Madrid y el legado de Botella

Madrid y el legado de Botella Imagen superior: José Bonaparte, retratado por François Gérard, 1808.

Giuseppe Napoleone Buonaparte, o como ha sido conocido por estos lares, Pepe Botella, tiene un extraño récord: el de haber sido seguramente un magnífico rey, y por supuesto el mejor alcalde de Madrid después del habitual tópico con el que se nomina a su predecesor Borbón, Carlos III. Sin embargo, ha pasado a la Historia como un usurpador ambicioso y borracho. Dejó marca, pero no la que se merecía. Y es que a la hora de trabajar una marca personal, no todo está en nuestras manos.

El omnipotente Napoleón había nombrado a su hermano mayor José, rey de Nápoles previamente antes de hacerlo de las Españas, aunque no dejó de ser un justo premio a quién había hecho una carrera espectacular, no a la sombra del Emperador, sino a su lado. Le acompañó en la Campaña de Italia en donde el Pequeño Corso empieza a hacerse grande, y durante muchos años fue el perfecto diplomático ante varias cortes y repúblicas.

Su biografía no es ciertamente la de un advenedizo, y fue en muchas ocasiones la mano derecha del amo de Europa. No en vano descansa a su diestra también en una no tan visitada tumba en Los Inválidos parisinos, con todos los honores y boato tan del gusto francés.

Cuando fue designado para ser rey acorde a un sistema de juramento ad hoc (pues la carajera que habían montado entre Carlos IV y su hijo Fernando VII había convertido a España en una monarquía sin rey), quiso serlo acorde a una legislación que intentaba fuera moderna, otorgando el olvidado y breve Estatuto de Bayona, que sería el marco constitucional dado en 1808 para las Españas y las Indias (sic).

bonaparte2

No reconocido ante las Cortes y la mayoría de las Juntas de gobierno existentes (estamos ya en plena guerra contra el francés), intentó ponerse manos a la obra queriendo dejar una impronta personal con la que fuera aceptado y aun querido por su pueblo. Y se puso a tomar decisiones para modernizar, no sólo su reino, sino hasta su capital. Y lo logró… aunque nunca han sido reconocidos sus logros. Es más, poca gente podría decir alguno pese a que muchos los habrán disfrutado viajando a Madrid, y desde luego, ningún madrileño reconocerá tales como propios del hermano borracho de Napoleón… aunque realmente tampoco nunca bebiera.

¿A quién no le sorprendería el saber que el archiconocido Museo del Prado fue idea y fundación del bueno de José? El llamado Museo Josefino intentaba incluso parar el expolio de obras de arte a Francia, y crear unos museos reales abiertos para todos. Cierto que al final, cuando huyó a uña de caballo, acabó siendo cómplice de tal expolio con el conocido como “Equipaje del Rey José”. Aunque lo más gracioso es que acabara recuperado por los ingleses del Duque de Wellington (Generalísimo y Grande de España)… y por tanto con sede hoy en día de tales obras en Londres, claro.

bonaparte3

¿Quién podría decir que algunas de las plazas más emblemáticas de la Villa y Corte fueron promovidas por él, como lo son la espectacular de Oriente y la populosa de Santa Ana? ¿Qué el origen del Ministerio del Interior está en el Ministerio de Policía creado por él? ¿O que negoció incluso (no dejaba de ser un diplomático con una experiencia más que probada), con la poderosa jerarquía eclesiástica la desaparición de la Inquisición de manera en que hasta el pueblo quedara reconocido como sujeto aquiescente en la abolición de una institución no tan popular ni arraigada como se supone?

Pese a las grandes avenidas, el crear auténticos pulmones mediante derribos y creaciones de tantas plazas (con las que se ganó otro mote: el Plazuelas), aumentar la salubridad de la urbe echando fuera mataderos y poniendo los cementerios extramuros, la capital no tiene siquiera una mísera calle que lo recuerde. Por no hablar de que pese a ser, según todas las crónicas, una persona amable, cortés y educada, pasara su estancia española en soledad, y pasado su nombre en estos pagos como ejemplo de usurpador e intruso, y hasta de beodo. Este fue José I Bonaparte. O Pepe Botella. La marca de un rey que posiblemente hubiera sido un gran rey y que, desde luego, fue un gran alcalde para Madrid. Al menos ahí dejo su impronta en sus obras. No es mal legado.

Copyright del artículo © Javier Santamarta del Pozo. Publicado previamente en Soy mi marca, con licencia CC, y editado en Thesauro Cultural (TheCult.es) con la misma licencia. Reservados todos los derechos.

Javier Santamarta del Pozo

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Complutense de Madrid, y doctorando en Ciencia Política. Politólogo especializado en Asuntos Europeos y Geopolítica por las Universidades de Oxford, Deusto y Lovaina. Experto en Ayuda Humanitaria, Cooperación Civil y Militar. Escritor y colaborador en diversos medios de comunicación. Autor del libro Siempre tuvimos héroes.

Lo último de Javier Santamarta del Pozo

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • España, 1914
    Escrito por
    España, 1914 Fue famoso el tópico de que España eludió ambas guerras mundiales. En parte, se lo derogó al considerar que la guerra civil fue una suerte de primer episodio de la segunda. Pero queda en el…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • La fama de Hawking
    La fama de Hawking Quizá la mayor sorpresa que dejó la muerte del cosmólogo inglés Stephen Hawking el 14 de marzo de 2018 (la noche del martes 13, para quienes vivimos en América), es constatar el tamaño descomunal de…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • El agua y los pintores
    Escrito por
    El agua y los pintores Hay palabras que llevan el agua en su raíz, y que utilizamos para describir materiales y procedimientos artísticos que también incorporan ese componente a su química particular. Encabeza este inventario alquímico el aguacal . Las gentes del…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

  • H. G. Wells: Cuentos (1894-1921)
    H. G. Wells: Cuentos (1894-1921) La figura de H.G. Wells como padre fundador de la ciencia-ficción moderna es compleja y llena de matices. Introdujo en el romance científico una imaginación retorcida, gótica, inspirada en Mary Shelley o Edgar Allan Poe,…

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • En el salón de casa
    Escrito por
    En el salón de casa A Peter Salomon se debe que Haydn haya viajado a Inglaterra en 1790 y 1794, compuesto las sinfonías que llevan títulos alusivos, se haya presentado en conciertos y recibido un doctorado en Oxford. Doctor es…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Operación Baharí
    Escrito por
    Operación Baharí Su infancia –magistralmente contada por Benigno Varillas, en Félix Rodríguez de la Fuente. Su vida, mensaje de futuro (2010)- transcurrió en continuo contacto con la naturaleza. La impresión que le causó a los 12 años…

etimologia