La ciencia racionalizadora

La ciencia racionalizadora Imagen superior: NASA

Racional es aquello que está conforme a la razón, según el diccionario. En este sentido, puede decirse que la ciencia es racional: usa la razón para obtener conocimiento confiable, o lo más confiable que sea posible, acerca de la naturaleza.

Sin embargo, a veces se la acusa de ser ambiciosa y soberbia, y caer así en el racionalismo, que la Real Academia Española define como la “doctrina filosófica cuya base es la omnipotencia e independencia de la razón humana”. Si se entiende esto como descalificar todo lo que no esté basado en el pensamiento racional, no hay duda de que efectivamente, el racionalismo es un exceso que hay que evitar.

Porque hay asuntos, sobre todo en la esfera de lo humano, en los que la razón no necesariamente tiene la última palabra. Muchas opiniones o decisiones se toman no sólo con base en el pensamiento lógico y racional; también participan el azar, las emociones y los prejuicios, las fuerzas sociales y la cultura misma en que estamos inmersos. En la creación artística, por ejemplo, es indudable que el pensamiento racional es sólo uno de los muchos factores que intervienen.

Pero el que la ciencia no defienda la omnipotencia de la razón no quiere decir que no tenga una profunda vocación racionalizadora: que busca “reducir (las cosas) a normas o conceptos racionales”. El pensamiento científico se basa en la convicción de que cualquier aspecto de la naturaleza (incluyendo la naturaleza humana) puede entenderse de modo racional.

En muchos casos, nuestra incapacidad para entender ciertos problemas o fenómenos se debe a que no contamos con las herramientas para lograrlo (al menos no por el momento). Pero eso no quiere decir que no sea posible llegar a entender, por ejemplo, las emociones o los procesos de la creación artística de modo perfectamente racional. Las neurociencias y los estudios de la conciencia comienzan a hacer que estas metas sean cada vez más plausibles.

Puede sonar ambicioso y soberbio. Pero, ¿cuál sería la alternativa? Hasta ahora no tenemos indicios de que existan misterios incomprensibles. La ciencia no se ha topado con ningún problema dentro de su esfera de acción (el mundo físico, natural) que no haya podido abordar con cierto éxito desde su punto de vista racional.

Sin duda, hay campos, como el de la fe, donde la visión racionalizadora simplemente no es pertinente. Pero no porque no sea posible aplicar la razón, sino porque la fe se define, precisamente, como la creencia en algo sin necesidad de razones.

Podría decirse, paradójicamente, que la ciencia tiene fe en el poder de la razón. Hasta ahora, dicha fe ha resultado más que justificada.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Un libro holmesiano… para cualquier lector
    Escrito por
    Un libro holmesiano… para cualquier lector En todo el mundo hay miles, probablemente decenas de miles de holmesianos, también llamados sherlockianos. Yo mismo me podría considerar uno de ellos, aunque no pertenezca oficialmente a ningún club o sociedad (aparte de la…
  • La tecnología como arte
    La tecnología como arte Aunque sabemos que somos animales, no distintos ni superiores al resto de las especies vivas, los seres humanos no somos unos animales cualesquiera. Tenemos, como cualquier especie, particularidades que nos distinguen. Quizá la…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La desgraciada vida de Leonor de Austria
    Escrito por
    La desgraciada vida de Leonor de Austria Dicen las malas lenguas que Leonor nació en un retrete. Su madre Juana, pese a su avanzado estado de gestación, decidió que asistiría a aquella fiesta. Si estaba ella presente sería más difícil que su…

Cartelera

Cine clásico

  • Big King
    Escrito por
    Big King Todo empezó el día en el que a Carrie White le vino la regla. Aquel primer éxito literario de Stephen King también fue el primer taquillazo cinematográfico basado en una novela suya. En otras palabras,…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Pequeño gran Mendelssohn
    Escrito por
    Pequeño gran Mendelssohn Siempre hay que volver a elogiar en Mendelssohn la conseguida conciliación entre una sensibilidad romántica y una mentalidad clásica, el sentimiento controlado por la inteligencia o, si se prefiere, una inteligencia sentimental hecha sentimentalidad inteligente.…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC