Mercedes Formica, feminista y falangista

Mercedes Formica, feminista y falangista Imagen superior: una de las fotos que hizo Inge Morath a Mercedes Formica, en el balcón de su casa.

¿Se puede ser feminista y falangista? Si te llamas Mercedes Fórmica la respuesta es: rotundamente sí.

Gaditana, estudiante de derecho en la universidad sevillana, Mercedes se afilió a la Falange en 1933. Tres años después, el propio José Antonio Primo de Rivera la nombraba delegada nacional del SEU femenino y, por tanto, miembro de la Junta Política de Falange Española. Partidaria de la disolución de Falange una vez muerto su fundador, Mercedes emprende su camino personal que poco tenía que ver con los dictados impuestos por la dictadura para las mujeres del régimen.

Perteneciente a la élite intelectual de aquella España franquista, ve imposibilitados sus deseos de seguir la carrera diplomática y, ante las dificultades que encuentra para acceder a un despacho de abogados, a fin de ejercer su profesión, decide abrir uno propio. Mercedes se transforma, así, en una de las tres únicas mujeres colegiadas, en ese momento, en el Colegio de Abogados de Madrid.

En 1950 publica la primera recensión española de El segundo sexo, de Simone de Beauvoir. Circunstancia insólita, pues la obra de la francesa fue incluida en el Índice de Libros Prohibidos de la Iglesia Católica y no fue publicada en España hasta 1968, cuando Ediciones 62 la edita en catalán, con prólogo de María Aurelia Capmany.

Dos años después, empieza a colaborar con ABC. Y, contra todo pronóstico, se acepta la publicación de su artículo titulado “El domicilio conyugal” (7 de noviembre de 1953). Un artículo donde se critica la injusticia del Código Civil para con la mujer española, condenada a convivir con un marido maltratador, pues la propiedad del domicilio conyugal era, por ley, del esposo y la mujer que decidía invocar el artículo 105, a fin de poder separarse de un hombre que amenazaba su integridad física, era “depositada” en casa de sus padres (si los tenía) o en un convento, arriesgándose, además, a perder sus hijos y sus bienes. Antonia Pernia Labrador, la protagonista de esta trágica historia, aguantó por no tener casa donde ir. Aguantó hasta que fue asesinada por su esposo. Doce cuchilladas.

La publicación del artículo de Mercedes generó una polémica que traspasó nuestras fronteras. Hasta el punto de salir en la revista Time (7 de diciembre de 1953). Hasta el punto de que la prestigiosa agencia Magnum decidiera hacer historia, enviando a Inge Morath, su primera fotógrafa mujer, hasta Madrid, para hacer un reportaje de la abogada feminista.

España. 1953. No era fácil escribir un artículo como el publicado por Mercedes Formica. Como tampoco debió resultar sencilla la campaña personal emprendida por esta gaditana hasta conseguir, cinco años después, la reforma del Código Civil, sustituyendo el concepto “casa del marido” por “vivienda del matrimonio”, permitiendo así que los jueces pudiesen sentenciar a favor de la mujer que solicitaba la separación, concediéndole la posibilidad de permanecer en la casa.

Falangista y feminista, la abogada gaditana. Sí, es posible. Y así lo reconoció el Comisionado de la Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid, concediéndole una calle. Como mujer ilustre que fue.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

  • Quedarse a solas
    Escrito por
    Quedarse a solas Allá por los años sesenta del pasado siglo, los sociólogos pusieron en circulación la fórmula de la muchedumbre solitaria. Evoco el hecho como evoco mi juventud de entonces y la frase de Baudelaire que proponía…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La vida secreta de las palabras: "rémora"
    Escrito por
    La vida secreta de las palabras: "rémora" Suele hablarse de rémoras como si estas fueran un obstáculo, un estorbo, lo cual es evidentemente cierto, pero sólo en sentido figurado. Como veremos, a la etimología popular le interesa conservar este significado, pese a…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Viaje sonoro por los sesenta
    Escrito por
    Viaje sonoro por los sesenta Cuatro títulos puccinianos y dos verdianos en históricas grabaciones a cargo de intérpretes hoy ya legendarios Myto, Walhall, Andromeda y Archipel, un cuarteto de ases en registros discográficos en vivo, están empeñados en que no…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC