"Manu", de Manuel Jabois

Escribir un libro sobre la experiencia de ser padre en el que ni un solo párrafo cae en la sentimentalidad, los tonos sepia y las melodías de piano. Si no les parece poca hazaña, añadan esta muesca en el revólver de Jabois: dicho libro es una de esas exhibiciones de talento que a uno, que también pertenece al oficio de darle a la tecla, le inspiran tanta admiración como envidia. Y no de la sana, por supuesto.

Manu podría ir a parar a la estantería de los libros de memorias si no fuera porque aquí la vanidad brilla por su ausencia. Jabois relata el embarazo de Ana, su pareja, y la llegada de su pequeño al mundo con una gracia y una franqueza insólitas. "Yo sabía –escribe– que más que a un embarazo nos enfrentábamos a un enorme lugar común, que es propiamente el lugar común del embarazo".

Si el compromiso del periodista es contar la verdad, Jabois parece cumplirlo, aunque en estas páginas importe poco si todo lo descrito ocurrió así realmente. El dato tiene una importancia relativa. Al fin y al cabo, Manu no es una crónica destinada a la linotipia, sino literatura de la buena, con esa divisa que comparten el autor de esta obra y mi admirado Julio Camba. Me refiero al humor, claro: un desparpajo elegante, en apariencia espontáneo, resuelto sin caer en esa teatralización más o menos tosca que otros necesitan para hacernos sonreír.

A construir sus frases, el autor luce una brillantez y un encanto implacables. Para muestra, un botón: "Yo en realidad leía para hacerme vagamente el interesante y ella [Ana] ponía cara de pija porque le daba el sol de frente y no tenía otra que ponerse las rayban y apretar mucho la boca, como si se estuviese callando marcas de ropa"

Manuel Jabois apura la ironía porque sabe que ésta rebotará en el pensamiento de un lector inteligente. Por eso, cuando hurga en la realidad cotidiana de esos meses de embarazo, nos cuenta todo con confianza, sin ahorrarnos detalles, como quien habla a ese amigo que siempre nos perdona una llamada a las dos de la madrugada.

Hay una pregunta interesante. ¿Quién es el lector modelo de este libro? El propio Jabois lo dice en un determinado momento. "A veces –leemos– fantaseaba con escribir este pequeño libro. Con Ana embarazada en el sofá consumiendo series, yo me imaginaba escribiendo estas líneas, recorriendo en tiempo real el embarazo para dejarle un testimonio al niño".

Manu es, además de eso, una confidencia off the record en la que el autor nos confía, sin una pizca de jactancia, detalles bien curiosos de su flamante ingreso en la primera división periodística. En estos párrafos, el yo del periodista es puesto humildemente bajo el foco y no es difícil identificarse con él. El ingenio, una vez más, nos deja desarmados.

En manos de un escritor sin esa imaginación creadora, toda esta brega literaria a cuento de un embarazo y sus circunstancias hubiera sido un ejercicio poco original, pero estén seguros de que Manu merece la pena. Créanme, a la hora de relatar lo grande y lo pequeño, Jabois jamás falla un tiro.

Aún me queda espacio para anticiparles unas líneas de lo que les espera. Dudo mucho que alguien lea la siguiente cita y que no se afane en apurar lo que viene después:

"Al día siguiente de nacer mi hijo me quisieron echar del hospital. La escena fue dramática a ojos de las enfermeras y supongo que de Dios santo; el bebé no paraba de llorar, Ana se paseaba con él en brazos y sorbiéndose las lágrimas, desesperada al no poder darle el pecho, y en la única cama del pequeño cuarto yo dormía desnudo y feliz a pierna suelta. Testimonios posteriores aseguraron que roncaba. Es raro porque yo ronco pocas veces, si bien las elijo cuidadosamente."

Sinopsis

Siguiendo el camino trazado por Irse a Madrid, Manuel Jabois relata en esta historia el viaje sin retorno de la paternidad. Con un estilo singular y libre de etiquetas, Jabois describe a modo de dietario el último año de su vida: el embarazo de su mujer, el periodismo y los primeros encuentros con Madrid, la ciudad a la que dijo como el Rastignac de Balzac: «¡Ahora tú y yo, cara a cara!».

Manuel Jabois (Sanxenxo, Pontevedra, 1978) es periodista. Ha publicado Irse a Madrid y Grupo Salvaje.

Ficha editorial

Manu

Manuel Jabois

Logroño, mayo 2013

Primera edición

ISBN 978-84-15862-04-8

128 págs., 12x17 cms.

Encuadernación: rústica con solapas

PVP: 10,00€

Precio web: 9,50€

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Pepitas de Calabaza. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2007, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (TheCult.es), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las artes.

launicaperfil

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Imperativos electivos
    Escrito por
    Imperativos electivos En uno de mis diarios digitales, hablaba del poema If de Rudyard Kipling. Allí me refería de pasada a las ideas de Kipling como abanderado del Imperio Británico y a su caída en desgracia precisamente…
  • Progresos sexuales
    Escrito por
    Progresos sexuales Han ido apareciendo en algunos puntos de Europa unos prostíbulos que, en lugar de pupilas de carne y hueso, ofrecen a sus clientes una suerte de muñecas de materiales sintéticos. Tienen la consistencia, la temperatura,…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Lo que la ciencia no puede dar
    Lo que la ciencia no puede dar En 2002, científicos de la Universidad de Nueva York crearon un virus “artificial” de la polio a partir de la secuencia de su genoma publicada en Internet, usando ADN fabricado en máquinas automáticas.…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • La delgada línea roja
    Escrito por
    La delgada línea roja La delgada línea roja es una expresión que utilizó el periodista William Howard Russell cuando ejerció de corresponsal en la guerra de Crimea (1853-1856). Se refería a la defensa que hizo el 93º Regimiento de…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Il galantuomo Rolla
    Escrito por
    Il galantuomo Rolla De la obra firmada por Alessandro Rolla (1757-1841) son especialmente conocidos sus dúos para instrumentos de arco, que en un par de colecciones se ofrecieron en el sello Dynamic, en los CDs 252 y 371.…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • El retorno del buitre negro
    Escrito por
    El retorno del buitre negro El buitre negro (Aegypius monachus) es el ave más grande de España, y representa las amenazas que afectan a toda la avifauna ibérica al ser víctima del uso ilegal de cebos envenenados y de la…

etimologia