Trestesauros500

En Las puertitas del señor López (1979), Carlos Trillo y Horacio Altuna habían presentado a un apocado oficinista, abusado y acosado laboral y emocionalmente, cuya única escapatoria consistía en atravesar la puerta del lavabo –cualquier lavabo– y refugiarse en un mundo imaginario en el que unas veces encontraba consuelo, otras veces perspectivas diferentes sobre su propia situación en el mundo real, y otras una mera prolongación de sus problemas y frustraciones.

La de periodista es una profesión de resonancias casi míticas. Los mismos profesionales del gremio se han encargado de revestir a su tarea de un aura heroica, invocando las hazañas de intrépidos reporteros de guerra o investigación. El cómic ha sido especialmente proclive a elegir a periodistas como protagonistas de las más inverosímiles aventuras. La lista de reporteros-viajeros en el mundo de las viñetas es largo e ilustre: Tintín, Brenda Starr, Spirou, Taxi, Frank Cappa, Johnny Focus, Ernie Pike…

"Chances" (1986), de Horacio Altuna

Un consejo: si estás deprimido, no leas este comic. Porque siendo como es una excelente historia de CF, es también una obra que llena de desazón. Y es que si las historias anteriores de Horacio Altuna relacionadas con este género dejaban cierto espacio para la ternura (El último recreo) o el humor (Ficcionario), en los seis capítulos en que se divide Chances no hay resquicio alguno para la esperanza o el alivio.

"Ficcionario" (1983), de Horacio Altuna

Horacio Altuna se estableció en España en 1982, fijando su residencia en Sitges. Es entonces cuando el dibujante argentino se convierte también en guionista. Por una parte, continuar la colaboración con su socio creativo habitual desde hacía años, Carlos Trillo (El último recreo), que se había quedado en Argentina, resultaba complicada en una época en la que no existía internet; ambos autores acostumbraban a discutir y construir sus guiones juntos y esto ya no era posible. A ello se añadía su deseo de dar un paso adelante profesionalmente ilustrando sus propias historias.

En abril de 1982, el historietista de origen argentino Horacio Altuna deja su país para establecerse en España. Hastiado de la situación política de Argentina y con un sólido bagaje artístico a sus espaldas, no tuvo problema en encontrar acomodo en la editorial Toutain, uno de los pilares de la edición del cómic en España en aquellos años. Su primer trabajo para esa casa fue El último recreo, serializado entre 1983 y 1984 en la revista especializada en ciencia-ficción 1984.

"Charlie Moon", de Horacio Altuna

Charlie Moon es un niño en tránsito a la madurez, un adolescente enfrentado a situaciones cotidianas que poco a poco le ayudan a descorrer el velo de la edad adulta.

"Tragaperras", de Horacio Altuna

Horacio Altuna, de nuevo junto al guionista Carlos Trillo, nos presenta Tragaperras, que constituye ahora el cuarto número de esta colección que Planeta DeAgostini Cómics dedica a su particular genio.

El Sr. López es un empleaducho cualquiera, bajito, feo y sin carácter, que vive bajo el yugo opresor de la arpía que es su mujer.