"Tierras de ningún lugar", de Antonio Santos

Del mismo modo en que el tiempo va del pasado al futuro, las ilusiones más tenaces van prosperando en el imaginario colectivo, convenciéndonos de que la utopía puede adoptar muchas formas, aunque de momento no terminen de salirnos las cuentas y sigamos convencidos de que el ideal ‒ese ideal utópico‒ aún está muy lejano.

En un mundo sembrado de señales de prohibido el paso y de peligro, la utopía se presenta como un porvenir seguro y estable. Vendría a ser una cima cultural y también un salto en el comportamiento colectivo.

Esa aspiración a la felicidad, como ustedes saben, ha tenido su cauce en la literatura, en la pintura y en el pensamiento, pero hay otro territorio en el que también se ha expresado con naturalidad: la pantalla de cine.

Gracias a este magnífico libro de Antonio Santos, exploramos las conexiones entre el pensamiento utópico y las muchas realidades posibles que nos regala el cinematógrafo. Por su propia naturaleza, el séptimo arte se presenta como una idealización de la vida y de sus posibilidades alternativas. No es extraño, pues, que las utopías fílmicas abarquen un sinnúmero de fantasías, entelequias e ilusiones, que Santos que encarga de catalogar con escrúpulo filosófico y habilidad pedagógica.

Si interpretamos la utopía en su plano más inmediato ‒la consecución de eso que llamamos felicidad‒, está claro que esa aspiración tiene en el cine respuestas muy variadas. A cada una de estas alternativas le corresponde una ideología y un modelo social que el autor analiza con una moviola cerca, de forma que la historia de las utopías discurre aquí en paralelo a la evolución del cine.

La variedad de ejemplos que afloran a lo largo de la lectura resulta fascinante, e incluye tanto utopías como distopías: El bosque (M. Night Shyamalan, 2004), Más allá de los sueños (Vincent Ward, 1998), Tomorrowland (Brad Bird, 2015), Un hombre para la eternidad (Fred Zinnemann, 1966), Un lugar en el mundo (Adolfo Aristaráin, 1992), La fuga de Logan (Michael Anderson, 1976), La costa de los mosquitos (Peter Weir, 1986), Westworld: Almas de metal (Michael Crichton, 1973), Parque Jurásico (Steven Spielberg, 1993), Un mundo de fantasía (Mel Stuart, 1971), Horizontes perdidos (Frank Capra, 1937)...

Esos títulos, y muchos más, enriquecen una selección filmográfica que permite a su autor reflexionar sobre las posibilidades y las imposibilidades de cada utopía. En este sentido, el ensayo de Antonio Santos plantea un ejercicio intelectual ‒en todo momento riguroso y seductor‒ sobre esas sociedades ideales que, como proyectos paradisíacos, nos invitan a detener la historia. Soñar con ellas equivale a caer en la cuenta de una necesidad típicamente humana: escapar de la complejidad y de la incertidumbre.

Sinopsis

La presente obra se interroga sobre el fenómeno utópico y sobre la estela que ha dejado en el cine. Acuñado por Tomás Moro en 1516, el término "utopía" ha inspirado el arte, la literatura y la música occidentales de todo tiempo y lugar. El ensueño de la sociedad perfecta ha generado una poderosa fascinación sobre el imaginario colectivo, y esto justifica el interés que el cine ha mostrado por estos paisajes imaginarios, tanto en su vertiente positiva como en la negativa. A través de sus representaciones cinematográficas, este trabajo define el concepto de utopía y reconoce sus fronteras. Desde la República platónica hasta el Walden Dos de Skinner, y desde Shangri-La hasta Tomorrowland, el estudio aborda una completa historia de la utopía tal como ha sido modelada por el cine, pero asimismo traza una pequeña historia del cine a través de sus concepciones utópicas.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Cátedra. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como Cuadernos Hispanoamericanos, Album Letras-Artes y Scherzo.

Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte). 

Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos.

Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.

En 2006, fundó junto a Javier Sánchez Ventero la revista Thesauro Cultural (The Cult), un medio situado en la frontera entre la cultura, las ciencias y las nuevas tecnologías de la información.

Desde 2015, Thesauro Cultural sirve de plataforma a una iniciativa más amplia, conCiencia Cultural, concebida como una entidad sin ánimo de lucro que promueve el acercamiento entre las humanidades y el saber científico, tanto en el entorno educativo como en el conjunto de la sociedad.

logonegrolibros

  • Fantasmas argentinos
    Escrito por
    Fantasmas argentinos A partir de la década de 1930, cierta zona de la literatura argentina empieza a ser frecuentada por los fantasmas. No se trata de los fantasmas de la novela gótica ni de las apariciones de…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El mono lector
    El mono lector En su libro Los ojos de la mente (Anagrama, 2011), el magnífico escritor y neurólogo Oliver Sacks (1933-2015) plantea lo que denomina “el dilema de Wallace” (en referencia a Alfred Russell Wallace, que descubrió, independientemente de Charles Darwin, la…
  • Dos secretistas
    Escrito por
    Dos secretistas No es casual que los dos secretistas españoles fueran valenciano y turolense, respectivamente. Y digo que no es casual porque la vinculación de los reinos de Valencia y Aragón con los estados italianos viene de…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • ¡Somos demasiados!
    ¡Somos demasiados! Uno de los beneficios de la ciencia es que nos permite ser conscientes de problemas que de otro modo hubiéramos tardado mucho en descubrir. El agujero en la capa atmosférica de ozono, causado por los…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC