Trestesauros500

La lucha por no engañarnos

El gran físico y premio Nobel Richard Feynman dijo alguna vez que “El primer principio [de la ciencia] es no engañarte a ti mismo… y tú eres la persona más fácil de engañar”.

La filosofía de la ciencia

Alguien puede ser científico, incluso un buen científico, y no entender cómo funciona la ciencia y el método científico, o ignorar cuáles son sus bases filosóficas y racionales. Es lógico, porque tampoco los bancarios o los banqueros conocen siempre cómo funciona la economía. Ahora bien, en una discusión que pretende ser, no ya científica pero sí al menos racional, hay que saber qué es lo que se puede demostrar y qué es lo que no se puede demostrar.

En 1988, tras el éxito de ¿Está usted de broma, Sr. Feynman?, Ralph Leighton editó este nuevo libro, en el que también se reproducen los recuerdos que el físico Richard P. Feynman le confió en una larga serie de conversaciones grabadas. Como sucedía en su precedente, ¿Qué te importa lo que piensen los demás? es, al mismo tiempo, un libro de divulgación ‒a distancia astronómica de cualquier pedantería‒, un anecdotario rutilante y unas memorias llenas de revelaciones.

El placer de leer ‒o escuchar‒ a Richard P. Feynman se diferencia del que proporcionan otros científicos en la medida en que el humor, la heterodoxia y la inteligencia ocupan, en su caso, un espacio equiparable. A diferencia de otros sabios poco dotados para las relaciones públicas, él supo teñir de simpatía cada una de sus apariciones, convirtiendo esa cualidad en un rasgo de estilo que, por otro lado, jamás le restó profundidad a su discurso.