Miércoles, 21 Enero 2015 18:56

A Lucas, por fandangos Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Antonio Lucas tiene trazas de cantaor elegante, de poeta flamencólogo. Lleva la poesía, el Arte, en las habitaciones últimas de la sangre. Es joven y ya ha creado escuela, que sabe uno, intruso y picalagartos, que le admiran jóvenes talentos letraheridos de Cieza (hablo de Antonio Liberato), y hasta esas estudiantinas de Salamanca que quieren cambiar el mundo y que van de asamblea a asamblea pablemas envueltas en una minifalda sugestiva.

Su columnismo –el de Antonio Lucas– tiene nervio y tiene prosa, y un fondo zurdo que es lo que le va a esto del género total del periódico si no lo queremos dejar en mero floripondio lírico. Sus columnas, a veces, parecen labradas con el fuego gitano de la herrería, pero otras veces vienen imantadas por un estilo que, efectivamente, hace de la prosa otra cosa. Durante su infancia gateaba entre los maestros del duende y la musa, pues su padre, el gran Pepe Lucas, lo arrejuntó familiarmente en esa nómina de los genios que fueron o pasaron por el Café Gijón. Yo a Antonio Lucas lo conocí el primer día que llegué, con nombre cambiado, al Gijón; era una conferencia sobre Umbral y las nuevas generaciones , y supe gracias a Lucas que la admiración a Umbral puede estar, precisamente, en evitar el  calco.

Antonio Lucas, junto al autor, en el Café Gijón

Los textos de Lucas son gritos de sentido común en los que aparece el brochazo de Benedetti y esa sonoridad de la palabra que tiene el que cuadra maqueta con la muñeca del verso. Porque Lucas es Loewe y periodista (y una enciclopedia del cante, me cuentan), y esta doble condición –si no es la misma– lo dota de un halo que eleva el Periodismo español a algo distinto al mamotreto burocrático que se estila por otras partes del orbe plumilla. Sólo unos cuantos escogidos tienen su calidad de página en el reporterismo cultural, pero este texto va sobre el Lucas columnista (ya hablaremos del Lucas reportero), cabo suelto que se dirige a “a la peña” como esa inmensa minoría cabreada y leída que se bajó El País del sobaco por endogámico y que vio que con El Mundo –y con Lucas y cía.– había aire y talento más allá de Millás y Vicent.

Copyright © Jesús Nieto Jurado. Reservados todos los derechos.

Visto 5071 veces
Jesús Nieto Jurado

Columnista, escritor, actor de doblaje y crítico literario. Autor de la novela El año de la rubia y Contra los tontos por ciento. En la actualidad es columnista de EL MUNDO y crítico literario de EL CULTURAL. Premio Ateneo-Uma de Periodismo en 2013, ha organizado e impartido numerosas conferencias y talleres internacionales relacionados con el Periodismo y la Literatura.

Asesor de la Fundación Francisco Umbral, colabora con RTVE y con el histórico EL NORTE DE CASTILLA. Fue reconocido por la Universidad de Alta Alsacia como Conferencier invité. Actualmente imparte clases de Periodismo Literario en la escuela Nueva Narrativa Periodistica y es asesor de la Fundación Francisco Umbral.

jesusnietojurado.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • La simplificación digital
    Escrito por
    La simplificación digital Cualquier cosa que digamos acerca del mundo supone, necesariamente, una selección y es, por tanto, una simplificación. Si decimos: “Los filósofos ingleses se expresan con claridad”. Esta es una afirmación muy general y podemos preguntarnos…
  • Evita (1910-1952)
    Escrito por
    Evita (1910-1952) El 26 de julio de 1952 moría Eva Perón. Unas pomposas ceremonias funerales —diseñadas por Ignacio Pirovano, un señorito pasado al peronismo y que las había reproducido de las exequias del mariscal Foch, presenciadas, a…
  • Realidad y redes
    Realidad y redes Es común pensar que para hacer ciencia basta con observar sin prejuicios la realidad, recabar datos sobre ella y construir, mediante razonamientos lógicos, explicaciones —hipótesis— que le den sentido a lo observado. Luego,…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La infanta y el tití
    Escrito por
    La infanta y el tití A Catalina Micaela no parecían gustarle los animales tanto como a su hermana Isabel, pero transigió en dejarse retratar con ese pequeño tití. Ese monito enano que había llegado desde Portugal, uno más de los…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Romanticismo suizo
    Escrito por
    Romanticismo suizo Cenicienta del mundo germánico, Suiza da contadas e ilustres sorpresas a la cultura teutona. En el siglo XIX, los mayores prosistas de la lengua alemana, Conrad Ferdinand Mayer y Gottfried Keller, son suizos. Pasando al…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC