La vida secreta de las palabras: "pájaro de mal agüero"

La vida secreta de las palabras: "pájaro de mal agüero" Imagen superior: Augustin Théodule Ribot.

Hay expresiones que tienen cierta hondura antropológica. Tal es el caso de Eres un pájaro de mal agüero, advertencia que sirve para decir a otro que actúa como un gafe o como un inductor de pesares y desdichas.

En realidad, un agüero o augurio es un anuncio, un presagio de acontecimientos del porvenir. En el caso del dicho acá comentado, el presagio se refiere a sucesos desfavorables. La mala suerte está al caer y parece que con ese conjuro pretendemos sortear la adversidad.

¿Una superstición? Por supuesto que sí, pero no ha de extrañarnos, porque el refranero está repleto de ellas.

El modismo tiene su origen en tiempo de los romanos. Aunque prácticos, estos eran también gente crédula, incluso en exceso. La intuición mágica que da lugar a la práctica del agüero es bien expresiva: los augures o maestros de la predicción quisieron que el comportamiento de las aves se conformase en metáforas. Un revuelo hacia el norte, el bullir de las alas o cierto modo de trinar admitieron una interpretación profética; y en adelante, el graznido del cuervo se convirtió en signo de graves predicciones.

Desde luego, también hubo augures con habilidades de carnicero, que interpretaron el futuro en las entrañas de un pollo, sagradamente trinchado. En todo caso, fueron estas aves de la suerte las que sirvieron para retratar (o no) los acontecimientos venideros.

Ya lo dije al comienzo: las adivinaciones de los augures y los chamanes interesan al antropólogo. No obstante, también pueden ser útiles para el amante de las etimologías. Así lo confirma la Real Academia Española, y concretamente una de sus primeras entregas, el Diccionario de la lengua castellana, en que se explica el verdadero sentido de las voces, su naturaleza y calidad, con las phrases o modos de hablar, los proverbios o refranes, y otras cosas convenientes al uso de la lengua (Tomo primero, Imprenta de Francisco del Hierro, 1726).

Ahí se define el agüero con fundamento histórico: «Los gentiles llamaban así a cierto género de adivinación por el canto, el vuelo y otras señales, que tenían observadas en las aves, y se llamaban augures los que formaban estos pronósticos». Luego añade la RAE que, entre nosotros, «se toma esta voz por los pronósticos buenos o malos, que neciamente se forman de algunas casualidades, que no pueden tener conexión alguna para inferir de ellas los sucesos que son libres, y penden de superior providencia, en que se cometen muchas supersticiones». En clave etimológica, el vocablo «viene del latino augurium, que significa esto mismo».

En Estar al loro. Frases y expresiones del lenguaje cotidiano (Alianza Editorial, 2005), el estudioso José Luis García Remiro cita varias anécdotas en torno al mismo asunto. Menciona, por ejemplo, a Cicerón, que en De divinatione mostraba su interés en saber por qué era signo propicio el aleteo del cuervo hacia la derecha y también el de la corneja hacia a izquierda. Se ve que Plutarco, con afán racionalista, se hacía la misma pregunta, sin hallar otra respuesta que el escepticismo.

García Remiro destaca que no todos los antiguos se tomaban en serio los augurios. De hecho, algunos personajes de aquel tiempo demostraron que era posible manipular el destino reinterpretando los signos del vaticinador. En la misma monografía leemos que Platón se asombraba de que un arúspice pudiera ver a otro «sin que a ambos les entrase la risa». Tiempo después, Quevedo analizó con humor esta misma superstición en su Libro de todas las cosas.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Esta es una versión expandida de un artículo que escribí, con el seudónimo "Arturo Montenegro", en el Centro Virtual Cervantes, portal en la red creado y mantenido por el Instituto Cervantes para contribuir a la difusión de la lengua española y las culturas hispánicas. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2007, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (TheCult.es), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las artes.

logonegrolibros

  • El placer y la salud
    Escrito por
    El placer y la salud Epicuro decía que la ausencia de dolor ya era placer, incluso consideraba que era el mayor de los placeres. No es extraño, si tenemos en cuenta que, según parece, Epicuro soportó mucho dolor físico a…
  • La surrealista Remedios Varo
    Escrito por
    La surrealista Remedios Varo La pintora gerundense Remedios Varo vivió un largo exilio en México. España recupera a una figura casi desconocida aquí, a menudo confundida con la poderosa corriente del surrealismo femenino mexicano de Frida Kahlo y Leonora…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • John Dee
    Escrito por
    John Dee La primera vez que escribí sobre John Dee fue allá por el 2003, cuando estaba redactando mis Magos y Reyes, el sexto de mis libros. El bueno de John Dee, que ha pasado a la…
  • "OMAC" (1974), de Jack Kirby
    "OMAC" (1974), de Jack Kirby El periodo que Jack Kirby pasó en DC Comics tras abandonar Marvel en 1970 no fue lo que él esperaba. Se le había otorgado libertad creativa absoluta y control editorial sobre sus colecciones. Sin embargo,…

Cartelera

Cine clásico

  • "Pulp Fiction" (Quentin Tarantino, 1994)
    Escrito por
    "Pulp Fiction" (Quentin Tarantino, 1994) El fenómeno se llamó Pulp Fiction, e impactó en los cines en 1994. "Quedamos boquiabiertos –dice el realizador Kevin Smith–, convencidos de que habíamos visto algo genial. Pulp Fiction era genial sin ningún esfuerzo, una película que había…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Repertorio rossiniano
    Escrito por
    Repertorio rossiniano En 1859 Rossini puso la primera piedra, mientras su esposa Olimpia plantaba el primer rosal, en el jardín de la villa que Charles Doussault le iba a construir en Passy, por entonces un suburbio parisino…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • El gamo gigante
    Escrito por
    El gamo gigante Los trazos son tan simples y la perspectiva tan escasa que uno se sorprende de poder observar tantos detalles. Casi puede uno imaginarse al animal en su ambiente natural y deducir sorprendentes pormenores sobre su…