Trestesauros500

El Estandarte del Cuervo y otros relatos

Cualquier buen guionista sabe que una de las fórmulas más efectivas a la hora de plantear una aventura consiste en situar al personaje principal como un pez fuera del agua.

Carl Potts llegó a Nueva York procedente de su California nativa en 1975 con el propósito de hacer carrera como dibujante de comics. Pero los tiempos no eran propicios y los únicos trabajos que consiguió fueron encargos menores que pasaron desapercibidos.