"Siete cuentos japoneses", de Junichiro Tanizaki

Junichiro Tanizaki (1886-1965), es el autor de esta colección de siete cuentos que la editorial Atalanta ha rescatado. Sus obras se caracterizan por la confrontación entre lo tradicional y lo moderno, en primer lugar, algo que es muy usual en los escritores japoneses de su tiempo. Y lo hace del mismo modo en que D. H. Lawrence contraponía en sus novelas y cuentos la civilización de la máquina y la tradición de la naturaleza, añadiéndole un elemento de pureza, de autenticidad, representado en el erotismo y la sensualidad.

Fue un observador de la vida que trasladaba aspectos de la suya propia a los libros, en la misma forma en que lo hacen todos los escritores. Así surgió Hay quien prefiere las ortigas, de 1929, en el que los conflictos matrimoniales, divorcio incluido, son un espejo de los suyos propios y que es considerada como su mejor obra. No falta en su narrativa la tradición estética japonesa más clásica, por ejemplo en novelas como Relato de un ciego, de 1931 y en Historia de Shunkin, de 1933.

Ayuda a entender el sentido de la obra de Tanizaki y al propio autor el prólogo detallado y complejo que abre esta edición, y que está a cargo de Ednodio Quintero, escritor y japonólogo venezolano nacido en 1947 en Las Mesitas (Trujillo, Venezuela).

Sutileza y fluidez son las dos condiciones que otorga a la narrativa de Tanizaki, siempre en el filo de la navaja entre lo ortodoxo y lo prohibido, explorando territorios que llegan más allá de la palabra en sí misma.

Ninguno de los cuentos es lo que parece. En todos ellos la superficie es solamente el manto, lo que recubre la esencia y esa esencia es igual en todos los lugares del mundo, en todos los seres humanos. Eternos dilemas morales que se pueden encontrar en los parajes más alejados. Mucho más cerca entre sí los hombres que cercanos son los continentes o las culturas que ellos representan.

El deseo es algo subversivo, la sensualidad es una condición de la existencia inimitable, la belleza aparece como un código con sus propias normas y, en suma, la constante dialéctica entre tradición y modernidad, son los pilares de la narración. Esos son los pilares de los relatos que se incluyen en esta edición: "El bufón", "El espía alemán", "Los dos novicios", "En el camino", "Los pies de Fumiko", "Nostalgia de mi madre" y "Los techos rojos".

La educación formal e informal que recibió Tanizaki aparece reflejada en su obra. Su familia, una de esas acomodadas que habitaban en Nihonbashi, el distrito comercial cercano a la bahía de Tokio, era muy tradicional y tenía la curiosa circunstancia de poseer una imprenta en la que se imprimían los ukiyo-e, ilustraciones de escenas de la vida cotidiana muy apreciadas por el público. De esta infancia feliz pasó a una situación de necesidad económica que vivió plenamente en la universidad, y entonces adquirió una existencia bohemia que terminó por llevarlo a la literatura.

Era un gran lector, amante extremo de la belleza femenina y de su efecto en los hombres, lleno de preocupaciones éticas y de empatía hacia los hombres como víctimas, plagado de obsesiones eróticas, algunas de ellas destructivas. Pero avanzó desde ahí hasta crear una escritura barroca, reiterativa y analítica en la que se desmenuzaban sentimientos, emociones, pensamientos, ideas y conductas, todo en un mosaico fino y, a la vez, lleno de bravura estilística.

Algunos de los personajes que inventó rozan la genialidad, como ese ingeniero de mediana edad locamente enamorado de una jovencísima y escandalosa chica, que responde al nombre de Joji y que aparece en su novela Naomi, de 1926, fecha considerada por los estudiosos como el inicio de la etapa más prolífica y perfecta de su trabajo.

Sinopsis

La refinada sensualidad, la subversiva idea del deseo, la sutil concepción de la belleza y el permanente contraste entre tradición y modernidad se condensan de forma proverbial en esta selección de relatos. En estos siete cuentos, elegidos entre una vasta producción y ordenados cronológicamente, el lector percibirá la evolución de la narrativa breve de Tanizaki, desde su fascinación inicial por Occidente a la exaltación de los valores de la tradición japonesa.

