Los límites de la vida

Los límites de la vida Imagen superior: Lawrence OP, Santa Maria dell' Anima, Roma, CC

La ciencia moderna lo revela una y otra vez: cuando las analizamos detenidamente, las cosas casi nunca son tan claras ni bien definidas como parecen.

Pensemos en el concepto de vida, central para la biología. ¿Qué tan bien definida está: cuándo comienza, cuándo termina? La respuesta no es obvia si miramos con detenimiento. Los límites de la vida se pueden buscar al menos en dos dimensiones: el tiempo y el espacio.

Toda vida tiene inicio y final: el nacimiento y la muerte. ¿Es posible definir con precisión ambos momentos?

Podríamos tratar de marcar el momento de la muerte de una persona mediante parámetros sencillos: la suspensión de la respiración, el latido cardiaco o la actividad cerebral. Pero —por ejemplo al discutir sobre eutanasia— hay quien argumenta que una persona no ha muerto aún cuando no tenga actividad cerebral y necesite máquinas cardiorrespiratorias, y que retirarlas sería un asesinato.

Por otra parte, cuando un organismo muere no todas sus células, tejidos y órganos mueren simultáneamente. El cabello y las uñas de un cadáver siguen creciendo durante un tiempo.

El inicio de la vida no es menos borroso. Aunque en la vida diaria consideramos al parto como el principio de una nueva existencia humana, al discutir sobre la despenalización del aborto se argumenta que es más bien la unión de óvulo y espermatozoide la que define el comienzo de la vida.

E indudablemente, el óvulo fecundado está vivo… aunque no se le pueda considerar todavía un ser humano. Pero los gametos estaban ya vivos antes de unirse. Estrictamente no dan origen a una vida nueva, sino a una nueva combinación de genes que define a un individuo distinto a sus progenitores. La fecundación no es tanto un inicio, sino una vuelta más en el ciclo incesante de la vida.

Los organismos asexuales, como las bacterias, muestran todavía más claramente que, en cierto sentido, la vida no tiene principio ni fin. Excepto por accidente, las bacterias son inmortales. No nacen ni mueren: sólo se dividen para dar origen a dos nuevas células, idénticas a la original.

En la dimensión espacial, podemos ver que están vivos los organismos, así como los órganos, tejidos y células que los constituyen. Pero ¿lo están los organelos subcelulares, las biomoléculas y los átomos de los que está formada toda célula viva? ¿Dónde, en esta jerarquía de niveles de complejidad biológica, comienza lo vivo?

Tanto si estudiamos la vida con un microscopio como si lo hacemos con un calendario, definir sus límites resulta tan difícil como determinar, con una lupa, dónde termina una playa y comienza el mar.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • El azar y la necesidad
    Escrito por
    El azar y la necesidad Uno de los asuntos que ha ocupado durante millones de horas a las mentes más inquietas de la humanidad es problema del azar y la necesidad. ¿Estamos determinados por nuestros genes, por las estrellas, por…
  • Eduardo Mallea (1903–1982)
    Escrito por
    Eduardo Mallea (1903–1982) En las décadas de 1930 y 1940, Eduardo Mallea era lo que hoy se suele denominar un escritor de culto. No concitaba grandes públicos pero tenía fama de grave y hondo meditador sobre el ser…
  • Gestación de la Tierra
    Escrito por
    Gestación de la Tierra Como si de un embarazo se tratara, el geólogo José López-Ruiz nos cuenta las fases por las que atravesó el Sistema Solar que desembocaron en el nacimiento de ocho planetas entre los que…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Lo que la ciencia sabe de los zombis
    Escrito por
    Lo que la ciencia sabe de los zombis Desde White Zombie, un filme estadounidense de 1932 con el inolvidable Bela Lugosi en el papel de hechicero vudú, los muertos vivos del folklore haitiano no han dejado de acecharnos desde el celuloide, llegando a…

Cartelera

Cine clásico

  • "La iguana": En contra de lo ideal
    Escrito por
    "La iguana": En contra de lo ideal Debo advertir que no me cuento entre los admiradores incondicionales de Monte Hellman, ni entre los fanáticos de su excelente Two-Lane Blacktop (1971). A decir verdad, me quedé de una pieza cuando por fin logré…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Victor Herbert, un inventor del glamour
    Escrito por
    Victor Herbert, un inventor del glamour El escritor argentino Manuel Puig decía que el glamour de Hollywood provenía de la Europa Central anterior a la guerra de 1914 y que bastaba con comprobarlo viendo la iluminación nocturna de Budapest. Podría agregarse…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC