Trestesauros500

En ciencia ficción, el concepto de alienígena, como el de robot, tiene muchas más aproximaciones que las de mera especie conquistadora o conquistada. Además de extraterrestres invasores, existen también extraterrestres residentes, amistosos pero no por ello menos problemáticos.

Hay una lentitud cansada en la película, un ritmo sostenido pero lleno de silencios forzosos. Es como si la respiración se detuviera en aquellos pasajes que más encogen el alma, como si no pudiéramos con la vida a veces.

Es muy interesante la ilustración que Norman Jewison propone para el siglo XXI en Rollerball (1975). No en vano, el argumento reposa en la idea de un futuro en el que adquiere importancia un pasatiempo bastante perverso.

Durante los años ochenta, Hollywood intentó resucitar el estilo de las viejas comedias de teléfonos blancos, inmortalizadas por intérpretes como Cary Grant. Bésame y esfúmate fue un fallido intento de recuperar ese espíritu de los clásicos.