Verdad científica

Verdad científica Imagen superior: Meredith Frampton

En ciencia, la palabra “verdad” debería usarse con mucho cuidado, o quizá evitarse por completo.

Es común pensar que la ciencia revela verdades acerca de la naturaleza. Sin embargo, el conocimiento científico tiene la característica de que siempre puede ser cuestionado: siempre se puede dudar de sus “verdades”. Es más: son precisamente estos cuestionamientos los que hacen que la ciencia avance. Cuando la duda es justificada y lo que se creía seguro resulta no serlo, el conocimiento científico avanza un paso, que puede ser pequeño o tan importante como para calificarse de “revolución científica”.

¿Es la ciencia entonces una ficción, un mito arbitrario? ¿Cómo puede una teoría ser verdadera y luego dejar de serlo? El carácter cambiante del conocimiento científico muestra que las teorías científicas son sólo modelos: representaciones que usamos para tratar de entender cómo es la naturaleza que nos rodea. Ello no quiere decir que los modelos coincidan perfectamente con esa naturaleza que intentan representar. Pero tampoco que se construyan caprichosamente: la ciencia tiene un compromiso con la realidad, y a pesar de sus limitaciones, intenta reflejarla con la mayor exactitud posible.

A veces, ante el poder de explicación y predicción que alcanzan las teorías científicas, olvidamos esto. Pero hay que recordar que incluso las sensaciones que obtenemos por medio de nuestros sentidos no son percepciones reales, sino producto del procesamiento de datos por nuestro cerebro. Cuando vemos un cuadro, no vemos el cuadro en sí, sino los fotones de luz reflejados en su superficie y que llegan a nuestras retinas. Éstas envían impulsos nerviosos al cerebro, que a su vez los procesa en forma muy compleja para, finalmente, construir una interpretación que nos da la sensación de “ver”.

Si los datos de los sentidos no son la realidad, no son “verdades”, sino modelos que intentan representarla, ¿por qué la ciencia debería ser distinta? Y sin embargo, los científicos quieren conocer la naturaleza, no engañarse. Por ello confrontan continuamente sus teorías con esa naturaleza, y descartan sin miramientos las que no resisten la prueba.

El filósofo Karl Popper decía que las teorías científicas no son edificios construidos sobre sólidos cimientos apoyados en la roca sólida de los hechos, sino chozas construidas sobre un pantano y sostenidas por estacas que clavamos tan profundamente como podemos, sin llegar nunca a suelo firme. Si las estacas son lo suficientemente profundas, la choza será resistente, pero nunca estaremos seguros de que no será derribada.

Más que verdades, lo que la ciencia nos ofrece es conocimiento útil. Nada más, pero nada menos.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • ¿Son los dioses la voz de la conciencia?
    Escrito por
    ¿Son los dioses la voz de la conciencia? La Odisea comienza con un debate entre los dioses olímpicos acerca de qué deben hacer respecto al asunto “Odiseo”. ¿Deben dejar que el héroe Odiseo (Ulises) logre alcanzar por fin la tierra de Ítaca o todavía deben…
  • Humillados y ofendidos
    Escrito por
    Humillados y ofendidos Que nadie tema una disertación sobre literatura rusa del siglo XIX. No, algo más cercano: el desarme, real o ficticio, de la ETA. Hay un discurso que propende a una paz justa y duradera, sin…
  • La vida en Facebook
    La vida en Facebook Brock es un asesino y se le nota feliz. El psiquiatra lo observa. Intercambian unas pocas frases de tanteo. Suficientes para que el médico piense la palabra “violento”. Brock, que sabe de qué…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Ver la música
    Ver la música Los humanos somos animales primordialmente visuales. Por eso a veces no nos damos cuenta de lo importante que resultan los estímulos que recibimos de nuestros otros sentidos, y de cómo enriquecen nuestra experiencia sensorial. A…

Cartelera

Cine clásico

  • Raymond Chandler vs. Phillip Marlowe
    Escrito por
    Raymond Chandler vs. Phillip Marlowe Una prosa elegante, sobria y con los adornos necesarios pero ni uno sólo más. Unos diálogos espectaculares y llenos de viveza. Unos personajes aparentando ser siempre lo que no son. Esas son las señas de…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La prehistoria de Tchaikovski
    Escrito por
    La prehistoria de Tchaikovski Nada pacíficos fueron los comienzos del operista Tchaikovski. La guerra del caso era íntima y hace a su prehistoria como artista, ya que no como compositor. En efecto, su primera ópera, El voivoda, fue repudiada…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC