La eternidad en 24 horas

La eternidad en 24 horas Imagen superior: "The Sculptor", de Scott McCloud (First Second, 2015).

Gracias a mi amigo Andrés, descubrí hace poco [2003] a Scott McCloud, un autor de cómics y teórico que ha publicado libros acerca del arte del cómic que son una delicia: Entender el cómic (Understanding Comics: The Invisible Art, 1993), La revolución de los cómics (Reinventing Comics: How Imagination and Technology Are Revolutionizing an Art Form, 2000) y Hacer cómics (Making Comics: Storytelling Secrets of Comics, Manga and Graphic Novels, 2006).

McCloud tiene también una página web llena de cosas interesantes. Una de ellas es el Cómic de 24 horas. McCloud cuenta que, aparte de su amigo Steve Bissete, no conoce a nadie más lento que él para hacer un cómic. Bissete siempre tenía dificultades para cumplir con los plazos de los encargos, pero un día McCloud descubrió que cuando un fan le pedía un autógrafo a Bissete, él hacía un excelente dibujo en apenas unos segundos. Eso demostraba que Bissete podía ser más rápido de lo que él mismo creía. Así que le propuso un desafío: hacer un cómic en 24 horas, ni una más. Dibujar y dialogar 24 páginas en 24 horas.

laeternidadlibro

McCloud empezó haciendo un cómic y luego lo hizo también Bissette y muchos otros autores, cuyos comics de 24 horas se pueden ver en la página de McCloud.

laeternidad3

Imagen superior: "The New Adventures of Abraham Lincoln", de Scott McCloud (Image Comics, 1998).

Yo también he recogido el guante y he hecho un comic en 24 horas. Y no sólo eso, también hice el borrador en…. 24 minutos. Exactos.  Ponerse un plazo tan breve e improrrogable es un método buenísimo, así que os animo a hacer lo mismo. Como podéis suponer, la brevedad del plazo (yo no tardé más de seis horas con pausas largas en hacer el mío) obliga a una crítica benevolente. Además hay que recordar la idea de Chesterton que presidía el blog en el que publiqué el cómic: “Las cosas que vale la pena hacer, vale la pena hacerlas mal”.

laeternidad1

Imagen superior: "Zot!: Book One", de Scott McCloud (Eclipse Books, 1991).

Copyright del artículo © Daniel Tubau. Reservados todos los derechos.

Daniel Tubau

Nacido en algún lugar de Barcelona en algún momento del siglo XX, Daniel Tubau ha trabajado como guionista, director de televisión, profesor de narrativa audiovisual en lugares como la Universidad Carlos III, la Juan Carlos I, la Escuela de Cine y Audiovisual de Madrid (ECAM), y muchas otras. También ha trabajado en productoras como Globo Media y ha escrito guiones o dirigido muchos programas y series de televisión.

En su juventud, Daniel Tubau escribió algunos libros extravagantes, como La espada mágica, uno de los primeros libros hipertextuales, Deep Purple, que tiene el mérito de haber sido escrito por alguien al que no le gustaba demasiado el rock duro, o diversos cuentos de terror en la Biblioteca Universal del Misterio y Terror.

Tras su fracaso como escritor precoz, Daniel Tubau se lo pensó durante un tiempo hasta que publicó de nuevo, dedicándose a su profesión de guionista y director, o periodista en El independiente. Finalmente, ya en el siglo XXI, Tubau empezó a publicar cuentos, ensayos y novelas, como Las paradojas del guionista, editado en Alba editorial, que es un perfecto complemento de El guión del siglo 21; o La verdadera historia de las sociedades secretas, Recuerdos de la era analógica (una antología del futuro), Elogio de la infidelidad, ambos en la editorial Evohé, o Nada es lo que es: el problema de la identidad, en la editorial Devenir, un ensayo que ganó el Premio Ciudad de Valencia en 2009.

Asimismo, es autor de No tan elemental. Cómo ser Sherlock Holmes (Ariel, 2015), El espectador es el protagonista (Alba, 2015) y El arte del engaño (Ariel, 2018).

Dentro del programa Madrid con los cincos sentidos (Radio M21), de José Luis Casado, se encarga del espacio Una cita con las musas.

Entrevista con Daniel Tubau.

logomamut

Sitio Web: wordpress.danieltubau.com/

logonegrolibros

  • Velazquez casi se anticipó a Picasso
    Escrito por
    Velazquez casi se anticipó a Picasso Gracias a un aviso de Manuel J. Prieto supe en agosto de 2014 que el Museo Metropolitano de Nueva York acababa de considerar auténtico un retrato de Felipe IV atribuido a Velázquez. Hasta ese momento, los…
  • Beevor revive el Berlín de 1945
    Escrito por
    Beevor revive el Berlín de 1945 Hay libros cuya eficacia produce malestar. Es difícil recorrer Diario del año de la peste de Daniel Defoe o La condición humana de André Malraux sin sentir un dolor físico que obligue a suspender la…
  • ¿Por qué combatir la falsa ciencia?
    ¿Por qué combatir la falsa ciencia? Varios lectores me hicieron notar que últimamente he abordado en este espacio temas que parecen más quejas que “ciencia por gusto”, en particular cuando combato las tonterías seudocientíficas que muchos charlatanes difunden como…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • "Shanna" (2005), de Frank Cho
    "Shanna" (2005), de Frank Cho Durante muchos años, la antigua compañía dirigida por Martin Goodman, Timely Comics, basaba su fortaleza y capacidad de supervivencia no en la innovación y la creación de sus personajes, sino en copiar el éxito obtenido…

Cartelera

Cine clásico

  • ¡Camarero, hay una película en mi libro!
    Escrito por
    ¡Camarero, hay una película en mi libro! Es muy posible que al lector interesado exclusivamente en el contenido de un libro (el cuerpo de la obra, su maquetación, una buena traducción sin erratas ni censura, etc.), la portada no le preocupe demasiado.…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El compositor Wilhelm Kempff
    Escrito por
    El compositor Wilhelm Kempff La afición del pintor Ingres al violín, que tocaba a ratos perdidos, ha acuñado la expresión «violín de Ingres» para señalar la tarea secundaria que suele acompañar a la principal de determinados artistas. Rossini era…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC