"Carta a los Reyes Magos", de Fernando Arrabal

Cuando te ofrecen un libro de Fernando Arrabal, y antes de comenzar la lectura, hay que agradecer que aún exista una fantasía como la suya, capaz de incendiarlo todo con inteligencia, espontaneidad y provocación.

Las cartas de Arrabal son una parte muy atrayente de su obra. Se las ha dirigido a Franco, a Castro y a Stalin, tres dictadores que, cada uno a su modo, definen ese iceberg de intolerancia contra el que chocó el siglo XX (Ya sé que Stalin sale ganador en el campeonato de la infamia, pero no me negarán que los otros dos tienen más que merecido cada uno de los dardos arrabalescos).

Como un niño grande, que goza de la vida por saber que aún le sobra tiempo, Arrabal sueña con los ojos abiertos, enciende la mecha de un petardo irreverente y convierte el estallido en alta literatura.

No exagero. Sus ocurrencias no son fruto de la casualidad y el azar. Nacen de una cultura exuberante, desplegada en otro nivel de la realidad.

No hay artificiosidad en Arrabal. Sus emociones, por extremadas que parezcan, son genuinas. Tuve ocasión de comprobarlo durante una entrevista en la que hubo respuestas entrañables acompañadas de otras que eran puro surrealismo. Así es él, y así es su literatura: densa y divertida, perversa e inocente, libre en el sentido más flexible de la expresión.

No es otra cosa la que cabe encontrar en esta Carta a los Reyes Magos, en la que Arrabal se dirige a Melchor, Gaspar y Baltasar para arrabalizarlos, convirtiendo a Sus Majestades de Oriente en un sueño alucinante de la memoria. Como cuando dice: "imaginé que ustedes, los tres monarcas, eran hijos del 'primer' condenado a muerte de la Guerra Civil... les creí herederos a la vez del Quijote y de Leonardo da Vinci".

Y ahora, un par de recomendaciones. Primera: abandonen los prejuicios antes de enfrentarse a este brevísimo libro. No hay nadie menos estereotipado y previsible que Arrabal, y por eso mismo, el lector ha de interiorizar su sentido de la libertad.

Y segundo: diviértanse con las rupturas de tono y con el despliegue juguetón de esta obra, que salta de la poesía a la desvergüenza con sorprendente agilidad intelectual.

¿Peticiones a los reyes? En la Carta hay muchas. Me quedo con tres especialmente felices. Casi puedo oírlas en la voz del niño Arrabal. "Un grifo de agua caliente en la Fuente de la Juventud". "Dos gatos siameses para mí: el de Cheshire y el de Schröndinger". "Un abanico hecho con pestañas de estrellas de Hollywood para darme aire cuando me ponga nostálgico".

Y ahora, díganme: ¿no están deseando leer toda la lista de posibles regalos?

Nota editorial

Fernando Arrabal recupera su pasión por la literatura epistolar con una nueva carta, en esta ocasión a los Reyes Magos, en la confianza de que sus majestades de Oriente tengan mejor humor que sus corresponsales anteriores: Stalin, Aznar, el general Franco

Por su Carta al general Franco fue juzgado bajo el régimen franquista y encarcelado en 1967, a pesar de la solidaridad de la mayoría de los escritores de la época, desde François Mauriac hasta Arthur Miller y del requerimiento del célebre dramaturgo irlandés Samuel Beckett, que declaró: «Si hay una falta que sea vista a la luz del gran mérito de ayer y de la gran promesa para mañana y por eso que sea perdonada».

Esta Carta a los Reyes Magos, con prólogo de su amigo, el también escritor, y traductor, Pollux Henúñez y dibujos a dos tintas de Miguel Ángel Martín, abre una colección diminuta de Rey Lear, denominada «Snacks», y supone un auténtico regalo del genial Fernando Arrabal que deseamos compartir con todos los lectores. A los 80 años recién cumplidos, el gran escritor español afincado en París sigue teniendo la pluma tan afilada como siempre.

Fernando Arrabal (Melilla, 1932) fundó en 1963 el Grupo Pánico, con Alejandro Jodorowsky y Roland Topor. Ha dirigido siete largometrajes, ha publicado trece novelas, ocho centenares de libros de poesía, varios textos para teatro y varios ensayos, entre los que destacan sus libros sobre ajedrez. Su Carta al General Franco le valió pena de cárcel en vida del dictador. Reside en Francia desde 1955 y entre otros galardones ha recibido el Gran Premio de Teatro de la Academia Francesa, el Espasa de Ensayo, el Worlds Theater, el Mariano de Cavia de periodismo, el Wittgenstein de filosofía, el Alessandro Manzoni di Poesia, la Legión de Honor francesa o el título de Doctor honoris causa por la Universidad Aristóteles.

En 1983 obtuvo el Premio Nadal por su novela La torre herida por el rayo. Arrabal ha publicado también ocho centenares de libros de artista con Salvador Dalí, René Magritte, Roland Topor, Enrico Baj, Antonio Saura, Yue Minjun, Alekos Fassianos… Ha sido finalista de los premios Cervantes y Nobel de Literatura.

Ficha editorial

Carta a los Reyes Magos

Fernando Arrabal

Colección : SNACKS REY LEAR

Ilustrador: Miguel Ángel Martín

Prólogo: Pollux Hernúñez

Páginas: 56

Formato: 9,5 x 13 con cuadernillos cosidos al hilo

Precio: 3,95 €

ISBN-13: 978-84-940406-5-8

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Rey Lear. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2007, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (TheCult.es), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las artes.

launicaperfil

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • "Multifuncionalismo", de Karin Öpfel
    Escrito por
    "Multifuncionalismo", de Karin Öpfel La historia de la ciencia está llena de nuevas teorías que iban a revolucionar el conocimiento humano y de las que ahora ya nadie se acuerda. Edgar Allan Poe dejó a un lado sus cuentos de terror…
  • Lucidez analítica
    Escrito por
    Lucidez analítica En 1964,cuando su estrella había declinado a favor de la tribu estructuralista, Sartre decidió escribir sus memorias. Las dejó inconclusas y Las palabras es el fragmento del caso. Le pasó lo mismo cuando intentó hacer…

logonegrociencia

Comfreak, CC

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • La Historia como vocación
    Escrito por
    La Historia como vocación Me transformé en investigadora amateur el día que acabé Historia de dos ciudades, de Charles Dickens. Yo tendría unos diez años y la historia de la Revolución Francesa que sirve de trasfondo a la novela…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

  • Chris Foss
    Chris Foss El británico Chris Foss fue uno de los nombres más importantes en la ilustración de ciencia ficción durante la década de los setenta. Sus portadas para novelas del género ayudaron a vender incontables ejemplares de…

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Zampieri en un salón del novecientos
    Escrito por
    Zampieri en un salón del novecientos Alejada de los escenarios tras superar una peligrosa enfermedad, reapareció Mara Zampieri con un disco grabado a principios de 2004, y donde reunió un original repertorio de 33 canciones de compositores italianos, todos nacidos, menos…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Los leones de Tsavo
    Escrito por
    Los leones de Tsavo "No te enfrentes a los leones si no eres tú mismo uno de ellos". Proverbio africano Hay lugares que a pesar de su desolación y lejanía resultan fascinantes. Uno de ellos, la región de Tsavo…

etimologia