"Bajo la red", de Iris Murdoch

En sus fotos de juventud Iris Murdoch permanece seria, con una mirada distante, pensando en sus cosas, alejada del espectador, reconcentrada en sí misma. Solamente en las imágenes de los últimos años de su vida podemos verla esbozando sonrisas, siempre al lado del hombre con el compartió cuarenta y tres años, el profesor y escritor John Bayley (1925) que la cuidó cuando el Alzheimer empezó a rondarla unos cuatro años antes de morir.

Son enternecedoras esas imágenes del matrimonio, en su casa o al aire libre, siempre juntos y siempre en la misma latitud. Lo que ya no me resulta tan agradable es ver la utilización que hace el cine de los libros que su marido escribió tras la muerte de la escritora y en los que relataba la vida de un cuidador de un enfermo de Alzheimer. Es triste e injusto que se hable de Murdoch más como una enferma que de una escritora. Pero estos son los efectos de vivir a base de titulares y de llamativas puntualizaciones, nada literarias. 

Ella, Jean Iris Murdoch nació el 15 de julio de 1919 y murió ochenta años después, en 1999. Fue filósofa, autora teatral, poeta y novelista. Pertenecía a una familia de granjeros presbiterianos por parte de padre y de la clase media anglicana por parte de madre. Ya se sabe que en Irlanda, su país de origen (nació en Dublín) esto de la religión es un elemento de altísimo interés a la hora de connotar a un personaje. Depende de eso el que tenga una educación u otra, de que siga determinados preceptos, de que tenga determinada ideología.

En el caso de la joven Iris tuvo una buena educación académica que llegó al postgrado y publicó su primera novela en 1954. Sus preocupaciones filosóficas y morales están presentes en sus libros, aunque matizadas por cierta ironía e, incluso, un sentido del humor muy especial. La novela Bajo la red acaba de ser publicada por la editorial Impedimenta y es la cuarta de una serie de ellas que esta editorial ha traducido al castellano. Las anteriores fueron Henry y Cato, El unicornio y El libro y la hermandad. Hasta que Impedimenta no comenzó a publicar sus obras, Iris Murdoch era casi una desconocida para los lectores de nuestro país, aunque la editorial Alianza ya había publicado esta misma obra en 1992 y esto es algo que suele ocurrir con un número tan importante de escritores que me pregunto por qué siempre se reedita lo mismo y no se publican otras cosas que aguardan a que algún editor repare en ellas. 

El libro está escrito en primera persona y el protagonista es un traductor y escritor llamado Jake Donaghue que sufre una convulsión en su vida personal a raíz de la cual comienza a moverse en ambientes que están llenos de personajes extraños, difíciles y llenos de matices. En el fondo de su búsqueda, algo consustancial a los personajes de Murdoch desde siempre, incluso en esta primera novela, está el deseo de llegar a ser escritor, esa manera de acercarse al mundo a través de la palabra. Esa tensión, esa tendencia irrefrenable es lo que lo sostiene en los momentos difíciles y lo que se constituye en un implacable objetivo.

El amor, la fama, la riqueza, la lucha por conseguir los fines que el ser humano se plantea, el engaño y el abandono, todo ello se refleja en el libro, mezclándose la narración de acontecimientos o la descripción de los caracteres con la reflexión filosófica, todo ello con un aire humorístico que no nubla el fondo del pensamiento que la novela representa.

Iris Murdoch es una maestra de los diálogos. Aligeran el peso de la novela, indican la postura de los personajes y crean el ambiente adecuado para la narración. La personalidad del protagonista es el elemento principal sobre el que gira la acción. Es muy frecuente que los escritores se pongan en lugar de las mujeres para sus novelas y la prueba está en que las consideradas mejores obras "femeninas" están escritas por hombres: Madame Bovary, Ana Ozores y Anna Karenina son mujeres descritas por hombres. En este caso, Iris Murdoch se sitúa en el papel y la cabeza de su protagonista y cuenta desde dentro cómo se siente cuando su mundo cambia a raíz de que su novia lo abandone y tenga que recurrir a una forma de vida que lo sitúa en la cuerda floja.

