Lo falso de las falsas serpientes coral

Lo falso de las falsas serpientes coral Imagen superior: Tropidodipsas sartorii (Joe Towsend, CC)

Si tiene bandas negras seguidas de bandas amarillas, se trata de una serpiente coral o serpiente coralillo (venenosa). Si tiene las bandas negras seguidas de bandas rojas, se trata de una imitación inofensiva, un falso coralillo.

¡Falso!

Esto es lo que dicen los libros que nos llegan de los Estados Unidos. Pero no es correcto permitir la desinformación de tal manera. Con las escasas especies que existen en Estados Unidos, la regla de las bandas de color es válida, pero para la enorme biodiversidad que caracteriza a México y Centro y Sudamérica, no lo es. Hay catorce especies de verdaderas serpientes coralillo en México, casi cada una con su imitadora. Las coralillos son especies de los géneros Micruroides y Micrurus y las imitadoras pertenecen a otros géneros.

Para empezar, en el norte de México y en Yucatán hay imitadoras que copian perfectamente el diseño de su modelo: negro-amarillo-rojo-amarillo-negro­amarillo-rojo, etc. Pero aquí no hay mucho peligro para el observador de la naturaleza o para el curioso que conoce la regla; en general, él evita a las especies con negro seguido de amarillo (aunque en algunos casos sean inofensivas).

lofalsode2

Imagen superior: Micrurus browni.Berriozabal, Chiapas (México) (Fotografía: Ruth Percino Daniel, CC).

Cerca de Acapulco, Cuernavaca y toda la selva baja intermedia hay una especie de coralillo, Micrurus laticollaris, que tiene algunas bandas negras seguidas de amarillo pero otras seguidas de rojo. La diferencia mencionada en los libros ya no es tajante.

En la región de Los Tuxtlas y en Catemaco, Veracruz, hay coralillos que no tienen bandas amarillas y que a veces tampoco tienen bandas negras, excepto una en la nuca (M. limbatus).

En la región del Amazonas, existe una especie que no tiene rojo, sólo bandas negras y blancas (M. langsdorffi) y en Los Tuxtlas, norte de Oaxaca, Chiapas y centro de Guatemala hay una especie que tiene franjas gruesas café anaranjado y franjas angostas blancas y negras (M. elegans).

Para mayor información sobre éstas y otras serpientes venenosas, el lector puede consultar el libro de Jonathan A. Campbell y William W. Lamar: The Venomous Reptiles of the Western Hemisphere (1ª ed, Cornell University Press, 1989; nueva edición actualizada en 2004).

Lo más curioso es que cada especie tiene, en la región donde vive, una imitadora casi perfecta. Esto habla de una coevolución continua a través de mimetismo.

Por lo tanto, la coloración no es el elemento confiable para saber si una serpiente de este tipo es venenosa o inofensiva. En general, la franja amarilla de la nuca (cuando existe) es recta en las falsas y en las coralillo es más ancha a los lados que en la línea media del cuerpo. Pero las únicas diferencias confiables son presencia/ausencia de colmillos (no es recomendable comprobarlo), cabeza chata o puntiaguda (chata en Micrurus) y ojos diminutos o de proporción normal (diminutos en Micrurus).

Así que, los que no estén seguros de poder diferenciarlas, manténgase lejos de cualquier sospechoso.

¿Las falsas coralillo en realidad son imitadoras de las coralillo? Se trata en realidad de coloración aposemática (o sea que señala que hay peligro)? Las coralillo tienen un veneno tan mortal que difícilmente algún depredador que las atacara pudiera aprender que la coloración tan característica señala peligro. Se han propuesto otras explicaciones, pero aunque todavía no se ha resuelto el problema de la ventaja adaptativa de esta coloración y del mimetismo, la hipótesis mejor apoyada sigue siendo que se trata de coloración aposemática.

Agradezco a Carlos Balderas Valdivia la información que inspiró esta nota.

Bibliografía

Campbell, J.A. y W.W. Lamar, 1989, The Venomous Reptiles of Latin America, Cornell University.

Flores-Vilela, O., 1993, Herpetofauna mexicana, Special Publ. Nº 17, Carnegie Museum of Natural History.

Greene, H.W, R.W. McDiarmid, 1981, "Coral Snake Mimicry: Does it occur?", Science 213 (4513): 1207-1212

Sánchez, H.O, F. Eccardi A. ¿Qué hago si me muerde una serpiente?, Instituto de Historia Natural, Chiapas.

Smith, S.M., A.M. Mostrom, 1985, "Coral Snake Rings: Are they helpful in foraging?" Copeia 1985 (2): 384-378

Copyright del artículo © Héctor Gómez de Silva Garza. Reservados todos los derechos. Publicado previamente en la revista Ciencias de la UNAM. Editado sin ánimo de lucro, con licencia CC.

Hector Gómez de Silva

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad.

Lo último de Hector Gómez de Silva

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

  • El arte de conservar las plantas
    Escrito por
    El arte de conservar las plantas La caja para herborizar o vasculum era un elemento imprescindible en el equipo de los botánicos del siglo XIX. En concreto, ésta que conserva el Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) tiene un gran valor…
  • Naturalezas ilustradas
    Escrito por
    Naturalezas ilustradas El Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) custodia una colección singular: la colección iconográfica van Berkhey. Esta colección de más de tres siglos de antigüedad refleja magníficamente una época en la que la ilustración científica…
  • La vida familiar en las Seychelles
    Escrito por
    La vida familiar en las Seychelles "Nadie está dispuesto a sacrificar su vida por la de una sola persona, pero todos la sacrificarán si con ello pueden salvar más de dos hermanos, o cuatro medio hermanos u ocho primos..." (W. D.…

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC