Trestesauros500

"Lo que Maisie sabía", de Henry James

Lo que Maisie sabía y En la jaula, dos de sus mejores relatos, ponen de manifiesto todas las cualidades narrativas de Henry James, descubriéndole como el agudo observador de los aspectos más tragicómicos de la existencia humana, el supremo cultivador de la más fina y sutil ironía británica, el narrador de complejas tramas hiladas con una prosa a la vez barroca y transparente; en definitiva: un manjar para los epicúreos literarios.

"Los papeles de Aspern", de Henry James

Publicado en 1888, Los papeles de Aspern parte de un hecho real. Un año antes, Henry James se había instalado en Florencia, donde trabó relación con la condesa Gamba. Entre las posesiones de la condesa figuraba la correspondencia escandalosa que Lord Byron con su amada Teresa Guiccioli, tía del conde Gamba. De la frustración de James por no tener acceso a esas cartas surge este relato excepcional.

"Las alas de la paloma", de Henry James

Considerada la obra maestra de Henry James, esta novela transcurre en Londres y en Venecia.

El altar de los muertos (llevada al cine por François Truffaut en 1977 bajo el título de La habitación verde) constituye una de las cimas del relato breve de todos los tiempos.

"13 cuentos de fantasmas", de Henry James

13 cuentos de fantasmas reúne los más destacados relatos de Henry James pertenecientes al género de la ghost story.

Decía Borges que: «Desde el principio, Henry James no ignoró que era un espectador, no un actor de la vida. A lo largo de su obra comprobamos que fue un espectador sutil e inventivo».

"La copa dorada", de Henry James

Adam Verver, un rico viudo norteamericano retirado de los negocios, recorre Europa con su hija Maggie comprando y coleccionando antigüedades.

"Otra vuelta de tuerca", de Henry James

Henry James dictó a su mecanógrafo esta novela entre septiembre y diciembre de 1897. La idea proviene de una conversación con el arzobispo de Canterbury, Edward White Benson, quien relató a James la historia de dos niños atormentados por los espectros de sus antiguos criados.

"Washington Square", de Henry James

En un tiempo en que las mujeres de la buena sociedad se sentían presionadas por la necesidad de hacer un buen matrimonio, de tener éxito social, Catherine Sloper no es una víctima de su falta de atractivos físicos o de su escasa brillantez de ingenio.

"La señora Osmond", de John Banville

Es un atrevido ejercicio literario tomar una obra maestra y construir una secuela. En el cine esto nunca suele traer buenas noticias, salvo que hablemos de El Padrino, cuya segunda entrega no desmerece de la primera (hay gente que la prefiere) e, incluso, la tercera podría ser considerada obra maestra si se analizara aparte.