La construcción del conocimiento

La construcción del conocimiento Imagen superior: Jacopo de' Barbari

El conocimiento científico ¿se descubre o se construye? La pregunta podría parecer rara: lo natural es pensar que los científicos no “inventan”, sino que simplemente exploran el mundo que los rodea y buscan las regularidades que lo expliquen. Se dice que “desvelan” los misterios de la naturaleza: quitan el velo que los esconde. En otras palabras, descubren las leyes ocultas que, por supuesto, ya estaban ahí. Sin embargo, las cosas no son tan sencillas.

En primer lugar, los científicos no observan la naturaleza desprejuiciadamente y con la mente en blanco —como dice la leyenda que hizo Newton al ver caer la manzana—, y luego sacan conclusiones en forma lógica y objetiva. En realidad, la mayoría de las veces, cuando se acercan a un problema ya tienen previamente alguna hipótesis que pueda explicarlo. Al hacer sus experimentos, se esfuerzan por comprobarla, y sólo en caso de que sus predicciones no coincidan con los resultados experimentales, se ven forzados a desecharla.

Pero no sólo eso: hoy sabemos que gran parte de la imagen que tenemos de la naturaleza es más bien un modelo, una representación generada por la comunidad científica, que permite describir de alguna forma lo que pasa en el mundo. Algo así como un relato con el que damos sentido a la realidad.

Un ejemplo es el desarrollo del concepto de “célula”. En el siglo XVII se descubrieron los primeros microorganismos y se hicieron las primeras observaciones de tejidos vivos, utilizando el recién inventado microscopio. La impresión era que los tejidos estaban formados por fibras, y sólo después de muchas discusiones se llegó al consenso de que eran las unidades llamadas células las que constituían la base de los tejidos.

Tuvo que pasar todavía más tiempo para que los organismos microscópicos, que anteriormente habían sido clasificados como “acelulares” —porque parecía que no estaban formados por células—, constaban en realidad de una sola célula (hoy se los conoce como “unicelulares”).

Actualmente se reconoce que la célula es la unidad fundamental de todos los seres vivos, algo que nos parece obvio pero que en realidad es un concepto complejo al que costó mucho trabajo llegar. En cierto sentido muy real, de lo que se trató no fue simplemente de “observar” las células, sino de “construir” el concepto de célula para con él poder observar y dar sentido a lo que se veía en el laboratorio.

Cierto, la ciencia no se inventa, pero tampoco se encuentra ahí escondida, esperando a ser descubierta. Cuando hacemos ciencia lo que hacemos es construir algo, pero tratamos de que ese algo se acerque lo más posible a lo que existe ahí afuera.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Vértigo Redux y el hipertexto
    Escrito por
    Vértigo Redux y el hipertexto En El guión del siglo 21 hablé de Cinema Redux en relación con los hipervínculos y las lexias de George Landow. Después de hablar de las unidades narrativas o de significado que componen un hipertexto, establecí una…
  • Bellos y malditos
    Escrito por
    Bellos y malditos Un gusto especial propone la lectura de Pietro Citati: el arte de pensar, el pensamiento como arte, la calidad esencial del ensayista. La ha revalidado en la reciente traducción hecha por Teresa Clavel del libro…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Un regusto a decadencia
    Escrito por
    Un regusto a decadencia Así como hay géneros que tienen una características muy concretas, que definen a las obras que se encuadran de lleno dentro de los mismos (no hay más que pensar en la literatura de piratas, oeste…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Violetta en Lieja
    Escrito por
    Violetta en Lieja Clorinda, Oscar, Ninetta, Olga Sukarov, Musetta, Lisa, Adina, Norina… De ahí a Lucia, Gilda, Cleopatra… Prudentes ascensos, ir escalando inteligentemente peldaños sopraniles partiendo de la categoría de ligera cercana a la soubrette hasta llegar a…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC