Paisiello va a misa

Paisiello va a misa Imagen superior: Paisiello retratado por Marie Louise Élisabeth Vigée-Lebrun en 1791.

Estamos habituados a considerar a Giovanni Paisiello, contemporáneo exacto de Mozart, aunque mucho más longevo, un ingenio del siglo XVIII: comedido, elegante, irónico, mundano, íntimo, amable y laico.

La exhumación de su Música para la Semana Santa, debida a Giorgio Ubaldi, nos lleva al otro Paisiello, el grave y dolorido compositor litúrgico que se aproxima a uno de los mayores mitos religiosos de la humanidad: el funeral de un Dios encarnado. Es una de las tocantes anécdotas del cristianismo, la que hace de esta religión el culto patético del dolor. Mejor dicho: del Dolor.

Con gran inteligencia musical, Paisiello se zafa, en parte, de su identidad dieciochesca y va a buscar modelos en fuentes anteriores: la polifonía renacentista, abundante en contrapuntos y antífonas, y la herencia coral del barroco. Hasta hay un tiento en forma de sonata para órgano. Sólo se queda en su tiempo en un aria para soprano y órgano, que podemos calificar de mozartiana si nos acordamos del Mozart igualmente litúrgico. Según corresponde, la sonoridad instrumental es austera: dos violonchelos, un contrabajo y un órgano. La intimidad y el recogimiento que imponen las carnes torturadas y difuntas del Señor así lo aconsejan, dando a la obra una atmósfera ineludible de duelo interior, allí donde la criatura y el Creador se encuentran en el misterio de la Encarnación, la realidad de la muerte y la promesa del renacimiento.

Disco recomendado: Giovanni Paisiello (1741-1816): Música para la Semana Santa (Christus; Miserere; Lecciones para el Jueves Santo; Motetes; Sonata para órgano) / Won Mi Jung, soprano. Coro Arrigo Boito. Ensemble Fons Amoris. Dir: G.Ubaldi / Bongiovanni / Ref: GB 5616-2 (1 CD)

Copyright © Blas Matamoro. Este artículo se publica en TheCult.es por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

logonegrolibros

  • Las pantuflas del letrado
    Escrito por
    Las pantuflas del letrado Siempre ha provocado una especial fascinación el conocimiento de los personajes famosos en la corta distancia. Pareciera que la grandeza exige la lejanía y que la proximidad la destruye, de modo que vale evocar el…
  • La charca del diablo
    Escrito por
    La charca del diablo Viví intrigada durante muchos años por una predilección que no comprendía: la de mi madre por La charca del diablo, novela breve de George Sand. La incomprensión se debía a varios factores, no…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Una mano de Tarot
    Escrito por
    Una mano de Tarot Una mano de Tarot cambió mi vida hace muchos años. Y no por lo que dijeran los arcanos, que ni lo recuerdo. No. Todo cambió a raíz de la conversación posterior que tuve con aquella…

Cartelera

Cine clásico

  • ¡Camarero, hay una película en mi libro!
    Escrito por
    ¡Camarero, hay una película en mi libro! Es muy posible que al lector interesado exclusivamente en el contenido de un libro (el cuerpo de la obra, su maquetación, una buena traducción sin erratas ni censura, etc.), la portada no le preocupe demasiado.…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Los grandes éxitos de Blondie
    Escrito por
    Los grandes éxitos de Blondie Las bandas neoyorquinas del curso del 76 nos brindaron muchas cosas distintas: Talking Heads nos dio art-rock; los Ramones nos liberaron a fondo empleando apenas tres acordes en temas de más de dos minutos y…
  • Johann Wilhelm Wilms sale del armario
    Escrito por
    Johann Wilhelm Wilms sale del armario La penumbra de los armarios donde yacen muchas músicas que han quedado traspuestas por la eminencia de los grandes nombres, atesora partituras que los arqueólogos musicológicos e historiadores de nuestro tiempo consiguen exponer a la…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC