El conocimiento

El conocimiento Imagen superior: MabelAmber, Pixabay, CC.

Nuestra especie ha logrado sobrevivir y ser exitosa gracias fundamentalmente a su intelecto, esa poderosa herramienta que le permite generar conocimiento sobre el mundo que la rodea.

¿Para qué sirve el conocimiento? Primero, para entender e interpretar el mundo. Luego, para tratar de predecirlo y controlarlo, y aumentar así nuestras probabilidades de supervivencia.

¿De dónde viene el conocimiento? Tiene varias fuentes. Una son los comportamientos e instintos que heredamos biológicamente. Transmitidos en los genes, resumen los aciertos y errores cometidos por el Homo sapiens a lo largo de su historia evolutiva. Sin ellos estaríamos inermes.

Existe también el conocimiento revelado: aquel que un individuo posee sin saber de dónde proviene, pero que no puede ni necesita probar. La fe religiosa es el ejemplo más claro de este tipo de conocimiento que, por su propia naturaleza, no puede realmente ser comunicado ni verificado. El creyente no necesita pruebas ni argumentos para tener fe: sólo sabe.

Pero lo que realmente caracteriza a los humanos es el inmenso acervo de conocimientos no biológicos que conforman nuestra cultura. Esos conocimientos no son heredados con los genes: cada individuo los tiene que ir adquiriendo. De su familia, los medios y la convivencia social, y sobre todo a través de la educación que recibe gracias al elaborado sistema escolar que hemos construido a lo largo de siglos. Porque sería imposible que cada individuo descubriera por sí mismo todo lo que necesita para sobrevivir y funcionar en una sociedad moderna. La ciencia, con sus poderosos y estrictos mecanismos de corrección y verificación, es la cúspide de este proceso de producción, acumulación y transmisión cultural de conocimiento.

Por desgracia también, a través de los medios, la cultura o las pláticas con nuestros congéneres, adquirimos mucho conocimiento que demuestra no ser confiable, o de plano ser incorrecto, pero que por alguna razón nos parece convincente. Es así como circulan los rumores, las supersticiones o las teorías de conspiración.

La gran virtud de la ciencia es generar conocimiento confiable sobre la naturaleza. Conocimiento verificable y verificado, riguroso, sustentado en evidencia y en argumentos lógicos, siempre corregible, y elaborado para representar lo más cercana y fielmente la realidad.

La ciencia no es la única fuente de conocimiento. ¿Es al menos la mejor? No necesariamente. Pero si lo que buscamos es conocimiento acerca del mundo natural que nos rodea, la ciencia es, sin la menor duda, la fuente más segura que el ser humano ha hallado para obtenerlo. Este es un conocimiento que funciona al ser aplicado, y que constantemente se refina y depura para ser cada vez más útil y confiable.

No es poca cosa, si lo piensa uno bien.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en The.Cult.es (Thesauro Cultural) con licencia CC. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura. Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

logolacienciaysusalrededore

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Apostilla a Daniel Innerarity
    Escrito por
    Apostilla a Daniel Innerarity Daniel Innerarity ha publicado en El País un artículo titulado Populismos buenos y malos que, por su precisión y eficacia, merece una apostilla. Ante todo porque la palabra populismo padece generosos abusos que la conducen…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • "Odio" (1990), de Peter Bagge
    "Odio" (1990), de Peter Bagge Peter Bagge es una rareza dentro del mundo del cómic: un autor claramente underground que consigue atraer a un público generalista pero que, a pesar de su popularidad e influencia, nunca ha llegado a obtener…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

  • El viento del sol
    Escrito por
    El viento del sol En 2016 hubo una noticia interesante en el ámbito de la navegación espacial. Un grupo de físicos de la Universidad de California en Santa Bárbara dio a conocer sus investigaciones sobre la posibilidad de utilizar…

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Zelenka: ¿una sacra representación?
    Escrito por
    Zelenka: ¿una sacra representación? En 1736, sobre un texto de Stefano Pallavicini, el maestro barroco bohemio encaró esta obra, I Penitenti al Sepolcro del Redentore, que intento encuadrar sin forzar categorías. Zelenka se movió en pleno barroco, a la…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia