graciasportadadefesq

Doctor Kafka

Gustav Janouch (1903–1968) tuvo una existencia más bien kafkiana: su padre se suicidó, él participó en la Resistencia y fue encarcelado por sus compañeros comunistas, quedó viudo y su hija murió en plena niñez.

"Milena", de Margarete Buber-Neumann

Imposible decir si en los dos breves encuentros de Franz Kafka y Milena estalló el aleteo que distingue la atracción entre hombres y mujeres. Sus cartas parecen indicar que entre ellos había un lazo más fuerte que la propia contingencia de la vida, pero también nos dicen que ninguno de los dos supo luchar por lo que amaban, o no lograron saber lo que querían o no pudieron huir de ellos mismos.

Escribir, escribió un fantasma: Escribir significa, escribió un fantasma que conoció a Kafka: Escribir significa quedarse al descubierto, escribió un fantasma que conoció a Kafka y le escribió en una carta: escribir significa quedarse al descubierto ante los fantasmas que esperan ávidos.

Torneo de Prestidigitación

Kafka escribió que las sirenas poseían un arma aún más terrible que el canto: el silencio.

"Cartas a Milena", de Frank Kafka

Conocer a los escritores, a los artistas en general, por su epistolario es un ejercicio fantástico. Descubres, en la vida cotidiana, en la expresión de los sentimientos, en su desempeño diario, un arsenal de cosas que el arte oculta, que la literatura enmascara.

Los escritores y la guerra

Con el centenario de la guerra mundial proliferaron los libros y artículos sobre diversos temas, especialmente los colaterales. Uno de ellos fue el de los escritores y el conflicto. Frondosa fue la literatura generada por el hecho, fuera en obras donde se señalaban sus atrocidades –Barbusse, Martin Du Gard, Remarque– o donde se ensalzaban las virtudes de los combatientes y la grandeza de la patria vencedora o derrotada, en este caso, toda la Frontlitteratur alemana. Reflexiones a pie de las batallas tampoco faltaron, según vemos en los diarios de Stefan Zweig y en Consideraciones de un apolítico de Thomas Mann, una elegía indirecta por la Alemania guillermina.

 
Conversaciones con Kafka, Gustav Janouch, traducción de Rosa Sala, Destino, Barcelona, 1997, 350 págs.

"K.", de Roberto Calasso

La obra de Kafka sigue mereciendo lecturas. Por mejor decir: desciframientos. Calasso sostiene que Kafka resiste a cualquiera de ellos, pero no se priva de añadir los suyos propios.

"El proceso", de Franz Kafka

Una mañana cualquiera, Josef K., joven empleado de un banco, se despierta en la pensión donde reside con la extraña visita de unos hombres que le comunican que está detenido –aunque por el momento seguirá libre–. Le informan de que se ha iniciado un proceso contra él, y le aseguran que conocerá los cargos a su debido tiempo.

"El castillo", de Franz Kafka

El castillo es considerada por muchos especialistas de la obra kafkiana como la cúspide literaria del escritor praguense, debido tanto a su complejidad estructural y a su madurez simbólica y metafórica, como a la densidad intelectual de los motivos que la forman.