Ciencia vs. ciencia ficción

Ciencia vs. ciencia ficción Imagen superior © & ™ Lucasfilm Ltd.

Hay algo que no me gustó en el Episodio 1 de Star Wars. No se trata de la película en sí: es emocionante, la acción no cesa y los efectos especiales (sobre todo los de sonido) son impresionantes. Lo que pasa es que, contra todo lo razonable, esperaba una cinta de ciencia ficción. Claro, estamos hablando de una película donde aparecen robots, rayos mortíferos, naves espaciales, planetas exóticos poblados de seres todavía más exóticos y espadas láser. Parece ser lo más “ciencia-ficticio” que se pudiera imaginar. Si eso no es ciencia ficción, ¿entonces, qué?

Para empezar, algo como Matrix, por ejemplo. Una cinta donde hay un mundo creíble, verosímil (es decir, similar a lo verdadero). Con una trama que no se saca soluciones de la manga (deus ex machina, como decían los antiguos griegos... para que no digan que esta columna no es culta). O como Abre los ojos, película española que demostró que no es necesario contar con mucho dinero ni grandes efectos especiales (de hecho los que tiene son muy malos) para contar una historia fantástica en la que la trama tiene bases reales y sobre todo, lo más importante: la ciencia es parte necesaria y fundamental de la misma.

Normalmente nadie confunde a la ciencia ficción con la ciencia real. Pero, por el contrario, es común confundir cosas que parecen ciencia ficción con la verdadera ciencia ficción. Entre los géneros que más fácilmente se prestan a confusión está el llamado “fantasía”: historias en las que aparecen princesas, dragones y magos mezclados con naves espaciales, planetas lejanos y robots. Aunque hay muchas novelas de este tipo en las que se respetan los requerimientos de la ciencia ficción respecto a la fidelidad de los conceptos científicos, se incluyen elementos totalmente ajenos a una visión científica del mundo. La serie de películas de La guerra de las galaxias –aunque la magia esté disfrazada de “fuerza” y las princesas sean chicas de acción– corresponde más a la fantasía que a la ciencia ficción.

Otro aspecto curioso es que la ciencia ficción a veces parece predecir los avances científicos. En ocasiones esto es sencillo, como cuando los autores de los años cincuenta predecían la llegada del hombre a la Luna. Otros casos parecen casi paranormales, como las asombrosas predicciones de Julio Verne acerca de los cohetes espaciales, los submarinos y otros inventos. Aunque, como siempre, basta con rascar un poco para encontrar una explicación, que en este caso es la gran cantidad de información que Verne poseía respecto a los avances tecnológicos de su época, aunada a su gran inteligencia y creatividad. Todo ello le permitió hacer conjeturas inteligentes que resultaron muy acertadas. Finalmente por esto es tan interesante la ciencia ficción: nos da la oportunidad de asomarnos al futuro por una ventana imaginaria y ver como podrían ser las cosas en un mundo parecido al nuestro o un futuro cercano.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Autorretrato de Juan Malpartida
    Escrito por
    Autorretrato de Juan Malpartida Es habitual considerar que la miscelánea es un género subalterno de la literatura, cuando no un cajón de sastre que rehúsa ser un género. Un recopilador hacendoso busca y rebusca textos sueltos y dispersos y…
  • La belleza mortal del cinabrio
    Escrito por
    La belleza mortal del cinabrio El cinabrio constituye una de las mayores riquezas mineras de nuestro país. Por su color rojo púrpura también le llaman bermellón. Almadén, que en árabe significa "la mina", ha estado vinculado desde sus…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • The Runaways (1975-1979). Chicas malas
    Escrito por
    The Runaways (1975-1979). Chicas malas Cuanto más escucho determinadas canciones, más me pregunto por qué conservan su magia al cabo de los años. Y a pesar de que uno intenta evitar los clichés, hay películas que contribuyen a perpetuar ese…
  • Vincenzo La Scola, a solas con Puccini
    Escrito por
    Vincenzo La Scola, a solas con Puccini Asistimos con curiosidad y respeto a la evolución vocal del tenor palermitano Vincenzo La Scola, de sus Ernesto, Nemorino, Rodolfo, Pinkerton o Alfredo del inicio a los Pollione, Riccardo, Alvaro, Radamès o Turiddu de la…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC