graciasportadadefesq

El crítico de El País, Miguel Ángel Palomo, la definió así: “Sólo una comedia, a ratos divertida, a ratos irritante”. Es la única crítica negativa que le he encontrado. Aunque quizá no sea algo malo ser “sólo una comedia”. Con o sin tilde diacrítica, que la RAE ha modificado la cosa hace poco tiempo.

¿Quién no querría sentirse amado tal y como somos?



Cold Mountain, la primera novela de Charles Frazier, una historia sobre un soldado en busca de su hogar y su amada en los últimos días de la Guerra Secesión, se convirtió en un éxito arrollador en cuanto se publicó en 1997.

"Miss Potter" (Chris Noonan, 2006)



Cuando el director Chris Noonan pronunció por primera vez la palabra “¡Acción!” durante el rodaje de Miss Potter, que comenzó el 7 de marzo de 2006, Renée Zellweger se transformó en la emblemática escritora inglesa Beatrix Potter, un papel que ha logrado hacer excepcionalmente suyo.



Jim Braddock resurgió de las tinieblas y se convirtió en un héroe familiar en la década de los años 30, pero con el paso de los años, su admirable historia fue cayendo en el olvido.



Más allá de otras e importantes razones estéticas, pienso que Leatherheads (Ella es el partido) merece todos los elogios por atreverse a revivir un género, el de la screwball comedy o comedia loca, que en los años treinta y cuarenta nos convenció de que el humor, el romance sofisticado y la inteligencia podían seducirnos por igual.