Martes, 04 Noviembre 2014 00:01

Lladó, coetáneo y dietarista Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Tiene el verbo florido, pulso de poeta y el ánima apátrida que se les pone a quienes escriben desde Barcelona, o Trieste, o Argel o Montevideo. Albert Lladó va lo mismo del pensamiento (va pensiero) al politiqueo, de Bécquer a la barretina diaria de su Cataluña, pero siempre, siempre, con el respeto sacrosanto al verbo y a la sintaxis.

Su libro La Fábrica (La Garúa, 2014) tiene mucho de lirismo en prosa y de realidades que queman. Es una recopilación de artículos, columnas, aforismos, pero es más. Lladó (Barcelona, 1980) tiene el sostén memorialista de una generación que tiró hacia la poesía cuando el ladrillo visto y el extrarradio pedían otros futuros, quizás más prosaicos.

Digo que es una colección de columnas, de textos extraídos de esa bitácora viva que es el Periodismo personal; pero digo que es, también, un tratado de humanismo de un hombre de su tiempo que se nos abre en canal. Albert Lladó escribe desde una Cataluña sin estridencias a la que enfrenta al espejo del sentido común. En el imaginario de Albert Lladó se intercalan Ortega y Camus, Azaña y Gómez de la Serna; hasta Ibsen y Delibes en incesante debatir. En su escritura está el urbanita apasionado que desconfía que de la acidez de los principios inmutables, pero su verbo encarna en melancólica cadencia ese pesimismo gélido del escribidor: "la prosa es un fracaso de brocha gorda".

El pesimismo de Lladó es tolerable y lúcido, lo que no le impide mostrar una confianza algo escondida en la Humanidad: esa Humanidad que aguarda la nada en los aeropuertos, o la misma Humanidad que bien sabe Lladó diseccionar en un café de Bucarest o en una pagoda del Sur de Asia o en el bullicio de Corrientes (BS).

Y Lladó se moja, claro; periodista cultural de La Vanguardia, conoce de primera las falacias y las medias verdades de la bipolaridad que un día enriqueció a Barcelona. Para este columnista joven, llamado a la gloria de la contraportada diaria, la política, en este caso la catalana, "se mete sin avisar en los portales de lo cotidiano, reivindica su pasillo, y ya se ha acabado de esconder bajo la moqueta el falso dilema de la bolsa o la vida".

Lladó, insistimos, lleva dentro la música del castellano (también lo suele bordar en catalán) y su libro acaba devorando gratamente al lector, pues es un dietario vivo, ancho en geografías, muy lejos del sobrevalorado mamotreto de su paisano Josep Pla, El cuaderno gris. Quiere decirse que Albert Lladó ha venido a este oficio de matarse las metáforas en los periódicos con la vocación y el magisterio de quien hunde tecla para "comunicar algo que, en esencia, es intransferible". Todo sea que la escritura, esta errada profesión de nos, es "una botella llena de agujeros por los que se derrama el líquido oro de la memoria".

Brillante.

Copyright © Jesús Nieto Jurado. Reservados todos los derechos.

Fotografía cedida por el autor.

Visto 4485 veces
Jesús Nieto Jurado

Columnista, escritor, actor de doblaje y crítico literario. Autor de la novela El año de la rubia y Contra los tontos por ciento. En la actualidad es columnista de EL MUNDO y crítico literario de EL CULTURAL. Premio Ateneo-Uma de Periodismo en 2013, ha organizado e impartido numerosas conferencias y talleres internacionales relacionados con el Periodismo y la Literatura.

Asesor de la Fundación Francisco Umbral, colabora con RTVE y con el histórico EL NORTE DE CASTILLA. Fue reconocido por la Universidad de Alta Alsacia como Conferencier invité. Actualmente imparte clases de Periodismo Literario en la escuela Nueva Narrativa Periodistica y es asesor de la Fundación Francisco Umbral.

jesusnietojurado.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Animales políticos
    Escrito por
    Animales políticos “La naturaleza arrastra instintivamente, a todos los hombres a la asociación política. El primero que la instituyó hizo un inmenso servicio porque el hombre, que cuando ha alcanzado toda la perfección posible es el primero…
  • Giuseppe Tomasi Di Lampedusa (1896–1957)
    Escrito por
    Giuseppe Tomasi Di Lampedusa (1896–1957) Hay parecidos de familia entre Falla y Lampedusa, dos hombres del Sur atraídos por las civilizaciones del Norte, dos lugareños con cultura cosmopolita, dos ascetas con un imaginario caliente, dos creadores que, desde el subdesarrollo,…
  • Grandes tramposos de la ciencia
    Escrito por
    Grandes tramposos de la ciencia Suicidios, humillaciones, fraudes, sabotajes y chantajes. Los investigadores han recurrido a todo tipo de mañas y mentiras para obtener el reconocimiento de sus colegas. La presión ha llevado a biólogos, paleontólogos y físicos…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La lógica del destino
    Escrito por
    La lógica del destino Decía Rainer Maria Rilke en agosto de 1904: "Se aprenderá también a reconocer poco a poco que lo que llamamos destino pasa de dentro de los hombres a fuera, y no desde fuera hacia dentro.…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "Crossings" (1972), de Herbie Hancock
    Escrito por
    "Crossings" (1972), de Herbie Hancock El año pasado, pasé cierto tiempo revisando las grabaciones incluidas en Herbie Hancock: The Complete Columbia Albums Collection 1972-1988 (Legacy Recordings, 2013). Compré esa colección con la esperanza de que hubiera algunas gemas desconocidas, posteriores…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • La falacia de Loki y la evolución humana
    Escrito por
    La falacia de Loki y la evolución humana La figura de la izquierda muestra una representación típica de la evolución del ser humano. Todos hemos visto en diferentes medios, incluso en libros de texto, ilustraciones similares que muestran una progresión desde los monos…