"Agrippina" según Jean-Claude Malgoire

"Agrippina" según Jean-Claude Malgoire Imagen superior: Veronique Gens

Agrippina, la ópera satírica de Haendel, estrenada durante su estancia italiana (1706-1710), el 26 de diciembre de 1709 en el Teatro de San Giovanni Crisóstomo de Venecia, ha vivido una notable revalorización, en la que, a lo largo de los últimos años, han participado muchos de los grandes santones actuales de la interpretación barroca: Hogwood, McGegan, Östmann, Spinosi, Minkowski, Goddwin, Jacobs o Gardiner, atrayendo también a registas de variado perfil estético, desde el tradicional Michael Hampe, sobre todo, al algo iconoclasta David McVicar.

Jean-Claude Malgoire (1940-2018) y La Grande Écurie et la Chambre du Roy no podían sentirse ajenos a esta recuperación y ya en 1997, en Palermo, con dirección escénica de Alberto Fassini, daban cuenta de su visión de tan jugosa partitura haendeliana. Pero es en su taller de Tourcoing donde maestro y obra se fusionaron en 2003 con quizás mayor aprovechamiento. Y para darnos pruebas de esos resultados, he aquí que Dynamic nos ofrece un doble testimonio de aquella representación, el audio y el vídeo.

La producción fue de Frédérick Fisbach, un regista de amplios vuelos artísticos si se juzga su nada rutinario repertorio teatral (en Aix-en- Provence firmó el extraño espectáculo de François Sarhan, la ópera de cámara Kyrielle du Sentiment des Choses). Se caracteriza por la inteligencia y la consistencia del concepto.

veroniquegens2

El vestuario evoca la época del compositor y no la de los protagonistas romanos, y la definición de los personajes, en la que el director aprovecha con astucia el físico de los cantantes, está apoyada por el minucioso movimiento que encarga a la figuración, movida solemnemente en medio de unos pocos elementos escénicos pero que el imaginativo director utiliza con asombrosa eficacia.

El espectáculo es de una originalidad pasmosa que para nada impide la comprensión narrativa de la a veces complicada trama, sino que al contrario la simplifica y la aclara. Para todo ello cuenta con un equipo de cantantes que siguen las órdenes del regista con parsimoniosa devoción.

Aunque el nombre más famoso del equipo es el de la soprano Véronique Gens (es decir, Agrippina), que por cierto está estupenda (hasta de buen ver), el resto de los cantantes ya tienen su experiencia en estos menesteres, pese a la juventud de alguno (por aquel entonces), como es el caso del ingenuo, aniñado Nerone del contratenor Philippe Jaroussky que ya había trabajado con Lesne, Spinosi y Garrido, demostrando su valía y disposición. Todo el resto del equipo se integra, primero en el concepto de la desenvuelta batuta, transparente y ligera, de Malgoire; luego en el entramado teatral, que además de lo ya dicho merecería ampliarse su descripción adjudicándole los adjetivos complementarios de fino y elaborado. Se precisaría, en consecuencia, citar a todos los elementos de la distribución, desde los menos agraciados por la partitura, Alain Buet (Lesbo) y Bernard Deletré (Pallante) a Thierry Gregoire, un Ottone entre lastimero y fanfarrón, como le conviene, y a Nigel Smith, soberano Claudio en el triple aspecto vocal, musical e interpretativo, sin olvidar a la Poppea lujuriosa y coqueta de Ingrid Perruche y al Narciso de toda dignidad de Fabrice di Falco.

Disco recomendado: G. F. Haendel: "Agrippina" (drama en 3 actos) / Véronique Gens, Philippe Jaroussky, Ingrid Perruche, Fabrice di Falco. La Grande Ecurie et la Chambre du Roi. Dir.: Jean Claude Malgoire. Dir escénico: Frédéric Fisbach / Dynamic / Ref.: CDS 33431 (1 DVD, subtítulos en inglés, alemán, español, francés e italiano, LPCM Stereo)

Copyright © Fernando Fraga. Este artículo se publica en TheCult.es por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Fernando Fraga

Es uno de los estudiosos de la ópera más destacados de nuestro país. Desde 1980 se dedica al mundo de la música como crítico y conferenciante.

Tres años después comenzó a colaborar en Radio Clásica de Radio Nacional de España. Sus críticas y artículos aparecen habitualmente en la revista Scherzo.

Asimismo, es colaborador de otras publicaciones culturales, como Cuadernos Hispanoamericanos, Crítica de Arte, Ópera Actual, Ritmo y Revista de Occidente. Junto a Blas Matamoro, ha escrito los libros Vivir la ópera (1994), La ópera (1995), Morir para la ópera (1996) y Plácido Domingo: historia de una voz (1996).

Es autor de las monografías Rossini (1998), Verdi (2000) y Simplemente divas (2014).

En colaboración con Enrique Pérez Adrián, escribió para Alianza Editorial Los mejores discos de ópera (2001) y Verdi y Wagner. Sus mejores grabaciones en DVD y CD (2013).

Copyright de la fotografía © Blas Matamoro.

logonegrolibros

  • Las invasiones afortunadas
    Escrito por
    Las invasiones afortunadas La invasión de las islas británicas por Roma fue un triunfo a medias o una derrota parcial. Los romanos lograron asentarse en las islas pero no dominarlas, y nunca se decidieron a invadir Irlanda. A…
  • El Siglo del Anacronismo
    Escrito por
    El Siglo del Anacronismo La vieja costumbre de dividir el tiempo histórico en unidades regulares y adjudicar a cada una de ellas un sentido predominante, nos hace admitir con facilidad, por ejemplo, que el siglo XVI fue el del…
  • En busca de la felicidad
    En busca de la felicidad En su libro En defensa de la felicidad, Matthieu Ricard la define como “un estado adquirido de plenitud subyacente en cada instante de existencia que perdura a lo largo de las inevitables vicisitudes que…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mechanik y el legado del krautrock
    Escrito por
    Mechanik y el legado del krautrock Cuando entrevisté a Bernardo Bonezzi, tiempo antes de su triste desaparición, me habló de sus últimos discos en solitario. Surgió en aquella charla el nombre de un músico, Klaus Mechanik, con una personalidad guitarrística que…
  • Una hora con Calderara
    Escrito por
    Una hora con Calderara Giacinto Calderara fue un compositor que vivió entre 1729 y 1803 y trabajó durante 54 años en Asti, estrenando algunas óperas que gozaron del esperado éxito como el Ricimero, ofrecida por vez primera en el…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • ¿Para qué sirven las abejas?
    Escrito por
    ¿Para qué sirven las abejas? Si me lee un apicultor o un aficionado a la repostería, seguramente se llevará las manos a la cabeza. "¿Que para qué sirven las abejas? –repetirá, molesto, con los ojos encendidos– ¿Pero es que hay…