graciasportadadefesq

Nacho Vigalondo es un director muy conocido en ciertos círculos, y goza de una considerable popularidad más allá de nuestras fronteras por sus películas ‒en especial, por Los cronocrímenes (2007)‒. Además, es toda una estrella en las redes sociales españolas. Pese a todo ello, su cine nunca ha funcionado bien en taquilla y sigue siendo un desconocido para el público general.

Lo mejor de la nueva película de Christopher Nolan no es lo que está ocurriendo en su relato sino las imágenes que nos deja en la retina. Ahí es donde encuentra sentido esta superproducción de tesis, poco confortable para quienes disfrutaron con Guardianes de la Galaxia y esperan aquí otro divertido viaje más allá de la vía láctea.

Crítica de "Los miserables" (2012)

Cuando algunos ya pensaban que el cine de gran espectáculo es hoy tan monótono como la cinta transportadora de un aeropuerto, Tom Hooper nos sorprende con una versión vibrante, romántica y grandiosa de un musical que lleva décadas triunfando en Broadway y el West End.



El diablo viste de Prada está basada en el bestseller homónimo de Lauren Weisberger, que estuvo durante seis meses en la lista de éxitos de The New York Times y que se ha traducido a 27 idiomas.



"Para mí –dice Ang Lee–, Brokeback Mountain es única, es una gran historia de amor americana y universal".



Director de cine comercial de todo pelaje, Edward Zwick presenta esta comedia romántica que se sitúa por encima de la media de las recientes películas pertenecientes a ese maltratado género. Medicinas, picaresca, sexo y buena química entre sus protagonistas, Jake Gyllenhaal y Anne Hathaway.



Una de las pocas alegrías cinematográficas que nos concede el verano es el estreno de ese tipo de películas familiares que, desde sus títulos de crédito, preparan al público para disfrutar.


El director de Superagente 86 de película (Get Smart) es Peter Segal, un realizador que conoce al dedillo las recetas de la comedia moderna y las aplica con una constante frescura.