"Barcelona, vuelvo a casa", de Manuel Valls

La trayectoria de Manuel Valls (1962- ) refleja a la perfección la evolución de la socialdemocracia europea en las últimas décadas, con todos los desafíos a los que ha debido enfrentarse y que han terminado por poner en peligro su propia supervivencia. En esta breve y ágil autobiografía, el ex primer ministro de Francia ofrece un bosquejo personal de su carrera y expone los principios fundamentales que han guiado su actuación política.

Valls nació en Barcelona, hijo de un pintor catalán y de una maestra italosuiza, residentes ambos en París, ciudad en la que pasó la mayor parte de su infancia, aunque manteniendo fuertes lazos con la Ciudad Condal. Su condición de inmigrante en Francia le marcó enormemente en lo personal y le ayudó a empatizar con las personas que se encontraban en su misma situación y a las que tuvo que gestionar como responsable político años después, además de proporcionarle una visión abierta y cosmopolita favorable a la integración.

En 1982 se naturalizó francés, pero ya antes había comenzado su actividad política en el Partido Socialista, donde desde el principio se identificó con la corriente conocida como “Segunda Izquierda”. Representada por Michel Rocard, este grupo defendía una postura más reconciliada con la economía de mercado y la descentralización, frente al socialismo clásico entonces encabezado por François Miterrand. Como el propio Valls menciona, Rocard y sus partidarios siempre fueron una minoría, pero el tiempo vendría a reivindicar sus ideas.

Tras una destacada labor en la política local, en 2012 fue nombrado ministro del interior por el presidente François Hollande y en 2014 ascendió a primer ministro. En un país sacudido por la crisis económica, el problema migratorio y el terrorismo islamista, intentó implantar reformas estructurales que permitieran recuperar el crecimiento y la competitividad de la economía francesa, y al mismo tiempo, garantizar la sostenibilidad del Estado de bienestar y la lucha contra el desempleo y la pobreza. Sin embargo, en una pauta que se repetiría en otros países, estas reformas fueron intensamente contestadas por no ajustarse a la “ortodoxia” socialista. Del mismo modo, su posición firme y sus medidas en contra del terrorismo y la inmigración ilegal le acarrearon críticas tanto de la extrema derecha (por “insuficientes”) como de cierta izquierda incapaz de comprender la magnitud de las amenazas existentes.

A pesar de haber sido la figura más popular del gobierno de Hollande, Valls perdió las primarias del Partido Socialista, que tomó un rumbo populista y radical, rechazando toda reforma y aproximándose peligrosamente a la extrema izquierda antisistema. El resultado es de sobra conocido: los socialistas fueron fulminados en las elecciones presidenciales y en las legislativas. No dispuesto a ser partícipe de este camino destructor, Valls apoyó al centrista Emmanuel Macron como presidente y abandonó el partido en el que había militado toda su vida.

La crisis de la socialdemocracia es una realidad palpable en casi todos los países europeos, pero existen opiniones muy distintas respecto a sus causas y posibles soluciones. La extrema izquierda insiste en recuperar el viejo discurso anticapitalista para volver a ganar votos, unido al nuevo populismo tuitero que, pretendiendo representar la voz de la “gente”, se entrega al acoso y derribo de las instituciones democráticas y pone en cuestión el proyecto de integración europea.

¿Es esta la panacea? Valls no lo cree. Es indiscutible que la globalización presenta importantes desafíos, tanto económicos como culturales. La Unión Europea y los gobiernos nacionales deben afrontarlos sin que los prejuicios cortoplacistas ni el afán electoralista impidan poner en marcha las reformas necesarias para mantener nuestro sistema de libertades y nuestra prosperidad. Nada puede lograrse, por el contrario, recurriendo a los ya gastados mantras de totalitarismos pasados.

Valls termina su libro refiriéndose a su salto a la política de nuestro país y a sus planes para Barcelona, su ciudad natal. Allí, como en toda España, buena parte de los problemas que él afrontó en Francia están también a la orden del día. ¿Tiene en nuestro suelo futuro la vía reformista que él representa? ¿Puede la socialdemocracia sensata y moderada derrotar al populismo extremista en la pugna por la representación de la izquierda? La batalla, una de las cruciales de nuestro tiempo, aún continúa.

Sinopsis

Como si de cumplir con el conocido dicho catalán Roda el món i torna al Born se tratara, después de años fuera de su ciudad natal, Manuel Valls vuelve a Barcelona, su casa, donde vivió parte de su niñez y de su juventud. Una ciudad de la que nunca ha estado desvinculado, donde conserva familia, amigos y referencias sentimentales y culturales, y a la que ahora brinda toda la intensa y brillante experiencia política desarrollada en Francia. Desde sus inicios, muy joven, en el Partido Socialista Francés de la mano de Michel Rocard hasta su nombramiento como primer ministro, pasando por su eficaz papel al frente de la Alcaldía de Evry y el duro y difícil Ministerio del Interior.
En Barcelona, vuelvo a casa, Manuel Valls demuestra su unión vital y personal con su ciudad, su compromiso para convertirla en un lugar habitable para todos sus ciudadanos, moderna, cosmopolita, más segura y, por supuesto, llevarla a ocupar de nuevo un lugar de primer orden en Europa y en el mundo.

Nacido en el barrio barcelonés de Horta (1962), hijo del pintor Xavier Valls y de Luisa GalfettiManuel Valls se instaló en París con su familia. Sus inquietudes le condujeron a ponerse en contacto con el Partido Socialista Francés, donde desarrolló una formación basada en el republicanismo y en el socialismo.
En su intensa y exitosa trayectoria política en Francia ocupó cargos de primer nivel en todos los ámbitos de la administración, mostrándose como un tenaz y comprometido servidor público: en el ámbito municipal, a municipalidad, como alcalde de Evry (2001-2012); y en el del Gobierno del Estado, como ministro de Interior (2012-2014), y en la cúspide el Ejecutivo, como primer ministro (2014-2016) durante la presidencia de François Hollande.

En 2018 regresa a Barcelona para empezar una nueva vida y presenta su candidatura para convertirse en el nuevo alcalde de la ciudad y devolver a Barcelona a la liga de las grandes urbes globales.

Copyright del artículo © Antonio Mesa. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Espasa. Reservados todos los derechos.

Antonio Mesa León

Antonio Mesa León (Sevilla, 1993). Graduado en Derecho y ADE (Universidad de Sevilla, 2016). Máster en Abogacía y LLM, IE Law School (Best Student Award y Dean´s List 2018).

www.linkedin.com/in/antonio-mesa-leon/

Sitio Web: elaprendizdecaton.blogspot.com.es/

Social Profiles

LinkedIn

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Antólogos, prólogos y errores
    Escrito por
    Antólogos, prólogos y errores En este fragmento de la presentación de Recuerdos de la era analógica, Juanjo de la Iglesia y yo hablamos acerca de los diversos prólogos que tiene el libro, del legendario documento llamado la Donación de…
  • ¿Quién eres, Cervantes?
    Escrito por
    ¿Quién eres, Cervantes? Uno de los más fascinantes enigmas de la cultura occidental consiste en observar la escasez de datos biográficos que se conservan de tres protagonistas literarios como lo son Dante, Shakespeare y Cervantes. De este último,…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Nicolás Monardes
    Escrito por
    Nicolás Monardes Hace 525 años, tal día como hoy, poco más de un centenar de hombres, en dos carabelas y una nao capitana, salían de Palos de la Frontera, rumbo a lo desconocido. ¿Objetivo? Alcanzar las míticas…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • “Captain Beyond” (1972)
    Escrito por
    “Captain Beyond” (1972) “Captain Beyond” es otra de esas joyas ocultas que inexplicablemente han pasado desapercibidas. De hecho, esto me lleva a preguntarme si las verdaderas joyas están siempre ocultas, ya que, como su naturaleza indica, hay que…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia