graciasportadadefesq

Un tipo pasa un fin de semana en la montaña con la Santísima Trinidad. Sí, ese el argumento de la película, uno de esos planteamientos que se toman o se dejan, pero que Son lo que Son (parafraseando al Creador).



El director Marc Forster estaba buscando una historia que tuviera algo de magia. Y en ese momento el productor nominado a los Oscar Richard Gladstein le envió el guión de David Magee para Descubriendo Nunca Jamás.