Trestesauros500

A Todd Haynes hay que agradecerle, además de sus excelentes dotes como director, su amor sin complejos por el melodrama clásico, una afición casi punk en estos tiempos de cinismo y agresividad. No es que su películas sean blandas o edulcoradas, pero sí que recurren a personajes y situaciones que van, emocional y artísticamente, un poco más allá del drama realista. Es algo que también le ocurre a nuestro Pedro Almodóvar, sin que los films de ambos cineastas se parezcan demasiado.

Crítica de "La invención de Hugo"



Antes o después, era evidente que el libro de Brian Selznick La invención de Hugo Cabret (The Invention of Hugo Cabret) iba a ser llevado al cine. Lo singular del caso es que sea Martin Scorsese, a las órdenes de un fabuloso reparto, el encargado de traducir a imágenes la fantasía de Selznick.



Una fabulosa y apasionada carta de amor al cine y a su conservación, enmarcada en las intensas aventuras de dos huérfanos en el París de los años 30. Apasionado alegato en favor de la conservación del cine, envuelto en una imaginativa historia infantil de intrigas y aventuras, La invención de Hugo compagina los primeros tiempos del cine con la tecnología cinematográfica más actual.

 
El autor de La invención de Hugo Cabret es Brian Selznick, cuya condición de diseñador es algo evidente en este homenaje literario a George Méliès y a los ambientes de la belle epoque.