Los límites de la vida

Los límites de la vida Imagen superior: Lawrence OP, Santa Maria dell' Anima, Roma, CC

La ciencia moderna lo revela una y otra vez: cuando las analizamos detenidamente, las cosas casi nunca son tan claras ni bien definidas como parecen.

Pensemos en el concepto de vida, central para la biología. ¿Qué tan bien definida está: cuándo comienza, cuándo termina? La respuesta no es obvia si miramos con detenimiento. Los límites de la vida se pueden buscar al menos en dos dimensiones: el tiempo y el espacio.

Toda vida tiene inicio y final: el nacimiento y la muerte. ¿Es posible definir con precisión ambos momentos?

Podríamos tratar de marcar el momento de la muerte de una persona mediante parámetros sencillos: la suspensión de la respiración, el latido cardiaco o la actividad cerebral. Pero —por ejemplo al discutir sobre eutanasia— hay quien argumenta que una persona no ha muerto aún cuando no tenga actividad cerebral y necesite máquinas cardiorrespiratorias, y que retirarlas sería un asesinato.

Por otra parte, cuando un organismo muere no todas sus células, tejidos y órganos mueren simultáneamente. El cabello y las uñas de un cadáver siguen creciendo durante un tiempo.

El inicio de la vida no es menos borroso. Aunque en la vida diaria consideramos al parto como el principio de una nueva existencia humana, al discutir sobre la despenalización del aborto se argumenta que es más bien la unión de óvulo y espermatozoide la que define el comienzo de la vida.

E indudablemente, el óvulo fecundado está vivo… aunque no se le pueda considerar todavía un ser humano. Pero los gametos estaban ya vivos antes de unirse. Estrictamente no dan origen a una vida nueva, sino a una nueva combinación de genes que define a un individuo distinto a sus progenitores. La fecundación no es tanto un inicio, sino una vuelta más en el ciclo incesante de la vida.

Los organismos asexuales, como las bacterias, muestran todavía más claramente que, en cierto sentido, la vida no tiene principio ni fin. Excepto por accidente, las bacterias son inmortales. No nacen ni mueren: sólo se dividen para dar origen a dos nuevas células, idénticas a la original.

En la dimensión espacial, podemos ver que están vivos los organismos, así como los órganos, tejidos y células que los constituyen. Pero ¿lo están los organelos subcelulares, las biomoléculas y los átomos de los que está formada toda célula viva? ¿Dónde, en esta jerarquía de niveles de complejidad biológica, comienza lo vivo?

Tanto si estudiamos la vida con un microscopio como si lo hacemos con un calendario, definir sus límites resulta tan difícil como determinar, con una lupa, dónde termina una playa y comienza el mar.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura. Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

logolacienciaysusalrededore

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • El mundo de Oz
    Escrito por
    El mundo de Oz Cuando era niño disfruté muchísimo con la película El mago de Oz, protagonizada por Judy Garland. Me sigue gustando y creo que es una de las mejores películas de la historia del cine. Lo que…
  • Una taberna española
    Escrito por
    Una taberna española En ajetreadas ciudades, en imperceptibles aldeas, en inmóviles cascos históricos de España, la taberna es como el sello nacional que ordena calles y gentes en trono a un mesón de madera o de fórmica, cubierto…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Control de calidad
    Control de calidad No hay industria actual, ni negocio, que pueda aspirar a ser exitoso sin un buen sistema de control de calidad. A pesar de lo que pudiera parecer, éste no busca que todos los…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Giacomo Boncompagni
    Escrito por
    Giacomo Boncompagni Giacomo Boncompagni (1548-1612). Hijo natural de Ugo Boncompagni, futuro Gregorio XIII, el Papa que culminó la Reforma Católica emanada de Trento, el del Calendario Gregoriano. Giacomo fue nombrado por su padre Governatore Generale delle Milizie…

Cartelera

Cine clásico

  • Vida y milagros de Quentin Tarantino
    Escrito por
    Vida y milagros de Quentin Tarantino Para hablar de los 90 es obligatorio citar ejemplos como La Macarena, Sharon Stone, las televisiones privadas, Monica Lewinski, Ray Loriga, el grunge o el bakalao. Simplezas como éstas son las obligadas referencias culturales de…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

  • Celuloide de ocho patas
    Escrito por
    Celuloide de ocho patas En esta sofisticada época de terrorismos digitales y peligros electrónicos, lo cierto es que todavía existe gente que se subiría un camión de Al Qaeda si en el suelo hubiese una tarántula. La aracnofobia, como…

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • The Runaways (1975-1979). Chicas malas
    Escrito por
    The Runaways (1975-1979). Chicas malas Cuanto más escucho determinadas canciones, más me pregunto por qué conservan su magia al cabo de los años. Y a pesar de que uno intenta evitar los clichés, hay películas que contribuyen a perpetuar ese…
  • El verismo agresivo de Giordano
    Escrito por
    El verismo agresivo de Giordano Como no hay tenor que deje pasar por alto (si sus medios se lo permiten y, a veces, sin esta posibilidad) el cantar Andrea Chénier, ni ninguna soprano-actriz, auténtica o pretendida, pierde por su parte…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Los mastodontes de la Península Ibérica
    Escrito por
    Los mastodontes de la Península Ibérica Cuando se habla de mastodontes muchas personas evocan erróneamente los legendarios mamuts, sin embargo se trata de animales muy diferentes. Varios millones de años antes de que los mamuts –que son elefantes– aparecieran en la…