Algunos capítulos son verdaderamente geniales, como el 17 (son 20 en total) en el que el protagonista se coloca como auxiliar en un hospital, puesto en el que se encuentra desubicado y cuyas peripecias describe con notable gracia. Lo mismo que los gatitos del final del libro, una forma de terminar que solo puede ocurrírsele a una mente brillante. Así fue calificada Iris Murdoch durante mucho tiempo, "la mujer más brillante del Reino Unido" y, si te fijas, no iban descaminados los que así opinaban. Es precisamente esa capacidad para narrar la realidad y la fantasía partiendo de una visión humorística que aligera el ambiente, lo que la distingue de otros narradores. Sus libros poseen una certeza que acaba por convertirse en duda y sus ideas filosóficas, partiendo del platonismo, están muy presentes en ese esfuerzo por comunicar al lector tanto lo que sucede como la interpretación de los hechos en un contexto general que no resulta fácil para el protagonista.

Sinopsis

Traducción de Javier Alfaya y Barbara McShane

Un debut deslumbrante. Una magistral mezcla de reflexión filosófica y novela picaresca que trata sobre el trabajo, el amor y la fama; una historia brillante hecha para reír y pensar a partes iguales.

Considerada una de las cumbres de la narrativa inglesa del XX, Bajo la red supuso el debut novelístico de Iris Murdoch. Jake Donaghue, su protagonista, es un escritor y traductor que deambula por un Londres inabarcable intentando compensar de algún modo los errores del pasado. Tras regresar de un viaje a Francia, su vida da un vuelco: su novia, que se ha enamorado de un corredor de apuestas, le pide que se vaya de casa. Desesperado, Jake se ve obligado a recurrir a su exnovia, Anna Quentin, y a un antiguo amigo, Hugo Belfounder, quien en el pasado le inspiró un libro sobre la inutilidad del lenguaje. Así emprenderá su particular descenso a los infiernos, vagabundeando por el Londres más bohemio entre filósofos, sindicalistas borrachos y perros prodigio, en busca de un lugar en el que asentarse. Iluminado, pero víctima de una persistente desazón vital, Jake no abandona su idea de llegar a ser un verdadero escritor mientras el mundo parece derrumbarse a su paso.

Iris Murdoch nació en Dublín en 1919. Cuando apenas tenía unas semanas de vida, su familia se mudó a Londres. Estudió Literatura Clásica, Historia Antigua y Filosofía, y fue alumna de Wittgenstein en Cambridge. Su primera novela, Bajo la red, publicada en 1954, está considerada una de las cien mejores novelas del siglo XX en lengua inglesa por la revista Time. Publicó veinticinco más, entre las que cabe destacar, además de El libro y la hermandad (1987), La campana (1958), El unicornio (1963), El príncipe negro (1973, Premio James Tait Black Memorial), Henry y Cato (1976) y El mar, el mar (1978, Premio Booker). En 1995 empezó a padecer los efectos del Alzheimer. En 1997 ganó el Golden Pen Award. Murió en 1999.

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Impedimenta. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 34) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

Artículos relacionados (por etiqueta)

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Defensa perfecta de la imperfección
    Escrito por
    Defensa perfecta de la imperfección Me gusta lo imperfecto no porque sea imperfecto, no porque yo me proponga apreciar lo imperfecto y alejarme de lo perfecto. No. Lo que sucede es que descubro que me gusta lo imperfecto cuando pienso…
  • Amoniaco
    Escrito por
    Amoniaco ¿Los días más hermosos del año? Voto por las mañanas madrileñas, de limpio cristal inmóvil, una sombra fresca y un sol tibio como una madre. Como los jubilosos siempre tenemos un largo domingo por delante,…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • El Quijote y el basilisco
    Escrito por
    El Quijote y el basilisco Una de alegrías que experimenta el amante de la materia pastoril es la de encontrarse en la primera parte del Quijote con la historia de Grisóstomo y Marcela. El gozo aumenta en el capítulo XIV, donde se ponen…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • “Ramones” (1976)
    Escrito por
    “Ramones” (1976) Lo bueno, si breve, es dos veces bueno. Si además es simple, es tres o cuatro veces mejor. Y si el cachondeo es palpable en cada tema ya raya la excelencia. La importancia histórica de…
  • El cuarto Turco de Pésaro
    Escrito por
    El cuarto Turco de Pésaro El verano de 1983 fue la primera ocasión en que el Festival Rossini de Pésaro –el abreviado ROS iniciado tres años atrás con La gazza ladra– consideró la ópera número trece del compositor local, es…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Baptistina y los dinosaurios
    Escrito por
    Baptistina y los dinosaurios "Nada importa morir, pero el no vivir es horrible" (Víctor Hugo, Los Miserables) La noche del 9 de septiembre de 1890 fue muy productiva para Auguste Honoré Charlois. El joven astrónomo francés observó en aquella…

etimologia