores, realizadores, cámaras y montadores y acabara por creer que estaba viendo algo tan real como la vida misma. Esto es algo que no resultaba fácil en el cine mudo, puesto que en la vida misma oímos a los demás cuando hablan.

Además del montaje, también se consideró que la música podía servir de manera muy efectiva para manejar la emoción del espectador. Es algo que, por supuesto, descubrieron todas las cinematografías, aunque me centraré en los métodos empleados en Hollywood.

siberia1

Imagen superior: "Lettre de Sibérie" (1958), de Chris Marker.

Un ejemplo muy interesante de cómo manipular mediante la música, logrando la misma efectividad ideológica típica del montaje tiene lugar en tierras soviéticas, en Siberia. El cineasta francés Chris Marker muestra en Lettre de Sibérie (1958) cómo las mismas imágenes pueden significar algo muy distinto si cambiamos la música y la voz en off. Después de alterar estas últimas, la misma sucesión de planos pasa de ser una descripción propagandística prosoviética a una dura crítica contra el régimen comunista.

Este es un artículo de la serie El cine mudo sonoro y el montaje.

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la identidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015), El espectador es el protagonista (Alba, 2015) y El arte del engaño (Ariel, 2018).

Dentro del programa Madrid con los cincos sentidos (Radio M21), de José Luis Casado, se encarga del espacio Una cita con las musas.

Entrevista con Daniel Tubau.

logomamut

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

  • Autores virtuosistas
    Escrito por
    Autores virtuosistas Me ha sorprendido mucho encontrar en Teorías métricas del siglo de oro, de Emiliano Díaz Echarri, la referencia a varios autores de versos virtuosistas (o como se quiera llamar) que no aparecen en Verbalia de…
  • Un filósofo de moda
    Escrito por
    Un filósofo de moda Filósofos de moda, haberlos húbolos pero no son la regla. Más bien la contraria lo es: la filosofía se ocupa de los problemas universales de la universalidad humana pero sólo la entiende un puñadito de…
  • Necedades
    Necedades Quienes confiamos en el pensamiento racional como base fundamental de nuestras decisiones y acciones (después de todo, es eso precisamente lo que nos distingue de nuestros demás primos animales y nos permite trascender nuestros instintos…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Todo por la pasta...
    Escrito por
    Todo por la pasta... Simón de Tovar era portugués. Portugués de Faro, aunque siempre se le hiciese sevillano. Siempre hasta 2006, cuando salió nuestro "Simón de Tovar (1528-1596): redes familiares, naturaleza americana y comercio de maravillas en la Sevilla…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "Vecchio frak", de Domenico Modugno
    Escrito por
    "Vecchio frak", de Domenico Modugno Domenico Modugno (Polignano a Mare, Bari, 9 de enero de 1928 - Lampedusa, 6 de agosto de 1994) es, quizá junto a Mina, el mayor artista de la canción italiana. Que ya es mucho decir…
  • Haendel: ayer, hoy y mañana
    Escrito por
    Haendel: ayer, hoy y mañana En 1720, en plena carrera inglesa, editó Haendel la primera entrega de estas suites para clave. Por entonces sus óperas se representaban en el Teatro del Rey y el compositor gozaba del monopolio de sus…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC