"Cuadernos de Rusia. Diarios 1941-1942", de Dionisio Ridruejo

No hay un solo plano de lectura en estos diarios, sino varios. Obviamente, no cabe reconocer a Dionisio Ridruejo con un rostro único, entre otras cosas porque el lector contemporáneo sabe cómo evolucionó posteriormente, desde el falangismo de los primeros tiempos hasta la oposición a la dictadura y el exilio. Esa perspectiva hace que nos adentremos en estas páginas con la convicción de que el poeta divisionario, un fascista con todas las letras, pronto dará muestras de desacuerdo con Franco y todo lo que éste significa.

¿Un falangista desilusionado? Parece que ya lo era en las trincheras del frente ruso. Es más, estos escritos limitan con 1942, la fecha en que Ridruejo comprendió que el franquismo no era la plasmación de sus convicciones juveniles. Quizá por ello, forzando un poco sus palabras, atendemos a alguien que aún no es subsersivo, pero que no tardará demasiado en serlo.

Por lo demás, el lector admira al poeta, al hombre inteligente y sensible, pero también se incomoda ante el modo en que Ridruejo se sitúa bajo la causa nazi. Es inevitable. Al fin y al cabo, estos Cuadernos llevan la firma de uno de los alentadores del reclutamiento de la División Azul, con todo lo que ello implica.

En la otra España sucedían cosas similares, y cualquier elogio a Stalin, a pesar de los años transcurridos, también pondrá en guardia a los amantes de la libertad.

Justamente por ello, por el modo en que la lectura nos ubica en la perspectiva de una historia cambiante, resulta inspirador comprender que la causa democrática prosperó gracias a pensadores como Ridruejo, cuyas primeras reivindicaciones iban en un sentido completamente opuesto.

Avanzar junto al escritor por la estepa rusa, entre 1941 y 1943, equivale a escuchar un relato de barro y sangre. La prosa, espléndida, también incluye episodios más líricos e incluso mundanos, como el periodo que Dionisio pasa en Berlín, recuperando su maltrecha salud. Pero el núcleo de la obra es la guerra, descrita más allá de la propia subjetividad.

Para alegría de los historiadores, hay tramos de este libro en los que el análisis es tan certero como un teleobjetivo: "El ejército alemán –escribe– parece haber sufrido una notable imprevisión respecto a la posibilidad de una anticipación del invierno ruso o de un retraso en las operaciones que exige la invernada".

El escritor, que conoce los mil y un nombres que asignamos al peligro y al miedo, relata los peores momentos de la campaña con la penetración de un reportero. De ahí que acabe esta reseña con un párrafo escalofriante, que me recuerda las mejores crónicas de Ernie Pyle: "La noche última, aun con el auxilio del coñac, ha sido dura. Por tres veces ha sufrido la posición el bombardeo aéreo mientras no cesaba el tiro de artillería. Las dos primeras veces fue un solo avión, el de siempre. La última vez eran tres. No creíamos que el día llegara nunca".

Sinopsis

Estos Cuadernos de Rusia, la obra cumbre de la literatura memorialística sobre la División Azul, los redactó Dionisio Ridruejo entre otoño de 1942 y primavera de 1943, desde el confinamiento en Ronda, a su vuelta del frente ruso.

Editados de forma póstuma a finales de los años 70 del siglo pasado, ahora cobran nueva luz –en esta edición crítica y definitiva, a cargo del historiador Xosé M. Núñez Seixas–, cuando su figura ha quedado ya situada sin vacilaciones en la historia intelectual y política española del siglo XX.

Más allá del testimonio y radiografía de un fascista con voluntad documental, como notas de viaje y asueto, de meditación o de tiento lírico, como apuntes de vida agitada y remansada, estos cuadernos destilan una viveza de observación y una calidad literaria indiscutible.

En palabras de Jordi Gracia, responsable del prólogo: «las sorpresas de la lectura política van a ser muy escasas frente a la riqueza de una lectura integral del texto como operación literaria frustrada, abandonada o aplazada para tiempos mejores que ya no iba a vivir. Y ése es el mejor regalo de esta nueva edición de Cuadernos de Rusia: autorizarnos a leer entero al Ridruejo divisionario y fascista y a apreciar por tanto la tensión interna de la prosa, la riqueza descriptiva, los matices estilísticos del paisajista de sensaciones, las analogías con paisajes castellanos o la voluntaria empatía emocional con quienes soportan a la fuerza el paso y la convivencia de las tropas en sus casas y aldeas. Por eso la lectura de este fresco literario de una empresa equivocada ofrece hoy la oportunidad de mancharse con el barro, la nieve pisoteada, la suciedad de la guerra, el drama de los muertos y el dolor de la consunción, y al mismo tiempo asistir a la despedida definitiva de una prolongada juventud.»

Dionisio Ridruejo (1912-1975). Poeta, ensayista y político español perteneciente a la Generación del 36. Miembro destacado de Falange, durante la Guerra Civil fue Director General de Propaganda del bando franquista.

En 1940 fundó con Pedro Laín Entralgo la revista Escorial.

En 1941 marchó como soldado raso voluntario a la División Azul. A su regreso de Rusia, rompió con el Régimen de Franco por su falta de carácter falangista. En 1942 abandonó la Falange y dejó todos sus cargos públicos. Fue desterrado casi cinco años a varias ciudades españolas. Desde 1951 se dedicó a dar conferencias luchando por liberalizar el régimen de Franco. En 1956 participó en la plataforma Acción Democrática. Procesado y encarcelado en varias ocasiones por su militancia política, en 1962 acudió al IV Congreso del Movimiento Europeo, en Múnich.

Se exilió en París en los años 1962 a 1964, impartió clases en universidades de Estados Unidos entre 1968 y 1969, y desde 1971 concedió entrevistas en las que expuso su oposición al Régimen. En 1974 refundó su viejo partido llamándolo Unión Social Demócrata Española. Entre sus ensayos destacan Escrito en España (1962 y 1964), prohibido en su momento, y el póstumo Casi unas memorias (1976). Entre sus recopilaciones de ensayos y artículos en prosa figuran En algunas ocasiones (1960), Entre literatura y política (1973) y Sombras y bultos (1974).

Es autor de Cuadernos de Rusia. Diario 1941-1942 (Fórcola, 2013), en edición de Xosé M. Núñez Seixas, sin lugar a dudas la obra cumbre de la literatura memorialística de la División azul.

Ficha editorial

Cuadernos de Rusia. Diarios 1941-1942

Dionisio Ridruejo

Edición de Xosé M. Núñez Seixas

Siglo XX, 3

ISBN: 978-84-15174-76-9

Páginas: 448

PVP con IVA: 24,50 €

ebook: 9,99 € (ePub y Mobi)

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Fórcola. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2007, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (TheCult.es), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las artes.

launicaperfil

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Asesinatos de andar por casa
    Escrito por
    Asesinatos de andar por casa Hay una escena repetida: una adolescente arrastra su maleta por alguna estación de ferrocarril y se para ante el expositor de libros de cualquiera de sus quioscos. La mirada se detiene en un libro. Se…
  • Argentine people
    Escrito por
    Argentine people He leído con especial gusto el inteligente artículo de John Carlin “Himno al jugador argentino”, publicado en El País y que ronda la figura de Javier Mascherano. Para volver a Sarmiento, diría por mi cuenta…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Ética científica
    Ética científica ¿Qué es bueno y qué es malo en ciencia? Hay quien piensa que los juicios de valor de este tipo no tienen lugar en una disciplina cuyo único objetivo es producir conocimiento acerca…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • La rebeldía de Sor Juana
    Escrito por
    La rebeldía de Sor Juana Sor Juana había nacido al mundo como Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana. Y era hija natural, en aquel México del XVII que no era tal México sino Virreinato de Nueva España. Era…

Cartelera

Cine clásico

  • Dee Wallace, la mamá invencible
    Escrito por
    Dee Wallace, la mamá invencible Los que tuvimos la suerte de criarnos en la década de los 80 recordamos con candor a esta rubia actriz de Kansas, especializada en cine fantástico, casi siempre barato, que la convirtieron en una de…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • “Procol Harum” (1967)
    Escrito por
    “Procol Harum” (1967) Si, como se dice en el libro que empecé ayer, el Art Rock es el nexo de unión entre el Pop-Rock sesentero y el Prog Rock setentero, entonces creo que es de sentido común meter…
  • Una buena muchacha
    Escrito por
    Una buena muchacha La fanciulla del West de Puccini no es una obra que obtenga la atención que merece, orillada siempre por otros títulos del maestro luqués. Se trata, sin embargo, de una partitura estupenda que permite el…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia