Paganini y sus cuerdas

Paganini fue un músico de cuerdas. Frotadas, punteadas, pellizcadas, pulsadas, pero siempre tensas y vibrantes. No es casual que haya reunido, en numerosas ocasiones, al violín con la guitarra.

En el compacto que motiva estas líneas se aprecian sus distintos registros en tal combinación: una buena serie de sonatas, el consabido Perpetuum mobile que sirve con frecuencia de propina electrizante a los violinistas, y un estreno discográfico, la curiosa pieza descriptiva Entrada de Adonis en el reino de Venus, suerte de cortejo barroco de bolsillo para probar, una vez más, la pericia paganinesca en materia de cordajes.

Las sonatas son movimientos de tales, con una sección cantable que suele demostrar el incansable estro melódico del autor, y otra rápida, brillante y de cierta traca.

El sonido redondo de la guitarra y el afilado del violín se emparejan de maravilla, como la femineidad y la virilidad, juntas al menos durante un rato de música.

El escucha moderno, además, puede imaginar cómo sonaba el arte del cremonés, a quien nunca oiremos. Se sabe que escribía, en buena medida, para su propio repertorio de virtuoso y que, tal vez, había negociado sus cualidades con el mismo Satanás. Pero ¿alguien ha oído alguna vez el violín del Diablo? ¿No será Mefisto un invento sonoro de Paganini?

Disco recomendado: N. PAGANINI: Obras para violín y guitarra (Entrata d’Adone; Seis sonatas op.9; Seis sonatas op.10) / L.A. Bianchi, violín. M. Preda, guitarra / DYNAMIC / Ref.: CDS 411 (1 CD) D2

Copyright © Blas Matamoro. Imágenes y notas informativas extraídas de diverdi.com. Este artículo se publica en The Cult por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador admirado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint-Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015) y Alejo Carpentier y la música (2018).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. En 2018 fue galardonado con el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras a la Mejor Obra de Ensayo del trienio 2015-2017, por Con ritmo de tango. Un diccionario personal de la Argentina.

DECLINACION

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Shakespeare y la novela histórica
    Escrito por
    Shakespeare y la novela histórica Shakespeare no era muy riguroso cuando sus obras transcurrían en otras épocas o en otros lugares y podía situar un puerto en Milán  o describir una Roma que resultaba poco romana, al menos a los…
  • Pla lee a Montaigne
    Escrito por
    Pla lee a Montaigne «No me canso de leer los Ensayos de Montaigne» –escribe Pla en El quadern gris– «Paso con ellos horas enteras, de noche, en la cama. Me producen un efecto plácido, sedante, me dan un delicioso…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Traficantes subterráneos
    Traficantes subterráneos La ciencia siempre sorprende. Una y otra vez, lo que se creía bien sabido resulta erróneo o incompleto. Algo “que todos saben” es que las plantas producen su propio alimento por fotosíntesis, usando…

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Stanislaw Moniuszko va a misa
    Escrito por
    Stanislaw Moniuszko va a misa Es conocida la dedicación de Moniuszko a la liturgia católica. Su catálogo recoge siete series de estas estructuras. Las tres que integran la presente grabación pertenecen a la última etapa de su vida activa (1870-1872),…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia