graciasportadadefesq

Yo estudié italiano en el Istituto Italiano di Cultura de Madrid. Fue durante los primeros años de mi tesis doctoral, cuando no hacía nada más que encontrarme italianos en todos los documentos que leía. Así que, pensé, en algún momento tendré que viajar a Nápoles (lugar de origen mayoritario de todos mis alquimistas y destiladores) y algo de italiano habré de chapurrear.

Ciencia contra magia

En el primer capítulo de esta brevísima introducción a la magia, me referí a los componentes científicos de la magia (La ciencia de la magia) o, si se prefiere, a los rasgos que se pueden detectar en la magia y en artes como la alquimia y la astrología que coinciden con la manera de descifrar la naturaleza que empleará la futura ciencia.

Desde que, allá por la década de 1960, Francis Yates publicara sus primeros ensayos sobre Giordano Bruno, despreciado no sólo en vida sino durante los siglos posteriores, el mundo académico ha asistido a un creciente interés por una figura cuyo pensamiento sólo ahora, a la luz de las nuevas formas en que se presenta la realidad a científicos y filósofos, es posible comenzar a abordar con sentido.