graciasportadadefesq

Si lo mejor que se puede decir a día de hoy de una película es que desconcierta y rompe las expectativas del espectador, entonces La cordillera es todo un triunfo.

La Sagrada Trilogía Slateriana

Nunca ha sido una gran estrella, y ha tenido la costumbre de alternar papeles secundarios, protagonistas, producciones de grandes estudios, series B o televisión sin que se le cayeran los anillos por ello, pero no deja de resultar un poco frustrante ver cómo Christian Slater ha ido sumergiéndose sin remisión en la serie Z, con filmes como el Alone in the darkness del inefable Dr. Boll o aquella secuela videográfica de El hombre sin sombra.

Amor a quemarropa, de Tony Scott

I eat the pussy, I eat the butt, I eat every motherfuckin' thang.