El más grande error de Einstein

Algunas personas se escandalizan de cualquier cosa: de Marilyn Manson, de los anticonceptivos, del vocabulario, la ropa, los aretes y los tatuajes. Y una de sus frases favoritas es: “¿a dónde iremos a parar?”

Pero cuando se entera uno de los últimos descubrimientos sobre el Universo, no queda más que hacerse la misma pregunta. Resulta que el cosmos no sólo se está expandiendo. Eso ya lo sabíamos. (De hecho, de allí salió la idea de que dicha expansión tuvo que tener un principio, la “Gran Explosión”, o el Big Bang.) Ahora los astrónomos ya saben que ¡cada vez se expande más rápido!

¿Cómo puede ser esto? En 1917, cuando se creía que el Universo era estático, Einstein

 había propuesto que, como toda la materia se atrae debido a la fuerza de gravedad, tenía que haber otra fuerza que impidiera que los planetas, estrellas y galaxias se atrajeran unos a otros y el Universo se derrumbara sobre sí mismo. No sabía qué pudiera ser, pero introdujo en sus ecuaciones un término (para que le salieran las cuentas), al que llamó la “constante cosmológica”. Cuando se descubrió la expansión del Universo, Einstein procedió a tacharla con gran alivio. Más tarde declaró que postularla había sido “el más grande error de su carrera”.

Quedaba sólo averiguar el futuro del Universo. Tal vez, si había suficiente materia regada por ahí, su atracción gravitacional haría que poco a poco la expansión fuera frenándose, y finalmente podría causar una contracción, hasta que todo volviera a estar en un punto y hubiera otra Gran Explosión. O tal vez sólo siguiera expandiéndose.

Entre 1995 y 2002, dos equipos internacionales de astrónomos, el High Z Supernova Search Team y el Supernova Cosmology Project Team, analizaron la luz de las supernovas más luminosas y, luego de revisar sus resultados, no tuvieron otro remedio que anunciar que no sólo no hay suficiente materia en el Universo para hacerlo “cerrado” (o sea que seguirá expandiéndose por siempre), sino que la expansión se está acelerando.

¿Cómo puede ser eso? No se sabe. Lo único que los astrónomos pueden decir es que parece haber una fuerza misteriosa que sólo se aprecia a grandes distancias y que actúa en contra de la gravedad. El error de Einstein no fue tan erróneo, después de todo. Lo malo es que ahora quizá algunos cosmólogos ya no sepan si tiene sentido andar tratando de predecir el futuro del Universo. Tal vez no queda más que preguntarse: ¿a dónde iremos a parar?

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura. Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

logolacienciaysusalrededore

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • ¿Una república racista?
    Escrito por
    ¿Una república racista? Todo es un símbolo en esta representación de la Academia de Platón, desde las vestimentas del maestro, que lo equiparan a Jesucristo, a los doce discípulos. Delville, por supuesto, no destacó en la escuela de…
  • Los recuerdos de Chesterton
    Escrito por
    Los recuerdos de Chesterton Pocos hombres son capaces, como Chesterton, de ensalzar la infancia como la única época verdaderamente verdadera y felizmente feliz de su vida, hasta el punto de ponerla como ejemplo de la conducta humana. Lo hace…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Natural y artificial
    Natural y artificial Una distinción fundamental en el lenguaje popular actual es la que hay entre lo natural y lo artificial. Entre las causas de esta marcada división probablemente se encuentre la explosión de las bombas…

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Florencia del 53
    Escrito por
    Florencia del 53 El Mayo Musical Florentino de 1953, con la perspectiva de la distancia, puede convencernos de que fue una de las ediciones más importantes de toda su historia. Dos acontecimientos permiten sostener esta valoración: Callas interpreta…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia