“Las dos señoras Grenville”, de Dominick Dunne

Dominick Dunne (1925-2009) fue católico, de origen irlandés, cineasta y escritor. Y, además, comentarista de sociedad en Vanity Fair, publicación con la que mantuvo una larga relación salpicada de escándalos.

En todo caso, Dunne conocía muy bien el modo de vida americano y sus dos polos de atracción: Nueva York y Los Ángeles.

Esa dedicación al cotilleo puede tener que ver con el gusto por los detalles que desliza en su estilo literario. Descripciones que te trasladan al lugar de los hechos, podíamos decir, de los que no solo observamos su aspecto, sino también su olor y su sabor. Miradas de interior. Pequeñas cuestiones cotidianas que pasarían desapercibidas a un observador menos atento. Esta novela, publicada en 1985, con sesenta años cumplidos, fue su primer éxito como escritor. En ella se narra cómo Billy Grenville (William Grenville Junior) conoce a una corista, llamada Ann Arden (antes Urse Mertens) y se enamora perdidamente de ella. La madre de Billy, Alice Grenville, no aceptará esta situación.

Ellos pertenecen a una de las familias más importantes de Nueva York y no es de recibo que su querido hijo ande en tratos con gente de tan poca clase. Ann Arden es para Alice Grenville una arribista sin escrúpulos que quiere introducirse con malas artes en el mundo de la alta sociedad a la que, de ninguna manera, podría aspirar. Cualquier madre de cuatro hijas y un hijo hubiera reaccionado igual. Sobre todo si el hijo es un joven encantador, alférez de Marina, a quien le pierde el romanticismo.

La opinión de su madre no impedirá ese desigual matrimonio y, desde ese momento, Ann Arden luchará consigo misma y con el entorno, para ser una mujer elegante, aceptada por los conocidos de su marido. Esa ambición preside su comportamiento. Sin embargo, cuando Billy Arden muere de una forma poco explicada, las sospechas recaerán sobre su mujer. Nadie sabrá nunca qué pasó y el velo de la incertidumbre rodeará para siempre a su viuda.

La narración de Dunne es prodigiosamente detallista y tiene el mismo glamour que él adjudica a Anne, no guapa, sino glamurosa. Cualquiera de nosotras sabe exactamente qué significa eso. Una mujer con estilo, que sabe llevar la ropa y que tiene gracia y ángel. La belleza es totalmente accesoria, quiere indicar el autor, frente a la personalidad y la originalidad del espíritu.

Además, Ann sabe (desde los doce años) que puede tener a cualquier hombre comiendo en la palma de su mano, gracias a sus ojos azules, su boca seductora y la luz que irradia su persona. Si no ha tenido dinero, ni familia, ni blasones, la naturaleza la ha compensado con un físico brillante.

Todo el libro está lleno de detalles encantadores, con grandes dosis de ironía y una aparente ingenuidad que no es tal. Conoce Dunne con toda precisión el comportamiento de las clases altas de Nueva York, esa especie de nobleza que resulta mucho más rígida que la verdadera aristocracia a la hora de exigir pureza de sangre. Los ambientes de los clubs nocturnos, de las reuniones y saraos, aparecen aquí a modo de crónica social, frescos, espectaculares, inmensamente atractivos. Pero no es oro todo lo que reluce y un submundo en el que hay sangre, cuchillos, envidias, intereses y hasta crímenes, emerge entre sus páginas convirtiendo a la novela en una coctelera de sensaciones entre lo negro, lo rosa y lo amarillo.

Sinopsis

Traducido por: Eva Millet

Cuando a comienzos de la década de los cuarenta Billy Grenville -heredero de una de las fortunas más importantes de Nueva York- se encuentra por primera vez con la corista Ann Arden, se enamora perdidamente de ella, y para desesperación de su madre, Alice, la indómita matriarca del clan Grenville, decide casarse con ella. Ann intentará por todos los medios borrar las huellas de sus humildes orígenes y ser aceptada por la alta sociedad; toda su ambición se centrará en convertirse en una mujer elegante y mundana.

Publicada por primera vez en 1985, Las dos señoras Grenville es, además de una apasionante novela de intriga, un certero retrato de la clase alta norteamericana y de los mecanismos que utiliza para conservar su hegemonía. Su éxito lanzó a la fama a Dominick Dunne, seguramente el mejor cronista que ha tenido la alta sociedad de Estados Unidos durante los últimos cuarenta años.

Dominick Dunne (1925-2009) nació en Hartford, Connecticut, en el seno de una familia irlandesa y católica. Tras luchar en la segunda guerra mundial trabajó en la televisión, primero en Nueva York y luego en Hollywood, donde se codearía con las estrellas más importantes de los años cincuenta y sesenta y se convertiría en productor de cine. A finales de los setenta sus adicciones le llevaron a dejar el mundo del cine y a escribir su primer libro. Su primer éxito como escritor lo tuvo en 1985 con la publicación de la novela Las dos señoras Grenville, éxito que se acrecentaría cinco años después con La mujer inconveniente (1990). Aunque su verdadera fama le llegó como comentarista de sociedad en Vanity Fair y cronista de algunos de los juicios más célebres de Estados Unidos, como el de la estrella de fútbol americano O. J. Simpson. Su larga relación con Vanity Fair se inició cuando la revista le invitó a exponer sus reflexiones sobre el asesinato de su hija, lo que posteriormente le llevó a iniciar una columna en la que se mezclaban chismes sobre la alta sociedad y exclusivas en torno a polémicos procesos judiciales. Entre su obra literaria destacan también las novelas: People Like Us (1988) y A Season in Purgatory (1993). Murió en 2009.

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Libros del Asteroide. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 34) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • El cine antes del cine: Muybridge
    Escrito por
    El cine antes del cine: Muybridge El guionista Jean Claude Carrière, que trabajó con Luis Buñuel en películas como Belle de Jour, El discreto encanto de la burguesía o Ese oscuro objeto del deseo, decía que el cine existió mucho antes…
  • Eduardo Mallea (1903–1982)
    Escrito por
    Eduardo Mallea (1903–1982) En las décadas de 1930 y 1940, Eduardo Mallea era lo que hoy se suele denominar un escritor de culto. No concitaba grandes públicos pero tenía fama de grave y hondo meditador sobre el ser…
  • Ingeniería evolutiva
    Ingeniería evolutiva “La evolución es más inteligente que tú”, afirma la segunda ley de Orgel (enunciada por el químico británico Leslie Orgel, estudioso del origen de la vida). No sé si sea cierto. Lo que sí se es…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "Oxygène" (1976), de Jean-Michel Jarre
    Escrito por
    "Oxygène" (1976), de Jean-Michel Jarre Fue el toque francés en el tiempo de los Correos Cósmicos [Die Kosmischen Kuriere: así se denominó a artistas como Schulze, Sergius Golowin, Wallenstein, Mythos, Popol Vuh y Walter Wegmüller]. Fue también el contacto entre…
  • Una Norma diferente
    Escrito por
    Una Norma diferente En el marco del Festival de Martina Franca, especialista en exhumaciones curiosas y versiones infrecuentes, Rodolfo Celletti ideó una reposición de Norma para la temporada 1977. Confió la protagonista a Grace Bumbry, una voz de…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Mudanzas
    Mudanzas Oh, sí, mucho antes de ver una gran serpiente en el campo supe de su existencia pues en las primaveras dejaba su antigua piel entre las hierbas, una piel ya seca pero entera y cuya…