La diversidad del mundo narrativo de Tanizaki queda reflejada en relatos como «El bufón», un divertido retablo del Japón de los albores del siglo pasado. En «El espía alemán» podemos rastrear la experiencia del propio Junichiro y su encantamiento juvenil con lo extranjero sobre lo japonés. La espiritualidad que ilumina «Los dos novicios» supone un destello casi único entre los cuentos de Tanizaki, que muestra su versatilidad en «En el camino», un relato de corte detectivesco, o regresa a sus obsesiones eróticas en el cuento «Los pies de Fumiko», paradigma de la magistral capacidad del autor para cantar la belleza femenina. El edípico «Nostalgia de mi madre» y el aleccionador vodevil de «Los techos rojos» cierran esta selección, en la que Tanizaki demuestra una vez más por qué es uno de los grandes maestros de la literatura japonesa contemporánea, admirado por figuras como Yukio Mishima o Henry Miller.

Junichiro Tanizaki (Tokio, 1886-Yugawara, 1965) nació en una próspera familia de comerciantes, pero en 1894 llegarían la ruina, las deudas y una serie de humillaciones que marcarían al joven Junichiro y, con ello, la psicología de sus futuros personajes. De precoz vocación literaria y avidez lectora, estudió literatura japonesa en la Universidad Imperial de Tokio y se interesó por las letras occidentales. La temprana influencia de autores como Poe y Wilde se revela en cuentos como «El tatuador», de 1910, cuando empezó a escribir artículos periodísticos y piezas breves de narrativa, poesía, teatro y ensayo.

La primera etapa literaria de Tanizaki muestra esa fascinación por un Occidente al que no viajó nunca, pero desde 1926 y en su madurez regresaría a los temas y motivos del Japón tradicional: en 1933 publica su célebre ensayo El elogio de la sombra y en 1949 recibe el Premio Imperial de Literatura por La madre del capitán Shigemoto. Su obra La llave, una trasgresora correspondencia erótica, desató la polémica en 1956, y en 1964 fue el primer japonés en ser elegido miembro honorario de la American Academy of Arts and Letters, lo que confirmó a Tanizaki como puente literario y artístico fundamental del siglo XX entre Oriente y Occidente.

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos

Copyright de imágenes y sinopsis © Atalanta. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 3, 4) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • "Autobiografía" de Charles Darwin
    Escrito por
    "Autobiografía" de Charles Darwin La Autobiografía de Darwin está escrita para sus hijos. El autor se muestra contenido y ecuánime en sus opiniones acerca de los demás y de sí mismo, y parece revelar una integridad que otras veces…
  • Goethe en su crepúsculo
    Escrito por
    Goethe en su crepúsculo Es sabido que Goethe, poco antes de morir, mandó correr las cortinas para que entrara la luz. Quizá clamaba por las queridas luces del siglo XVIII, su siglo: moría en una Europa oscurecida por la restauración, en…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Genes, razas y racismo
    Genes, razas y racismo El tema de las razas humanas siempre levanta polémica. Y resurge periódicamente. En 1994 un libro llamado La curva de campana (The bell curve), del psicólogo Richard Herrnstein y el politólogo Charles Murray, ambos estadounidenses, causó gran revuelo…
  • El destino de Cristóbal Colón
    Escrito por
    El destino de Cristóbal Colón El 20 de mayo de 1506, moría Cristóbal Colón. Dicen quienes le conocieron que era alto y delgado. De nariz aguileña y ojos garzos, sus cabellos habían encanecido prematuramente. Cuentan que era afable con los…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Gubaidulina interroga al contrabajo
    Escrito por
    Gubaidulina interroga al contrabajo Muchas claves se pueden activar para entender el mundo de Sofía Gubaidulina. Como siempre ocurre con el arte verdadero, ninguna es exhaustiva. Las hay externas y no carecen de elocuencia. Se la vincula con la…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • La falacia de Loki y la evolución humana
    Escrito por
    La falacia de Loki y la evolución humana La figura de la izquierda muestra una representación típica de la evolución del ser humano. Todos hemos visto en diferentes medios, incluso en libros de texto, ilustraciones similares que muestran una progresión desde los monos…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC