"El príncipe", de Nicolás de Maquiavelo

"El príncipe", de Nicolás de Maquiavelo Imagen superior: Maquiavelo, retratado por Santi di Tito.

Nicolás de Maquiavelo (1469-1527) está considerado por muchos como el fundador de la filosofía política moderna y ha pasado a la historia como uno de los máximos representantes del pensamiento renacentista.

Durante su vida no se limitó a teorizar, sino que también desempeñó una notable actividad política en el breve paréntesis republicano del gobierno florentino, entre 1494 y 1512. Su obra ha sido objeto de numerosos comentarios de muy diversa índole: de un lado, existe toda una tradición que lo juzga negativamente, como el precursor de un cinismo extremado y falto de escrúpulos en el ejercicio del poder.

De otro lado, su aspiración a una unión de los pueblos de la península itálica frente al predominio de los pontífices recibió una valoración positiva en el siglo XIX por parte del emergente nacionalismo italiano. Asimismo, en la actualidad sus ideas humanistas han experimentado un cierto renacimiento de la mano de los autores neo-republicanos, como J.G.A. Pocock y su escuela.

Sea como sea, lo único cierto e incontrovertible es que El príncipe, su obra más influyente, publicada de forma póstuma en 1532, se ha convertido en un clásico del pensamiento. El libro, planteado de manera engañosamente simple, aparenta no ser más que un conjunto más o menos estructurado de consejos y recomendaciones para conquistar y mantener el poder en los principados. El principado, en Maquiavelo, es el tipo de régimen que se contrapone a la república, en una clasificación original surgida de su propia pluma que no se guía, a diferencia de la filosofía escolástica, por los cánones aristotélicos. Desde un inicio, por tanto, queda clara la intención de Maquiavelo de ofrecer una nueva visión de la política y sus objetivos, pues en su obra desaparece la noción clásica de formas puras e impuras de gobierno y, en consecuencia, la de bien común, que está en su base. Para él, lo único que puede distinguir un régimen de otro es quién ejerce el poder. El problema político fundamental, pues, no consistirá en estudiar los fines del gobierno para enjuiciar de esta manera sus distintas manifestaciones, sino en aprender los medios para su establecimiento y conservación.

Por estas razones, las reflexiones de Maquiavelo parecen más dirigidas al político en ejercicio que al filósofo o al erudito. Su énfasis en los hechos empíricos y su reticencia a discutir principios de conducta que no estén respaldados por la práctica le hacen sin duda vulnerable a la acusación de dejar de lado cualquier dimensión ética y sostener, tal como erróneamente se le atribuye, que el fin justifica los medios.

En realidad, contemplada desde la perspectiva contemporánea, su obra guarda no pocas semejanzas con cualquier estudio "científico" de la realidad política, es decir, con un análisis (pretendidamente) libre de juicios de valor. El deseo de liberarse del rígido marco filosófico escolástico, común a todos los pensadores del Renacimiento, es lo que en última instancia gravita detrás de este aparente desdén por el bien y la moralidad. Es por esto que Leo Strauss, en su Meditación sobre Maquiavelo, considera al italiano el primer exponente de la "modernidad" en la filosofía política (esto es, de la ruptura con el pensamiento clásico).

La pregunta de si es posible un conocimiento político libre de "valores" o meramente descriptivo de la realidad es una constante en la época contemporánea. De un lado, las desastrosas consecuencias de las utopías ideológicas del último siglo ha tenido como consecuencia un escepticismo actual respecto a toda noción de régimen político ideal. De otro lado, la política parece ser un ámbito en el que las preferencias y las antipatías, lo correcto y lo incorrecto, parecen formar parte inseparable de su esencia.

Maquiavelo no pretendió, como otros filósofos del pasado, dictar la última palabra en lo referente al mejor sistema de gobierno, pero su obra ha tenido unas repercusiones incalculables, en la medida en la que nos obliga a repensar constantemente dónde terminan el realismo y la moderación y donde empiezan el conformismo y la indiferencia moral.

Copyright del artículo © Antonio Mesa. Reservados todos los derechos.

Antonio Mesa León

Antonio Mesa León (Sevilla, 1993). Graduado en Derecho y ADE (Universidad de Sevilla, 2016). Máster en Abogacía y LLM, IE Law School (Best Student Award y Dean´s List 2018).

www.linkedin.com/in/antonio-mesa-leon/

Sitio Web: elaprendizdecaton.blogspot.com.es/

Social Profiles

LinkedIn

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • El teleordenador
    Escrito por
    El teleordenador “El desarrollo de los ordenadores personales ocurre tan deprisa que la futura televisión de arquitectura abierta es el ordenador, y no hay vuelta de hoja. El aparato receptor será como una tarjeta de crédito que…
  • Mitos y utopías americanas
    Escrito por
    Mitos y utopías americanas Una nutrida investigación de Juan Gil (Mitos y utopías del Descubrimiento, tres volúmenes coeditados en 1989 por Alianza y la Comisión del Quinto Centenario: Colón y su tiempo, El Pacífico y El Dorado) permite volver,…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • ¡Ciencia y ficción!
    ¡Ciencia y ficción! Tradicionalmente, el género de ciencia ficción se define por contener elementos científicos más o menos rigurosamente tratados, que mezcla con elementos ficticios para explorar las posibilidades narrativas de dicha combinación. De este modo, lo normal…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Grock, el dolor y la risa
    Escrito por
    Grock, el dolor y la risa En uno de sus números, Grock se golpeaba a sí mismo en la cabeza con ensañamiento. El clown se acercaba a Grock y le preguntaba: ¿Cómo te puede gustar eso, estúpido? Grock respondía: Cuando me…
  • "Pathways to Fantasy" (1984)
    "Pathways to Fantasy" (1984) En 1981 se detectó un fenómeno tan novedoso como refrescante en el mundo de la distribución y venta de comic-books: la aparición por todo el país de una red de varios cientos de tiendas dedicadas…

Cartelera

Cine clásico

  • "El padrino". La poética del naufragio
    Escrito por
    "El padrino". La poética del naufragio Hay una lentitud cansada en la película, un ritmo sostenido pero lleno de silencios forzosos. Es como si la respiración se detuviera en aquellos pasajes que más encogen el alma, como si no pudiéramos con…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Zampieri en un salón del novecientos
    Escrito por
    Zampieri en un salón del novecientos Alejada de los escenarios tras superar una peligrosa enfermedad, reapareció Mara Zampieri con un disco grabado a principios de 2004, y donde reunió un original repertorio de 33 canciones de compositores italianos, todos nacidos, menos…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia