graciasportadadefesq

Hay que admitirlo: Wes Anderson es un cineasta tan personal que, quizá sin proponérselo, parece que en todos sus proyectos persigue una originalidad desatada. Incluso cuando esa extrañeza parece excesiva, se puede disculpar su actitud al intuir que, en buena medida, es sincera. En otras palabras, Anderson domina un estilo ‒definido por el tono, la meticulosa puesta en escena, la paleta de colores y el tejido de relaciones interpersonales‒ que ya le sirve de firma, y que nos permite observar toda su filmografía como si fuera una estructura orgánica y unitaria.

Mildred Hayes, el personaje maravillosamente interpretado por Frances McDormand, camina sobre las olas del odio y del dolor con la misma dignidad y sutileza que lo hacía el William Munny de Sin perdón (1992). A su manera, es una heroína de western, pero el guionista y realizador Martin McDonagh ha sabido ubicarla en una trama en la cual se entremezclan la comedia negra, el thriller y el drama sureño.

"Sangre fácil" (1984)



Una película de culto; una obra maestra del género en una nueva versión reeditada, cuatro minutos más corta, con el sonido completamente remasterizado en Dolby Digital 5.1 y con nuevos temas musicales añadidos a la banda sonora original.