graciasportadadefesq

El celebrado videojuego Grim Fandango (1997), el cortometraje Hasta los huesos (René Castillo, 2001) y el film El libro de la vida (Jorge R. Gutiérrez, 2014) son obras animadas que nos han transportado al “más allá” basándose en la iconografía del Día de Muertos mexicano. Ahora, Disney y Pixar aportan su granito de arena en un film que, dados los citados precedentes, carece de esa originalidad con la que nos han sorprendido a lo largo de los años los responsables de Toy Story, WALL-E o Up.



El tímido e introvertido Stephane (Gael García Bernal) tiene un aburrido puesto de trabajo en una pequeña oficina. Un día conoce a su vecina, Stephanie (Charlotte Gainsbourg) que inicialmente le confunde con un empleado de mudanzas, y él, demasiado tímido para sacarla del error, debe fingir que no vive al lado para que la nueva amistad continúe creciendo.



Rodada en el transcurso de un año en tres continentes, protagonizada por un reparto multilingüe encabezado por Brad Pitt, Cate Blanchett, Gael García Bernal, Kôji Yakusho, Adriana Barraza y Rinko Kikuchi, además de actores no profesionales procedentes de Marruecos, México y Japón, la película ha acabado siendo, para todos los que han participado en ella, un viaje físico y psicológico muy parecido al que realizan los personajes. El film cuenta la historia de unas personas a la deriva por las barreras culturales y la imposición de las fronteras, pero el director y su equipo se enfrentaron a estos problemas meses antes de que empezara el rodaje.

También la lluvia, la nueva película de Iciar Bollaín con guión del escocés Paul Laverty habla, en palabras de la directora, “de resistencia y de amistad. Es un viaje personal. El relato de una aventura que los protagonistas emprenden sin sospechar el final y que nos trae el pasado al presente”.