"César Cascabel", de Jules Verne

¿Dónde reside el encanto de Jules Verne? ¿De dónde proviene ese júbilo viajero que nos invade cada vez que abrimos sus libros?

No creo que estas dos preguntas queden suficientemente respondidas con una simple alusión a las virtudes del escritor –sus tramas aventureras, los rasgos de carácter que adornan a sus héroes, la eficaz elegancia de su prosa, la documentación que rebosa en sus obras, el sentido utópico que las impulsa–.  Con Verne, la crítica puede resultar un juego estéril, y no será en estas líneas, en cualquier caso, donde el lector halle esa piedra filosofal que justifica la fama y el mito de este novelista inmortal.

En este sentido, me atrevo a decir que quien se haya interesado por esta reseña de César Cascabel (1890) ya está familiarizado con el universo verniano. Así pues, el juego de seducción resulta innecesario: predico para conversos.

Aunque no figura entre lo más conocido de su autor, César Cascabel es otro triunfo novelesco de Verne, que en esta edición se presenta con un aparato crítico formidable –el prólogo es de Eduardo Martínez de Pisón y debemos la traducción y las notas a Mauro Armiño–. También nos llega la obra con la maravillosa imaginería del ilustrador George Roux: la misma que conocieron los lectores de aquella primera edición de Pierre-Jules Hetzel.

El punto de partida es notable. Una familia de artistas ambulantes, los Cascabel, sufre el robo de su caja de caudales tras años de gira por Estados Unidos. Se encuentran en Sacramento, no disponen de fondos para viajar en barco y sólo parece haber un modo de que regresen a Francia: marchar hasta Alaska con su carruaje y luego cruzar el Estrecho de Bering, para llegar a Siberia.

Repleto de personajes entrañables y carismáticos, César Cascabel es otro de esos libros que Verne ideó con un atlas sobre el escritorio. Como bien saben sus admiradores, el viaje, concebido como una sucesión de retos y descubrimientos, es un arquetipo imprescindible en la literatura verniana. Este entusiasmo por la geografía fortalece la creatividad de Verne, quien nos invita a subir en la roulotte de los protagonistas con ese hechizo y ese interés pedagógico que fueron siempre su marca de fábrica.

Herbert Lottman, en su ya clásica biografía de Jules Verne, nos recuerda que en este libro no pierde el autor la oportunidad de agraviar a los ingleses, ignorando los royalties que recibía de los editores británicos. Esa hostilidad frente a Gran Bretaña, nos dice Lottman, es perdonable, dado que corresponde a la mentalidad de su tiempo. El detalle resulta pintoresco, pero sirve también para comprender que no todas las fronteras eran igual de amigables para don Julio.

Sinopsis

César Cascabel, una de las menos conocidas novelas de Jules Verne, ahora por primera vez traducida en edición crítica, es junto con Claudius Bombarnac una verdadera lección de geografía tras la que se esconde una gran aventura.

Como afirma en su prólogo Eduardo Martínez de Pisón, autor de La Tierra de Jules Verne, es un libro que hay que leer «con el mapa a mano en todo momento». El mapa quedó así convertido en aventura, y en éste dispuso los obstáculos, los caminos y las peripecias adecuadas a cada escenario.

La novela, con trasunto viajero donde la geografía es un personaje más, tiene un trasfondo histórico: ocurre en el año 1867, en el que Alaska pasó a pertenecer a los Estados Unidos, el gran comprador del territorio. Los protagonistas, los miembros de la familia Cascabel, se encuentran atravesando aquella línea del mapa en ese momento, acompañados por un geógrafo, en el más humilde y lento de los vehículos: un carromato de saltimbanquis. Su viaje parte de California con destino a su Francia natal, pero siguiendo una curiosa y alternativa ruta que les llevará a atravesar Sierra Nevada, la Columbia Británica, Alaska, los archipiélagos boreales de la Siberia oriental, la tundra y la taiga de la Siberia continental y los Montes Urales. Así pasarán necesariamente por todos los paisajes medio desconocidos de aquellos confines, y entre sus gentes perdidas. El éxito de su aventura dependerá de si son capaces o no de cruzar la separación entre América y Asia, el duro y terrible estrecho de Bering.

César Cascabel es un testimonio geográfico de esa parte del mundo poco conocida en el mediado siglo XIX; además, narra una aventura donde los protagonistas se crecen ante la adversidad, utilizando como arma fundamental un mapa: el que sabe geografía domina el camino. Los Cascabel, armados con un atlas, se enfrentarán a mil vicisitudes y vencerán todos los obstáculos.

Ficha editorial

César Cascabel

Jules Verne

Prólogo de Eduardo Martínez de Pisón. Traducción de Mauro Armiño.

Madrid, 2015. 448 páginas. 26,50 euros.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Fórcola. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • Venecia y las coincidencias
    Escrito por
    Venecia y las coincidencias Pensaba hace unos días escribir algo acerca de las coincidencias y enumerar algunas de las que he encontrado al leer la segunda parte de las memorias de Elias Canetti. Por otra parte, después de regresar…
  • Cortázar y Thomas Mann
    Escrito por
    Cortázar y Thomas Mann Cabe leer en paralelo El perseguidor (1959) de Julio Cortázar y Doktor Faustus (1947) de Thomas Mann, no en busca de improbables influencias sino de sugestivos parecidos. Anoto estos elementos comunes: – Son vidas de…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Nuestra historia total
    Escrito por
    Nuestra historia total Unter den Linden. El bulevar bajo los tilos. En una de las muy numerosas tiendas de souvenirs que hay en esta avenida berlinesa me compré esta guía y muchas (muchísimas) postales. De su mano fui…
  • "Shoe" (1977-2000), de Jeff MacNelly
    "Shoe" (1977-2000), de Jeff MacNelly Nacida del ingenio del caricaturista político Jeff MacNelly (1947-2000), Shoe fue una tira de humor inmensamente popular en Estados Unidos que comenzó a publicarse diariamente en los periódicos de ese país en septiembre de 1977.…

Cartelera

Cine clásico

  • La edad de oro de Amblin
    Escrito por
    La edad de oro de Amblin Hasta hace relativamente poco, los años ochenta eran mirados por encima del hombro e incluso despreciados por los cinéfilos de pro y la crítica sesuda. Sin embargo, los que tuvieron la suerte de ser niños…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "Oxygène" (1976), de Jean-Michel Jarre
    Escrito por
    "Oxygène" (1976), de Jean-Michel Jarre Fue el toque francés en el tiempo de los Correos Cósmicos [Die Kosmischen Kuriere: así se denominó a artistas como Schulze, Sergius Golowin, Wallenstein, Mythos, Popol Vuh y Walter Wegmüller]. Fue también el contacto entre…
  • Tierra de violinistas
    Escrito por
    Tierra de violinistas Un curioso destino musical marca la región polaca de Lublin: el de ser una tierra de eminentes violinistas. Nuestro compositor, Karol Lipinski (1790- 1861) es una ilustre prueba de lo dicho. Baste pensar que entre…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC