"A este lado del gallinero. Visiones en Technicolor y CinemaScope", de José Luis Garci

Para las generaciones de posguerra el cine fue una auténtica puerta a la libertad y a la imaginación. Desde la altura del gallinero, al «Paraíso» de las salas, la vida llegaba con la alegría del Technicolor y CinemaScope, derrotando el gris de la realidad cotidiana.

Con esa misma mirada, José Luis Garci reúne una serie de textos donde aborda su pasión por las películas, pero también por la vida, la literatura, el arte… Recuerdos de infancia y juventud, de tiempos a veces no tan lejanos. Análisis críticos sobre géneros como el kitsch, recuerdos de actores y películas…

A este lado del gallinero todo parece verse más nítido, el mundo se presenta a todo color y en pantalla grande, como la realidad mágica de aquellos cartelones gigantes que decoraban las fachadas de los grandes cines que van desapareciendo en la Gran Vía. Autobiografía menor, le llama Garci a estos pequeños ensayos.

"Aquellos lejanos años ‒escribe José Luis Garci en el prólogo‒, en los gallineros de los cines de mi barrio (de Madrid) —y supongo que en los de las salas de todas las otras ciudades y pueblos—, la proyección de una película en color era un acontecimiento, una fiesta, sobre todo si era en Technicolor, y no en Gevacolor, Ferraniacolor o Cinefotocolor; ni siquiera en Eastmancolor. Luego, a partir de los años cincuenta, lo normal en los programas dobles era que, junto con el No-Do, los trailers y, a veces, el «Imágenes», una «cinta» fuera en color y la otra en blanco y negro. («Cinta», tampoco ya nadie usa esa definición). Las tres bandas del Technicolor eran ideales para el cine de aventuras, las fantasías orientales de la Universal International, los chapuzones de Esther Williams, o algunas del Oeste, y, en cambio, les costaba atreverse con el nuevo procedimiento a las películas «serias», a los dramones sociales, a las «de amores», a las policíacas (que luego se transformarían en films noir); igualmente, la grisura se asociaba al cine bélico, al político y a las comedias de Cary Grant, Irene Dunne o Spencer Tracy. […] Desde las señoriales butacas del gallinero del Ibiza, el Alcalá o el Narváez, en muchas de cuyas butacas se habían saltado los muelles, aquellas tardes de pan de bola y chocolate terroso —la merienda de toda una generación—, desde aquellos asientos desvencijados, decía, me impactaron por su inolvidable colorido Duelo al sol, Que el cielo la juzgue y Las zapatillas rojas. Qué rojos sangre, qué ocasos; qué azules vacaciones; qué diversidad de amarillos: limón, mostaza, envidia, helado de mantecado, habitación de Van Gogh, taxi neoyorquino… […] El caso es que a pesar del Technicolor, con aquella luz tan bonita de las cajas de lata de los bombones, nuestros gallineros seguían bajo el dominio del gris y de lo gris. El gallinero, definitivamente, era amarronado; la borra destacaba en las prendas invernales, y en verano se imponían los niquis, las saharianas, las camisas sudadas y alguna chaqueta mil rayas. […] El CinemaScope permitió ver más y, me parece, antes y más cerca. Era algo alegre, como contemplar con tus padres un domingo los grandes cuadros de Velázquez o Goya, Las meninas o Los fusilamientos del 3 de mayo. A los aristarcos, como era de esperar, les faltó tiempo para criticar la pantalla ancha. Seguían prefiriendo, fuera cual fuese la película, el formato clásico, el que más o menos reproducía las medidas del Partenón (1.33:1.). Pronto descubrirían su error. «Es ideal para filmar un hot-dog», decían los progres de abolengo de la época, dándose el famoso codazo moderno. Para mí (y para muchos) fue como una epifanía. (Perdón por la cursilería que acabo de escribir. Olviden lo de «epifanía», vale con «descubrimiento»)".

José Luis Garci (Madrid, 1944), cineasta que ganó el primer Oscar para una película en lengua española, Volver a empezar, guionista de La cabina (Antonio Mercero), también primer, y único Emmy obtenido, hasta hoy, por la televisión en España; ganador asimismo del Goya al Mejor Director y del Premio Nacional de Cinematografía (sus películas han sido cuatro veces nominadas por la Academia de Hollywood), también es Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. Como escritor, Garci ha conseguido los premios Puerta de Oro de relatos, Clarín, Pluma de Plata, Nueva Dimensión, y así como el Mariano de Cavia, el González-Ruano y el Continente de Periodismo. Entre sus libros, destacan Ray Bradbury, humanista del futuro, Morir de cine, Beber de cine, Noir, Las siete maravillas del cine, Campo del Gas e Insert Coin [Literatura Reino de Cordelia, nº 94]; y de su filmografía, sobresalen Asignatura pendiente, El crack, Canción de cuna, El abuelo, You’re the one y Tiovivo c. 1950. Por sus colaboraciones radiofónicas ha sido galardonado con dos Antenas de Oro y el Premio Ojo Crítico de Radio Nacional de España.

Copyright de texto e imágenes © Reino de Cordelia. Reservados todos los derechos.

Thesauro Cultural

Hay un momento para echar la vista atrás, recordando las condiciones en que nosotros, la especie Homo sapiens, emprendimos nuestra andadura. Hay un momento para explicar lo que fuimos, en el plano científico y cultural, e imaginar lo que seremos, más pronto que tarde. Tú y yo. Ustedes que nos leen y los que escribimos a este lado de la pantalla. Hay, en fin, un momento para explicar el trabajo de los paleontólogos ‒los historiadores de la vida‒ y sumarlo al de tantos otros investigadores que comprueban cómo la cultura altera nuestro recorrido social y evolutivo. Sabios que rastrean las civilizaciones en que se escindió la humanidad. Expertos que nos hacen partícipes de creencias y costumbres, creaciones artísticas y avances tecnológicos. Entre todos, definen una sutil conexión que que nos mantiene unidos desde hace... ¿cuánto tiempo ya? ¿165.000 años? ¿315.000?

Quién sabe si ese interés por la naturaleza humana, en su increíble diversidad, es lo que te trajo hasta aquí. Ahora ya lo sabes: si nosotros hacemos cada día TheCult.es (Thesauro Cultural), es porque tú sientes esa curiosidad por los retos más desafiantes de la ciencia y la cultura. Quizá acabas de descubrir esta revista, buscando un dato que necesitas para la clase de mañana. O acaso usted ‒a quien le incomoda el tuteo‒ hace mucho que completó sus estudios, y nos sigue fielmente desde que nos asomamos a internet, allá por 2007.

¿Sabe lo que le digo? Queremos observar con usted ‒contigo‒ cada detalle del mundo que nos rodea. Queremos recorrer la historia de la biosfera y explorar las huellas más nobles que hemos dejado en el planeta: nuestra cultura científica, nuestro arte y nuestro legado intelectual.

launicaperfil

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Regreso a Twin Peaks (1990-2017)
    Escrito por
    Regreso a Twin Peaks (1990-2017) No somos pocos los que compartimos la opinión de que la tercera temporada de Twin Peaks no solo fue la mejor teleserie de 2017, sino también la mejor producción de ese año, en general. Su…
  • El cante jondo
    Escrito por
    El cante jondo No soy habitual ni experto en cante jondo. Alivio para caminantes, a la hora de escribir sobre él. Confieso que sólo me atrapa el jondo si estoy en el lugar donde se produce y si…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Mente y belleza
    Mente y belleza El estudio del comportamiento humano es quizá una de las áreas más controvertidas en las ciencias biológicas. El debate entre lo que es producto de la cultura y lo que tiene una base…

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • “Stand!” (1969), de Sly & The Family Stone
    Escrito por
    “Stand!” (1969), de Sly & The Family Stone Para muchos Woodstock fue la coronación de Jimi Hendrix. Para otros tantos, Woodstock llegó a su cénit con la actuación de Santana y su Soul Sacrifice. Algunos se quedan con Grateful Dead, The Who o Jefferson Airplane, pero un número nada despreciable de…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia